jueves, 20 de septiembre de 2018

Viaje a Vietnam (VII). La isla de Phu Quoc

La isla de Phu Quoc es, probablemente, el mejor lugar de playas en Vietnam. Una buena parte de la promoción turística de las autoridades locales la enfocan a ello y además, el gobierno central, da la facilidad de permanecer en dicha isla hasta 15 días sin necesidad de visado alguno,  para el caso de los españoles (siempre y cuando no se entre en la parte continental de Vietnam a posteriori o anteriormente en dicho viaje, ya que en ese caso, se requeriría un visado). 

Lógicamente, no tiene sentido permanecer tanto tiempo en dicha isla (de una superficie de 572 kilómetros cuadrados) pero si perfectamente, estar entre cuatro y siete días y disfrutar de la belleza de esta isla, simbiosis de una perfecta combinación de naturaleza y de tradiciones y gastronomía de Vietnam.



El viaje a esta isla nos lo tomamos mi mujer y yo de forma relajada, es decir, que no nos planteamos como objetivo el visitar los principales lugares o monumentos de la isla como algunos templos porque esa parte, ya la vimos en otras partes de Vietnam. Aquí, preferimos más bien el contacto con la naturaleza, principalmente playas y selva. No obstante, al final del post, pondré algunos lugares interesantes.

COMO LLEGAR A PHU QUOC

Quizá la mejor opción sea en avión desde la ciudad de Ho Chi Minh (antigua Saigón). Hay una gran cantidad de vuelos diariamente y la tarifa, no suele exceder normalmente de unos 30 euros por trayecto, si se compra con algo de antelación. El vuelo dura aproximadamente una hora. Más info del Aeropuerto de Phu Quoc.

Aeropuerto de Phu Quoc




También, existe la posibilidad de llegar hasta dicha isla con una combinación de bus y barco, pero debido a las malas infraestructuras de muchas carreteras de este país,  tal vez dicho trayecto, sea de muchas horas.

Así, por ejemplo, en la imagen que adjunto, pone los precios para ir de Saigón a Phu Quoc (o viceversa) y el precio es de 25 dólares (unos 23 euros), siendo la duración teórica de unas siete horas pero mi experiencia demuestra que estos horarios normalmente suelen rebajarlos bastante para no deprimir al viajero y al final, puede que sea fácilmente unas dos horas más, o sea, nos pondríamos en 9 horas perfectamente contra la hora que tarda el avión. Además, como había indicado en el post anterior, el aeropuerto de Saigón, se encuentra prácticamente dentro de dicha ciudad y por tanto, para desplazarse a él, no se tarda mucho.




La opción del barco más autobús también está disponible para llegar a la costa de Camboya. En ese caso, si sería interesante dicha opción y de hecho, lo comentaremos en el siguiente post. Aquí adelanto los precios, no obstante.



Quizá la mejor época para visitar dicha isla sea de octubre a marzo, cuando las precipitaciones son menores aunque siempre hay que estar expuesto a la lluvia en el sureste asiático.

DONDE ALOJARSE

Phu Quoc es un lugar turístico para todos los públicos y eso se nota mucho en la oferta de alojamiento, que puede ir desde simples pensiones a impresionantes resorts con playas casi privadas.

Por tanto, independientemente del dinero que uno desee gastarse, también debe ver si desea oferta turística cerca, tales como restaurantes, centros comerciales, etc.



Mi mujer y yo nos alojamos en la zona de Ba Keo (más abajo hablo de ella), que está relativamente cerca de la “capital” de dicha isla y sobretodo, en una zona con muchos restaurantes y locales de alquiler de motos. Asimismo, en paralelo con la carretera principal, está la playa de Ba Keo, muy recomendable para bañarse y sobretodo, para ver espectaculares atardeceres.

El hotel en cuestión se llama La Mer Resort y nos gustó bastante ya que más bien era un complejo de bungalows con jardines a los  alrededores, piscina, desayuno incluido y con la playa a unos cinco minutos caminando. El precio es de unos 50 euros diarios aunque hay que indicar que Phu Quoc, en general, tiene precios más altos que la media vietnamita. No obstante, es probable que ese mismo complejo en España, tal vez la cifra pudiera ser el doble perfectamente.

