martes, 26 de abril de 2016

Escapadas en la India (VIII). Varanasi y alrededores

Varanasi (o también conocida como Benarés), es la ciudad más sagrada del hinduismo. Es la famosa localidad situada a las orillas del Río Ganges que vemos en los documentales. Hace algunos años, publiqué un post referente a esta localidad durante mi primer viaje por la India. Tras estar viviendo unos años en este país, con este post, ampliaré un poco más lo que había comentado en dicho artículo.

Uno de los principales objetivos que tiene el actual gobierno del Primer Ministro, Narendra Modi es,  a través de la campaña #CleanIndia, hacer concienciar a la población india de tener un país más limpio, en el sentido de no tirar basura al suelo.


He de decir que tras haber estado varias veces ya en esta ciudad, parece que afortunadamente, este mensaje va calando y en la última vez que mi mujer y yo estuvimos en Varanasi, en abril de 2016, nos sorprendió muy positivamente  que en efecto, pudimos notar la limpieza que había tanto en los ghats (es el nombre que se le da a las escaleras que desembocan en el Río Ganges) como el propio río en si. Aquí, en este país, el plástico ha hecho mucho daño. Si hace muchos años, la comida se contenía en hojas de plataneras y posteriormente esos desechos se lo comían las vacas, por desgracia, tras la aparición del plástico, esos restos, lógicamente no pueden desaparecer y fue a partir del uso generalizado, cuando se convirtió en problema. De hecho, en otras ciudades indias, ya se han declarado ciudades limpias de plásticos (principalmente bolsas de supermercado y de otros establecimientos alimenticios) y se ha notado muy notoriamente.

(Fuente)

Por eso que la visita a la ciudad santa a la orilla del Río Ganges, nos produjo una gran alegría y satisfacción en ese sentido.

Aquí pongo algunas imágenes donde, comparando con otros años, la presencia de basura, principalmente bolsas de plástico, es casi nula:











Pero además, esta ciudad desde hace unos años, tiene un evento muy interesante de ver y que consiste en una ofrenda a dicho río. Este evento se realiza todos los días del año y empieza aproximadamente a las 18:30 pero es conveniente ir media hora antes para coger asiento. Se realiza en el ghat Dashashwamedh El evento, llamando "Agni Pooja" dura aproximadamente una hora y tiene tanto renombre que incluso todo dignatario internacional que viene a esta ciudad, ha de verlo, como ocurrió por ejemplo con la visita del Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, realizó en diciembre de 2015 (ver vídeo de la noticia). Consiste básicamente en ofrendas que se realizan con un pequeño candelabro muy utilizados en la religión hindú y mirando al Río Ganges. Asimismo, en el mismo río y enfrente de este espectáculo, se remolina una gran cantidad de público, ya sea con pequeños botes o ya barcos totalmente preparados para la visión con un gran número de sillas.




Gran expectación también desde justo enfrente de dicho evento





Aquí podemos ver la gran cantidad de público que asiste todos
los días, lo cual es recomendable ir con cierta antelación


En lo referente a la visita a Varanasi, recomiendo mucho el trayecto que hay desde el ghat de los crematorios, Manikarnika, en dirección a un gran puente de hierro que se ve en el horizonte ya que en ese tramo huiremos del turismo en masa y nos adentraremos en la zona donde realmente viven los nativos y así podremos ver cómo se vive en dicha ciudad fuera de los ojos de los turistas. La verdad, es que es una sensación muy relajante ya que si están varios días en la India, una de las cosas que más echaran de menos, es el silencio y aquí lo encontrarán.
Booking.com




Ropas que se ponen en las escaleras de los ghats para secarse

al fondo, sobresaliendo, se ve la mezquita de Varanasi

Niños jugando al deporte nacional por excelencia, el cricket

Hasta una pequeña playa nos podremos encontrar


Corte de pelo callejero, muy tradicional en la India





El puente que comentaba




Otro lugar a visitar en Varanasi, aunque aquí otra vez el sonido del claxon y el caos, nos dará la bienvenida, es la Calle Dashashwamedh Ghat Road, que empieza justo subiendo las escaleras del ghat Dashashwamedh, como había comentado antes. Si quieren hacer compras, este es un buen lugar y además con una relación calidad/precio muy buena. En la India eviten comprar en los centros comerciales y muchísimo menos, en los aeropuertos. Yo he visto como en las tiendas del Aeropuerto Internacional de Delhi, los precios son inflados hasta 20 veces más.
















