jueves, 20 de septiembre de 2018

Viaje a Vietnam (VII). La isla de Phu Quoc

La isla de Phu Quoc es, probablemente, el mejor lugar de playas en Vietnam. Una buena parte de la promoción turística de las autoridades locales la enfocan a ello y además, el gobierno central, da la facilidad de permanecer en dicha isla hasta 15 días sin necesidad de visado alguno,  para el caso de los españoles (siempre y cuando no se entre en la parte continental de Vietnam a posteriori o anteriormente en dicho viaje, ya que en ese caso, se requeriría un visado). 

Lógicamente, no tiene sentido permanecer tanto tiempo en dicha isla (de una superficie de 572 kilómetros cuadrados) pero si perfectamente, estar entre cuatro y siete días y disfrutar de la belleza de esta isla, simbiosis de una perfecta combinación de naturaleza y de tradiciones y gastronomía de Vietnam.


viernes, 14 de septiembre de 2018

Viaje a Vietnam (VI). Ho Chi Minh City.

Ho Chi Minh, llamada antiguamente Saigón aunque muchos lugareños sigan usando aún este nombre, es la capital financiera y económica de Vietnam.

Cuanto menos es curioso que en este país, a cada ciudad principal se le asocie a un sector y en este caso, como hemos indicado, la urbe que nos atañe hoy es donde se deciden las grandes decisiones económicas y empresariales de esta nación.

Lógicamente ello conlleva, en la gran mayoría de las ciudades que tienen esta peculiaridad, de una arquitectura caracterizada en rascacielos pero pese a esta gran proliferación de grandes edificios, la ciudad de Ho Chi Minh (sus siglas HCMC también suelen usarse para referenciarse a ella y que usaremos en este blog), hay muchos lugares con encanto e historia. Una historia que, ineludiblemente, está ligada a la Guerra del Vietnam ya que esta ciudad, Saigón en aquel entonces, fue la capital de Vietnam del Sur, la parte aliada de los Estados Unidos.

viernes, 7 de septiembre de 2018

Viaje a Vietnam (V). Hoi An.

Si la bahía de Ha Long es el referente en Vietnam en naturaleza, no cabe duda que Hoi An lo es en arquitectura y cultura. Un viaje a este país sin visitar esta hermosa ciudad, no tendría sentido. El paso por esta urbe de franceses, chinos, japoneses, etc. ha dejado un legado histórico que lo ha hecho merecedor, con toda justicia, de ser Patrimonio de la Humanidad.

La visita a Hoi An, hay que tomársela relajadamente para ver toda la belleza que hay en sus calles y como colofón al final de cada día, ser testigo de la hermosura de sus faroles durante la noche. Su mercadillo nocturno, que se realiza todas las noches desde hace unos años ha sido, sin duda, el espaldarazo final para convertir este destino en mágico.

Es cierto que, desgraciadamente, cada vez asisten más turistas pero no obstante, si se sale un poco de las calles más concurridas, se puede disfrutar de una cierta soledad. Asimismo, como una gran parte del turismo de grupo, se alojan en la ciudad de Da Nang, por la noche ya baja notablemente la asistencia de visitantes.