Nuestra habitación










DONDE COMER

Cerca del hotel anterior, hay una gran cantidad de restaurantes pero yo recomendaría entre ellos el Hái Nam (ver crónica en TripAdvisor). Hay veces que cuando se está en estos países, hay que disfrutar del llamado lujo asiático, y este restaurante, relativamente lo ofrecía. Con un buen servicio de mesa y mantel, una comanda para dos no superaba los 20 euros en total.

Alguno de los platos que comimos en dicho restaurante





Pero si se dese disfrutar de la buenísima comida callejera en Vietnam, el mejor sitio es el Night Market, con innumerables puestos y una diversidad gastronómica impresionante. Más abajo hablo de dicho lugar. 

COMO MOVERSE POR LA ISLA

Es un factor muy interesante ya que de ello, dependerá la impresión final que tengamos de dicha isla.

Para no variar, el transporte público de autobuses es inexistente y no podemos contar con él. La opción más utilizada para estas latitudes, es la moto. Muy cerca del hotel que indiqué anteriormente, hay varios locales que alquilan motos. Lógicamente, deberemos regatear un poco pero lo normal es pagar unos 150.000 dongs diarios (unos 6 euros).

Puesto de alquiler de motos




La moto que se alquile, hay que comprobarla bien que funcione el freno, el estado de las ruedas, etc. porque no siempre le dan a uno la mejor moto y hay que tener en cuenta que muchas veces, las carreteras tienen baches aunque, desafortunadamente, Phu Quoc tiene un buen nivel de insfrastructuras para lo que podemos ver en otras partes de Vietnam.

Y por otro lado, están los taxis, dotados de taxímetros todos ellos aunque también, se puede apalabrar el precio.

Hay varias compañías de taxis en la isla e indican claramente los precios en las puertas. Es muy interesante, si se van a usar, hacer un cálculo de cuanto nos podría salir el día. Para ello, mediante el Google, podríamos ver la distancia hasta el lugar deseado y añadirle un cierto tiempo de espera.

Aquí, pongo un ejemplo de tarifas de varias compañías (precios de enero de 2018) y lo que había indicado, que es bueno hacer cálculos. Como conclusión general, para trayectos cortos y sin espera, son mejores los azules, pero para viajes con esperas (por ejemplo, para bañarnos en alguna playa tranquilamente), son mejores, y cómodos, los taxis amarillos. No obstante, para un cálculo rápido, indicar que tener un taxi a disposición de uno durante unas 8 horas, no cuesta más de 40 euros, lo que vale en muchos lugares de España el trayecto de la ciudad al aeropuerto.

Tarifa de los taxis de color amarillo


Tarifa de los taxis de color azul

Tarifa de los taxis de color verde

QUE VER EN PHU QUOC

Como había indicado anteriormente, nuestro objetivo en esta isla era tomárnoslo tranquilo. Este viaje coincidió a finales de enero de 2018 y huíamos del frío invierno de Pekín, ciudad donde residimos mi mujer y yo actualmente y necesitamos coger sol y color para combatirlo. 

A continuación indico los lugares que visitamos:




Sao Bao Beach

La playa de Sao Bao, tal vez sea de las más famosas de la isla, con su hermosa arena y cristalina agua. Conviene al llegar a dicha playa, caminar una poco hacia la derecha, donde habrá menos gente y el ancho de la arena es mayor.












Long Beach

Long Beach es un conjunto de playas situada en la costa oeste de Phu Quoc, justo al sur del nuevo aeropuerto (aparece con el nombre Tran Hun Dao en el mapa de Google que puse arriba).

Sinceramente, este conjunto de playas me parecieron mejor que la de Sao Bao ya que, al menos por nuestra parte, se encontraba muy cerca del hotel que elegimos y también, que había una menor afluencia de gente y prácticamente se podía caminar todo el rato sin ver bañistas.








