viernes, 7 de septiembre de 2018

Viaje a Vietnam (V). Hoi An.

Si la bahía de Ha Long es el referente en Vietnam en naturaleza, no cabe duda que Hoi An lo es en arquitectura y cultura. Un viaje a este país sin visitar esta hermosa ciudad, no tendría sentido. El paso por esta urbe de franceses, chinos, japoneses, etc. ha dejado un legado histórico que lo ha hecho merecedor, con toda justicia, de ser Patrimonio de la Humanidad.

La visita a Hoi An, hay que tomársela relajadamente para ver toda la belleza que hay en sus calles y como colofón al final de cada día, ser testigo de la hermosura de sus faroles durante la noche. Su mercadillo nocturno, que se realiza todas las noches desde hace unos años ha sido, sin duda, el espaldarazo final para convertir este destino en mágico.

Es cierto que, desgraciadamente, cada vez asisten más turistas pero no obstante, si se sale un poco de las calles más concurridas, se puede disfrutar de una cierta soledad. Asimismo, como una gran parte del turismo de grupo, se alojan en la ciudad de Da Nang, por la noche ya baja notablemente la asistencia de visitantes.


COMO LLEGAR A HOI AN

En lo referente a transportes, no hay aeropuerto ni estación de trenes en Hoi An. Todo pasa por la ciudad de Da Nang, una de las más prósperas y grandes de Vietnam, situada aproximadamente a unos 40 minutos en taxi.

Por vía aérea, el aeropuerto de Da Nang, ha sido remodelado en los últimos años y se ha convertido en uno de los referentes de las nuevas infraestructuras de Vietnam. Cada vez, vienen más vuelos internacionales desde Hong-Kong, Kuala Lumpur, Singapur, etc. 




Normalmente, una gran mayoría de hoteles de Hoi An, ofrece a sus clientes la posibilidad de ser recogidos en taxi pero si esta opción no existiera, un precio razonable sería unos 400.000 dongs (unos 15 euros aproximadamente). Pulsa aquí, para más información sobre dicho aeropuerto.

Otra opción, especialmente si se proviene de Hue, es coger el tren, con una duración de unas tres horas hasta Da Nang. Como he comentado en posts anteriores, mediante esta opción, podremos ver la hermosa costa virgen de una gran parte de Vietnam.

DONDE ALOJARSE

Hoi An, es la única localidad de Vietnam que hemos visitado mi mujer y yo en dos ocasiones. Su belleza y legado histórico y arquitectónico se lo merece. Y en ambas ocasiones, hemos elegido el mismo hotel, concretamente el Thanh Binh Riverside Hoi An


La habitación de nuestro hotel


Las razones por la que hemos elegido dicho lugar dos veces es entre otros factores por su relativa cercanía al casco histórico de Hoi An, sus nuevas instalaciones, su magnífico desayuno, su buena piscina, etc. El precio suele rondar los 40 euros la noche, según la temporada e incluye el desayuno.

La piscina del hotel, siempre muy necesaria para combatir el calor de Vietnam






DONDE COMER

No suelo ser muy proclive en lo referente a lugares para comer ya que me adapto a todo y siempre intento probar en diferentes lugares pero en el caso de Hoi An, hay que hacer una excepción.

La ciudad en si ya es un homenaje a la comida, especialmente esa fusión entre la asiática (representada lógicamente por la vietnamita) y la europea (la francesa, al haber estado presente en dicho país durante unos 90 años). Se puede decir que cualquier restaurante daría por cumplidas las expectativas culinarias pero entre todos ellos, destaca el Morning Glory. Una comida para dos personas, no suele pasar normalmente de unos 15 euros. Con este precio, no hay quien se resista a darse un capricho  y degustar y disfrutar de la rica gastronomía de estas latitudes.

El interior de dicho restaurante

Alguno de los platos que degustamos esos días.




También, durante el mercadillo nocturno que hay en las calles de Hoi An, es posible disfrutar de la comida local. Los precios, obviamente, son más baratos y uno se puede quedar saciado por unos tres o cuatro euros. Más abajo comento un poco más sobre dicho mercadillo.





Si eres muy aficionado a la cerveza, no te puedes perder el beber una Saigón. Una de las marcas más buenas que hemos probado mi mujer y yo.



QUE VISITAR EN HOI AN

La ciudad de Hoi An es para callejearla todo el día de norte a sur y de este a oeste. Es una auténtica delicia pasear por esta urbe, que nos evoca a otros tiempos.

Se puede decir que es una de esas ciudades museos en la que ver cada edificio, es ver una obra de arte.

Todo su casco histórico es gratuito. No obstante, existe un bono cuyo precio es 125.000 dongs (unos cinco euros) que durante tres días, nos permite ver cinco atracciones principales de la ciudad. Hay que elegir muy bien uno de estos cupos ya que hay lugares que son muy recomendables visitar y otros, no tanto.

Aquí indico una ruta a realizar en dicha ciudad aunque probablemente al final, haya visitado todas las vías principales de su casco histórico, como la calle Tran Phu o Pha Chu Trinh:




El Río Bon

Dicho río es el que marca la división de Hoi An en dos zonas bien delimitadas, tanto geográfica como arquitectónicamente.