  
Aquí les dejo un video que he realizado sobre Varanasi:



ALREDEDORES DE VARANASI

Alrededor de esta ciudad, se encuentran algunos lugares muy interesantes y que si se alquila un coche con conductor durante ocho horas (en el que el precio suele ser de unas 2.000 rupias, sobre 30 euros, para ocho horas de duración u ochenta kilómetros de recorrido) daría tiempo a verlo en un día.

FUERTE DE RAMNAGAR

Así, por ejemplo tenemos el Fuerte de Ramnagar, que dista de Varanasi, unos 14 kilómetros. El fuerte en sí está bien. Lógicamente no se puede comparar con los que podríamos ver en el Rajastán pero si al menos, nos da una idea de cómo era la India en la época de los marajás. La entrada a dicho lugar es de 100 rupias (sobre un euro y medio) y mirándolo tranquilamente, nos puede llevar sobre una hora. Si se es muy aficionado a la fotografías, el juego de luces naturales de algunas de sus salas, nos puede llevar a obtener instantáneas muy interesantes. Asimismo, justo en la parte trasera del Fuerte, observaremos hermosas vistas del Río Ganges.

Entrada principal al Fuerte








Vistas al Río Ganges





En algunos monumentos en la India, sorprende a veces el gran número
de monos y no son nada amistosos precisamente.


SARNATH

Es otro de los platos fuertes si se visita Varanasi. Entre ambas ciudades hay una distancia de 12 kms. Esta ciudad es famosa porque es una de las más cuatro ciudades más sagradas del budismo ya que fue en este lugar donde Buda dio su primer sermón. Por tanto, veremos un gran trasiego de monjes y monjas budistas.









Asimismo, en Sarnath hay un gran conjunto de ruinas ya que dicha ciudad fue devastada por los musulmanes  






El Pilar de Ashoka, símbolo de la India



Algunas estupas, en su día, estuvieron cubiertas totalmente de oro


Y además, en todo este conjunto de templos budistas y ruinas, existe una gran cantidad de puestos de artesanía también muy interesantes de calidad y precio. Lógicamente, la gran mayoría de la mercancía se enfocaba al budismo.






RECORRIENDO CARRETERAS SECUNDARIAS

Para trasladarnos por estas localidades, se realiza a través de carreteras secundarias y ahí nos podremos dar una idea de cómo es la vida en lo unas de las partes más profundas de la India. Nos llamará mucho como caminan libremente las vacas por las carreteras, mercadillos de frutas y verduras en los mismos arcenes de la carretera, manadas de búfalos que van en paralelo a vías públicas, etc. Otra sensación muy interesante y de ver la vida y el orden distinto, muy diferente a lo que vemos en nuestro país.


Forma tradicional de repartir las bombonas de gas butano

Los famosos camiones multicolores de Tata



Vacas y bueyes en medio de las carreteras

También, por desgracia, fui testigo de la mala conducción que hay en este país. Yo más que mala, la consideraría de irresponsable y hasta de suicida. El conductor que habíamos contratado a través de nuestro hotel (A Palace on River), para ahorrarse unos kilómetros y unos minutos, decidió ir en dirección contraria un buen rato. Según él, como el coche era pequeño, no había problema. Lo curioso es que los coches que venían de frente, ni se inmutaban, lo cual indica que debe ser algo muy normal en este país.


Y así termina mi crónica de Varanasi y alrededores. Una zona que uno no puede perderse si visita este país

No hay comentarios:

Publicar un comentario