Cada cierta distancia prudencial (digamos 500 metros) habían pequeños locales de estilo chill-out muy recomendables para descansar un poco.







Gracioso cartel que había en un chill-out

Las cascadas de Suoi Tranh

Es de los lugares que más nos gustó de Phu Quoc y en los seis días que estuvimos en la isla, repetimos varias veces debido a su belleza y tranquilidad.

Es un pequeño parque natural donde al principio, nos encontraremos con un hermoso jardín de influencia china, para posteriormente un pequeño sendero a través de la naturaleza. Finalmente, llegaremos a la cascada en cuestión, con unas aguas totalmente limpias y cristalinas.


















Conviene no ir en fines de semana ya que es un lugar que frecuentan mucho los vietnamitas y ello implica muchas veces, oír sus chirriantes canciones con grandes altavoces. En dicho recinto, hay un pequeño restaurante con refrescos, agua, chocolatinas, etc. por tanto, para estar unas horas, no habría que venir cargado previamente. 

Para entrar a dicho recinto, hay que pagar una entrada de 10.000 dongs (unos 40 céntimos de euro).




Zona de Ba Keo

Quizá sea una de las principales zonas hoteleras de la ciudad y de restaurantes. En la playa, por la noche, existe la posibilidad de comer pescado fresco en mesas situadas en la arena. Una cena romántica, sin duda.








La playa de Ba Keo


Asimismo, los atardeceres en dicha playa son muy recomendables.








Ciudad de Phu Quoc

La principal ciudad de la isla, no tiene una gran importancia turística. De hecho, en el no hay prácticamente hoteles.

No obstante, todas las noches abre el Mercado Nocturno (Night Market) donde, como indiqué, se puede degustar la rica comida callejera vietnamita. Los precios, para un comensal, de media puede estar entre los 3 y 7 euros.












También, a las afueras de esta ciudad y para los amantes de la aviación, se encuentra el viejo aeropuerto, ya cerrado al tráfico aéreo. La pecualiaridad que tiene es que su pista principal es ahora una carretera de coches y se puede conducir en ella. Asimismo, su vieja terminal es ahora una pequeña estación de autobuses.










Vung Bau Beach

Es otra de las playas tranquilas de dicha isla y que está situada en dirección norte. En esta playa, hay un pequeño restaurante donde se puede picar algo. Si al llegar a la playa, nos dirigimos a la izquierda, nos encontraremos pequeñas calas que con un poco de suerte, las podremos disfrutar únicamente nosotros.












Bien Hai Quan

Es la localidad más cercana a la costa de Camboya, de hecho, es fácil ver su costa.

Es quizá uno de los sitios más pintorescos de la isla ya que hay una perfecta fusión entre un pueblo tradicional pesquero vietnamita con bonitas calas alrededor.














Tras llegar a este pueblo, en el que veremos varios chiringuitos para comer, nos deberemos dirigir a la izquierda, donde veremos una pasarela. Al final de ésta, llegaremos a una cala muy tranquila y con buena sombra, que a veces, en este país, se agradece mucho.









Para llegar a esta playa, usamos la opción de los taxis ya que en moto, al menos en nuestro caso, se hacía muy largo el recorrido. La mejor opción, suponiendo que estaremos un par de horas en dicha playa y picando algo de comida, sean los taxis amarillos (y además, solían ser los más cómodos) donde la hora de espera es de 1.500 dongs cada cinco minutos, y por tanto 18.000 dongs la hora (unos 70 céntimos de euro), algo irrisorio si lo comparamos con las tarifas normales en España.

Otros lugares a visitar

Arriba indicamos los lugares que visitamos mi mujer y yo, que como había indicado, enfocamos la estancia en esta isla más bien a descansar y desconectar. 

En Phu Quoc, también puede visitar, si lo desea:


Y aquí termina nuestra crónica que hemos realizado sobre este impresionante país, Vietnam. Un país, que sin olvidar su trágica historia, se quiere abrir poco a poco.







No hay comentarios:

Publicar un comentario