Por un lado en la parte norte, está la parte más turística de la ciudad, donde se encuentran los principales lugares a ver.

Y en la parte sur, se encuentra la zona en expansión y que en los últimos años ha crecido muy rápidamente. Es asimismo, donde se realiza todas las noches el mercado nocturno (Hoi An Night Market)

Puente Japonés

Es quizá la postal de referencia de esta ciudad. Para atraversarlo, es necesario el ticket que comenté anteriormente pero no te quitan uno de los cupones, basta con enseñarlo al revisor que en cada extremo del puente. No obstante, a partir de ciertas horas de la noche, como a las 8 de la noche, se puede visitar gratuitamente, sin ticket alguno.






Quizá, su belleza es mayor por fuera que por dentro. En el interior, contiene un pequeño altar.






Sala de Asambleas Cantonesa (Hội quán Quảng Đông)

Se encuentra en la calle Trần Phú nº176, conocida con el nombre de Sala de Asambleas Quang Dong, por su apariencia exterior puede parecer un templo. Es sin duda, una visita inexcusable a dicha ciudad.








Casa de Tan Ky (Nhà cổ Tấn Ký) 

Se situa en la calle Nguyễn Thái Học nº101, y es sin lugar a dudas la más famosa de las casas de la ciudad. En su interior podremos apreciar la arquitectura tradicional del siglo XVII. Evítese a horas del mediodía ya que suele estar repleta de turistas chinos, que la visitan en viajes organizados.










Museo de Folklore de Hoi An

Interesante museo que nos ofrece una diversidad del folklore y la etnografía de esta región. También es muy destacable la arquitectura interior del museo en si. Realmente, en la gran mayoría de los casos, los edificios a visitar ya de por si merecen una atención.



















Museo de Hoi An

Situado a unos 20 minutos caminando del centro histórico, nos encontramos con el museo en si de la ciudad, que muchas veces se suele combinar con exposiciones itinerantes. También, lógicamente, no podía faltar algo referente a la guerra del Vietnam, algo muy generalizado en este país.











Establecimientos comerciales

Si no desea contratar el anterior ticket pero se quiere ver la arquitectura interior de algunos edificios, no hay ningún problema. La gran mayoría de las tiendas de Hoi An (donde proliferan las de souvenirs) son normalmente pequeños museos gratuitos, que con la excusa de comprar algo, se puede disfrutar un poco con la belleza de los interiores.






Asimismo, también muchas cafeterías tienen unos interiores auténticamente hermosos y que nos hará viajar al pasado.





Mercado municipal

Situado ya casi al final de la zona histórica, nos encontramos con el mercado municipal. Muy recomendable su visita, especialmente en horario de primera mañana, donde podremos ver la efervescencia del día a día de los vietnamitas que residen en esta localidad y alrededores.

















El mercado municipal consta por un lado de una parte exterior, que se destina para la venta de fruta y verdura y otra interior, que se emplea para menaje y también para restauración. Es otro de los lugares interesantes a comer en esta ciudad y un buen precio.












Callejear mucho


Es obvio que cuando se visita una ciudad, se callejea mucho. Pero hay ciudades con tanto encanto como es Hoi An que el cuerpo y la vista nunca pedirá descansar. Siempre habrá un pequeño rinconcito que descubrir.









Además, Hoi An es una de las ciudades favoritas de los vietnamitas para hacerse sesiones de fotos. Seguro que coincidirá con más de una pareja haciéndose una sesión de fotos para su boda.







Mercado nocturno

Otro de los puntos fuertes de la ciudad es el mercadillo callejero que se desarrolla al otro lado del río, en la parte no turística de día, por así decirlo. Es una atracción relativamente nueva porque cuando fuimos mi mujer y yo por primera vez a Hoi An, hace unos cinco años, no existía.

Sin duda, el gran protagonista de este mercado son los farolillos que le han dado fama a esta ciudad y que son de gran belleza. Tanto que ya es imposible no asociar estos objetos con la ciudad.









También, muy recomendable en dicho mercado, la comida callejera. De todo tipo y a un buen precio. Sin duda, una alternativa muy interesante a los restaurantes.





También en dicha isla y de día, al otro extremo del puente principal, hay pequeños bares donde se puede disfrutar de las hermosas vistas del Río Bon.




Hoi An de noche

Si la ciudad fascina de día, la noche no le va a la zaga. Con la conjunción perfecta del estilo arquitectónico de la ciudad y los farolillos que anteriormente comentamos, el resultado final es espectacular y de una gran belleza.







Muy recomendable pasear por las principales calles turísticas de Hoi An ya que allí la concentración de farolillos es mayor. 






Asimismo, también es digno de mención la ofrenda que se hace en el rio con velas.





Y así termina nuestra crónica de Hoi An. Si han estado en Venecia, tal vez les recuerde algo en el sentido que se puede estar todo el día callejeando y disfrutando de la hermosa arquitectura que uno se encuentra en cada rincón. 

Posts publicados en este blog sobre Vietnam:


No hay comentarios:

Publicar un comentario