martes, 26 de abril de 2016

Escapadas en la India (VIII). Varanasi y alrededores

Varanasi (o también conocida como Benarés), es la ciudad más sagrada del hinduismo. Es la famosa localidad situada a las orillas del Río Ganges que vemos en los documentales. Hace algunos años, publiqué un post referente a esta localidad durante mi primer viaje por la India. Tras estar viviendo unos años en este país, con este post, ampliaré un poco más lo que había comentado en dicho artículo.

Uno de los principales objetivos que tiene el actual gobierno del Primer Ministro, Narendra Modi es,  a través de la campaña #CleanIndia, hacer concienciar a la población india de tener un país más limpio, en el sentido de no tirar basura al suelo.

domingo, 17 de abril de 2016

Cuando viajar a Gran Canaria con Aeroflot cuesta hasta cuatro veces más que a otra isla canaria

Viviendo en India, un viaje inexcusable que debo hacer todos los años es ir a mi tierra, Gran Canaria. Aparte de ver a mi familia, amistades, etc. también aprovecho para dar alguna que otra entrevista, ya sea en el periódico regional La Provincia o incluso en televisión.

En lo referente a la forma de trasladarme para allá, por lógica uso el avión pero dentro de las compañías aéreas, prefiero las europeas muchísimo antes que las del Golfo Pérsico, donde incluso tuve un experiencia desagradable con Emirates.

Con la que más he viajado ha sido con la compañía rusa Aeroflot (aquí les dejo un artículo mío sobre dicha empresa), que tiene aviones modernos, los horarios son relativamente buenos y que puedo hacer visitar Moscú si la escala es larga. El problema es que cuando uso esta compañía para ir a Canarias, me deja en otra isla ya que aterriza o despega en el Aeropuerto Reina Sofía, situado en el sur de la isla de Tenerife, y posteriormente debo coger un bus para trasladarme al Aeropuerto de Los Rodeos o al Puerto de Santa Cruz de Tenerife, para llegar finalmente a Gran Canaria.

miércoles, 13 de abril de 2016

Viaje a Myanmar (IV). Mandalay, 2º parte

La ciudad de Mandalay dispone de muchos lugares a visitar, la gran mayoría de ellos enfocados a la omnipresente religión budista, que se puede ver en cualquier ámbito de este país. De los países del sureste asiático, junto con Laos, es donde más se pude notar la presencia de pagodas, templos, monjes, etc.

Para enfocar los lugares a visitar en Mandalay, hay que tener en cuenta que tal vez las primeras horas del día y las últimas de la tarde, sean las mejores debido a que las temperaturas aún no son excesivas y por tanto, la visita será más amena y confortante. No obstante, y estando de visita a dicha ciudad, no se van a desaprovechar las horas del mediodía pero habrá que tomárselas con tranquilidad, es decir, sin prisas y siempre bebiendo líquidos ya que entre el calor y la humedad, veremos que se “sufrirá” bastante.

La ciudad de Mandalay, en lo referente a lugares a visitar, una gran mayoría está en la zona norte de la ciudad y es por tanto, donde probablemente, estaremos más tiempo. Posteriormente está la zona centro, con edificaciones recientes y donde podríamos destacar una visita a la estación de trenes (especialmente si les gusta el tema vintage o retro) y finalmente, en la zona sur, una visita inexcusable sería al Templo Mahamuni.


martes, 5 de abril de 2016

Viaje a Myanmar (III). Mandalay, 1º parte

La ciudad de Mandalay es la segunda ciudad más habitada de Myanmar, después de Rangún (o Yangon). Su población, roza el millón y medio de habitantes. La primera impresión que tenemos al entrar a ella es que cumple con unos estereotipos de una ciudad de su país vecino, la India, es decir, un cierto caos en el tráfico (aunque lógicamente sin esa gran cantidad de parque automovilístico), una ciudad casi carente de aceras y un desorden urbanístico que no sigue unas pautas determinadas.

El último punto es, en parte, achacable al gran ataque que sufrió por parte de las tropas japonesas durante la Segunda Guerra Mundial y que su posterior reconstrucción, al contrario que en otros lugares, no tuvo un cierto orden precisamente.

Por todo lo comentado anteriormente, no es precisamente una ciudad en la que nos encontraremos cómodos precisamente a la hora de caminar y dirigirnos entre los principales puntos a visitar y por eso es en lo que yo llamo a este tipo de urbes, una ciudad de punto a punto, es decir, que por la dificultad en el caminar, nos dirigiremos directamente entre los lugares a visitar sin poder pisar prácticamente el resto de la ciudad. No obstante, no debe ser un hándicap y querer obviarla. Esta ciudad tiene mucho que ofrecer y merece la pena bastante.