viernes, 9 de mayo de 2014

Escapadas en la India (I). Amritsar, 2º parte.

Si en el anterior post, habíamos visto lo principal de Amritsar, que fácilmente se podría ver en un día (por la mañana el Templo Dorado y por la tarde, la ceremonia de la frontera), tal vez, con eso estaría justificada la visita a dicha ciudad pero si se tiene la posibilidad de tener más tiempo, esta población, también nos ofrece alternativas interesantes.

En las siguientes visitas podremos ver un poco la gran historia que tiene la India. Desde ser testigo de un trágico episodio realizado durante el período británico hasta la gran expansión que tuvo el Punjab. El carácter religioso, tan común en la India, lo reflejaremos a través de un curioso, y cuanto menos surrealista, templo hindú.




JALLIANWALA BAGH

Este lugar, que es un parque, recuerda uno de los momentos más tristes durante el período británico en la India. Haciendo un resumen de dicha fecha, la Ley Rowlatt (de 1919), permitía a los británicos encarcelar sin previo juicio a los indios sospechosos de sedición. En dicho parque, murieron más de 5.000 civiles indios que se manifestaban de manera pacífica y sin mediar aviso, el general británico Dyer mandó abrir fuego sin previo aviso y en unos pocos minutos, murieron más de 1.500 personas, muchos de ellos niños y mujeres. Fue a partir de este trágico momento cuando Gandhi comenzó con su actitud de desobediencia civil.

En este parque, y como se ve en algunas fotos, todavía se pueden ver en las paredes, algunos impactos de bala. En honor a todos los fallecidos, hay una llama que está encendida las veinticuatro horas del día. Es un lugar que pese al momento terrible que se vivió allí, en la actualidad es muy utilizado como punto de encuentro. Está a unos cinco minutos caminando del Templo Dorado.

Justo a la salida de dicho parque, nos podremos encontrar con una gran cantidad de conductores que ofrecerán sus servicios para trasladarnos a Wagah, lugar de la ceremonia de la frontera. Como comenté en mi post anterior, en el Hotel Amritsar Plaza, dicho servicio valía 1.100 rupias y con un buen coche. Tal vez a la salida de dicho parque, el servicio sea más caro y menos fiable.







En este muro, podemos ver algunos balazos perpetrados por los
soldados británicos







Actualmente, dicho parque es uno de los principales puntos de
encuentro en Amritsar



Este cuadro pretende darnos una idea de tan cruel crimen


Una llama encendida las veinticuatro horas en recuerdo de las víctimas


PARQUE RAM BAGH

Este parque es mucho más grande que el anterior y aquí podremos ver una muestra de esa interesante decadencia que a veces nos ofrecen algunos lugares públicos de la India.

Para acceder a dicho lugar desde el parque anterior, lo mejor es coger un rickshaw (tuc-tuc), ya que está a una considerable distancia. El precio de la carrera, siendo generosos, no debería de más de 50 rupias (unos 60 cts).

Este lugar consiste, lógicamente en un parque con una gran cantidad de flores y también su principal atracción, el Panorama del Marajá Ranjit, cuyo horario es de 09:00 a 21:00 y su entrada (la única que pagamos en todos los lugares comentados de Amritsar) es de 10 rupias (unos 12 cts. de euro).

En este panorama, que lo podríamos asociar a un museo podremos conocer un poco la historia de dicho marajá, más conocido como “El León del Punjab”. Vivió de 1780 a 1839 y fue uno de los periodos de mayor crecimiento del Punjab. Veremos distintas escenas de su vida (se enseña en una forma similar a lo que sería un Belén en España).

Sin duda, un lugar interesante para conocer un poco más la historia de este lugar de la India, y cuanto menos, diferente y novedosa la forma en que nos la enseñan.

Jardines donde podremos ver una gran flora

Una figura ecuestre del "León del Punjab"

La entrada al Panorama

El León del Punjab"

Diversos momentos de la vida del Marajá se muestran en este museo















La decadencia que comentaba anteriormente








Asimismo, en el caso que yo estuve, un domingo, por los alrededores había un mercadillo callejero, que siempre es interesante echar un ojo. Estos eventos siempre representan un poco la idiosincrasia de un pueblo.







TEMPLO DE MATA.

Para acceder a este templo, también lo recomendable es acceder en tuc-tuc.

Este templo hinduista, sin duda, y con todos los respetos, me ha parecido uno de los más surrealistas que he visto. Hay que verlo para creerlo. Está dedicado a la santa Lal Devi, que vivió en el siglo XX y es un lugar de peregrinación en el que las mujeres vienen aquí para quedarse embarazadas.

Lo de surrealismo lo digo porque para llegar al altar hay que pasar por diversas habitaciones, pero entre estas habitaciones, hay que pasar por rampas, tuberías, pequeños charcos que nos llega el agua a los tobillos, etc. Tal vez con las fotos mostradas nos podamos hacer una idea pero como digo, si no se ve, uno no se lo cree. Aquí la entrada es gratuita pero siempre se agradece algún donativo. Hay que entrar descalzo. Los zapatos hay que dejarlos en un lugar al lado del templo habilitado para ello.

Entrada al templo


Aquí ya nos podemos hacer una idea del entresijo de pasillos que hay

Hasta llegar al altar, habrá que pasar por ejemplo por túneles oscuros

Cuanto menos, llama la atención para un occidental toda esa
decoración en un templo




Otros caminos que había que coger, era pasar por bocas de animales











Como indiqué, en algunos momentos hay que ir prácticamente
agachado para ir avanzando



Y finalmente, se llega al altar.




Y aquí termina mi crónica de Amritsar. Una visita sin duda, muy recomendable, especialmente por lo comentado en la primera parte del post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario