viernes, 11 de diciembre de 2015

Escapadas en la India (VI). Kerala, 1º parte.

Tras llevar unos años viviendo en India y conocer relativamente bien el norte de dicho país, tocaba visitar el sur. Y así fue, y desde luego, que fue una experiencia inolvidable y también el poder ver y ser testigo de la gran diversidad paisajística, cultural e histórica de este país, India.

Entre los objetivos que buscaba en este viaje era ante todo una combinación de naturaleza, ya fuera campo, playas y también, un poco del pasado de la presencia europea en India. En los dos primeros aspectos, el Estado de la India que mejor destaca en ese sentido es, sin duda, Kerala y en lo referente a vestigios europeos, aunque hay muchos (incluida la antigua capital del país, Calcuta con su omnipresente arquitectura británica) era Goa.

En estos primeros posts, me dedicaré a hablar de Kerala. Este Estado (un simil a lo que sería una Comunidad Autónoma en España) es el situado más al sur de la India, junto con Tamil Nadu. 


Aquí está el mapa, para hacernos una idea.



Pues Kerala, es un lugar que tanto a mí como a mi mujer, nos sorprendió muy positivamente. Para empezar, su gente, muchísima más agradable que en Delhi. Y también, la limpieza de sus calles, carreteras, etc. El problema de la limpieza en la India es tan grande que uno, tras vivir unos años aquí, cuando va a otro lugar de este país, es en lo primero que se fija. Porque cuando hablamos de basura en esta nación, no estamos hablando de unos cuantos papeles tirados al suelo, sino de auténtica inmundicia que forma parte del ecosistema. En este sentido, la India tiene que avanzar muchísimo todavía.

La mejor opción para llegar a Kerala desde Delhi (o incluso desde Bombay), es mediante avión ya que las distancias en este país son tan grandes y el sistema ferroviario tan lento, que al menos que uno desee perder unos días de viaje en este medio de transporte, no es recomendable. De hecho, el vuelo entre Delhi y Kochi (la principal ciudad de Kerala, aunque no la capital) es de aproximadamente unas tres horas, con precios que oscilan entre las 10.000 y 20.000 rupias i/v (entre 130 y 260 euros), según la temporada.

En este primer post, hablaremos de la localidad de Munnar y alrededores. Munnar, es una localidad situada en el interior del Estado de Kerala. El viaje fue en taxi y duró unas tres horas y media (para unos 120 kms) y el precio fue de unas 2.800 rupias (unos 40 euros). En esta link, se ven los precios del taxi desde el aeropuerto a otros lugares de Kerala. Tal vez sea la mejor opción para llegar ya que Munnar no tiene estación de tren y el servicio público de autobuses para larga distancia en la India, no es recomendable, tanto por su escasa puntualidad como por ir los buses totalmente atestados de gente y con ínfimas garantías de seguridad.





Tras bajarnos del avión, pudimos notar el típico sofoco que también muchos han sufrido cuando viajan por el sudeste asiático pero a medida que el taxi avanzaba en su camino hasta Munnar, la temperatura se volvió mucho más agradable.


En lo referente al alojamiento en Munnar, lo más idóneo es no hospedarse en dicha ciudad en si. Aunque es una localidad con poca población, ya en parte se nota el cierto caos y la suciedad de las ciudades en este país. Munnar es un destino para disfrutar de la naturaleza y la mejor opción es alojarse en los muchos hoteles u hostales que hay alrededor de los campos de té, por ejemplo en la zona de Chithirapuram, a unos 10 kms de Munnar.

Y es realmente esto, los campos de té, lo que le da la auténtica belleza a este lugar y se nos quedará en la retina.. Sin lugar a dudas, es uno de los paisajes más hermosos que se pueden ver y que tanto a mi como a mi mujer, nos dejaron prendado.

Aquí, la forma de moverse entre los diversos lugares a visitar, es contratando un coche 4x4 con chófer durante todo el día. La tarifa que nos ofrecieron, que es prácticamente estándar en toda la India, era de 2.000 rupias (unos 30 euros), para ocho horas diarias.

Los lugares recomendables para visitar en Munnar y alrededores son los siguientes:

El pueblo de Munnar

Dicha localidad es un poco el epicentro de la zona ya que sirve de encrucijada de carreteras así como lugar de provisión de víveres para el resto de la población de la zona.

En esta población, una cosa que nos llamó mucho la atención fue una iglesia de piedra de estilo totalmente anglicano (CSI Christ Church) y que parecía que nos trasladaba a la campiña británica. También es interesante la principal iglesia de la localidad (Munnar Mount Carmel Church), situado justo en una loma y desde donde se puede divisar una gran parte de la localidad.


Iglesia de estilo británico



Interior de dicha iglesia


La iglesia principal de Munnar, Mount Carmel

Interior de dicha iglesia





Otro lugar que también es muy recomendable es el gran mercado de esta localidad. Como todo mercado en la India lo que destaca es la gran variedad  de productos y de mercancía que se puede ver, desde comida a souvenirs pasando por artículos religiosos. Para comprar recuerdos, es sin duda el mejor lugar y también para comprar alimentos típicos de la región, destacando principalmente el té, los frutos secos, especies y chocolate.





Algunas fotos del mercado




La mezquita de Munnar


Flower Garden (Jardín de Flores)

Situado a unos pocos kilómetros de Munnar, es un jardín muy interesante y colorido, especial para los amantes de la fotografía. El precio de dicho lugar es de 50 rupias (menos de un euro) y es una opción interesante a la hora de realizar alguna escala cuando estemos visitando Munnar y sus alrededores.










Flora y fauna

Cualquier trozo de esta región era una belleza para los ojos, con su impresionante flora y también, su fauna, principalmente representada por insectos y también por el ganado bovino. Kerala es uno de los pocos Estados de la India donde está permitido comer carne de vaca. Asimismo, el pasear por sus senderos, me hizo recordar un poco a mi tierra, Gran Canaria




















Plantaciones de té

Las plantaciones de té merecen un apartado especial. Como había comentado un poco más arriba, es una delicia ver esto y observar las impresionantes extensiones de dicha infusión. Realmente, no tenía conocimiento del té de Kerala (tampoco soy muy aficionado al té) pero como dicha región, está justo al norte de la isla de Sri Lanka (antiguo Ceilán), éste es mucho más conocido y tal vez el sabor y aroma, sea el mismo.

Aquí, es recomendable, si vamos en coche, apearnos del vehículo y poder caminar por dichas plantaciones, más bien perderse y sentir una sensación de libertad total correteando por esos prados. Las más recomendables son las de TATA, el gran imperio económico indio y que viendo lo que vi, desarrolla una gran labor humanitaria ya que le paga toda la educación a los hijos de los agricultores así como también otros tipos de ayudas.
















Parque Nacional de Eravikulam.

Su página web es www.eravikulam.org, su horario es 8:00 a 16:30 y el precio de 370 rupias (unos cinco euros) y cierra durante los meses de febrero a marzo.

La verdad, es que la visita a este parque fue un poco agridulce. En los panfletos de propaganda se veían fotografías de elefantes y tigres, y  tratándose de propaganda oficial, lo más normal es que uno espere encontrarse eso.

Pues bien, para empezar, ya a la entrada, se nota un poco el caos que muchas veces ocurre en la India ya que nos situamos en una cola (previamente el conductor del coche nos había comprado las entradas al parque) sin saber realmente para que. Al cabo de unos minutos, vemos que empiezan a aparecer pequeños autobuses y a cargar con gente.

Tras unos 15 minutos de trayecto dentro del parque, el autobús para y nos bajamos todos. Aquí ya empieza mi primera duda ya que si  supuestamente es un parque natural y como había visto en los panfletos publicitarios, fotos de tigres, me imagino que éstos deberían estar sueltos, lo cual conllevaría un cierto peligro. Pero la visita a pie dentro de parque, se limitaba a un pequeño sendero que se podía recorrer en veinte minutos y que los únicos animales que se vieron, fueron una especie de ciervos.

Conclusión, que según les interese o no pero creo que un buen sendero a través de plantaciones de té, me parecería mucho más relajante y bonito. De hecho, pensábamos que estaríamos todo el día y nuestra visita a dicho parque solo se limitó a unas dos horas. Como teníamos contratado al chófer durante todo el día pensando que su función sería limitarse a llevarnos del hotel al parque y vuelta, pues posteriormente fuimos viendo más lugares aunque lo que más nos reconfortó fue ver la frondosa y hermosa naturaleza de Munnar.




Sendero por donde debían discurrir los visitantes








Mattupetty Dam

Situado a unos 12 kms de Munnar, es una gran presa que más bien se asemeja a un lago y que es digno de ver por el ecosistema que tiene. También, en sus alrededores existen pequeños puestos de souvenirs y también lugar de esparcimiento que ofrece por ejemplo paseos en barco por dicha presa, miradores, etc.



Pequeños puestos a los alrededores 





Y aquí termina mi primera entrada sobre el Estado de Kerala, enteramente para la localidad de Munnar y sus alrededores.Si se acercan allí, tal vez vean unos de los paisajes más hermosos en el mundo que se pueden ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario