sábado, 16 de mayo de 2020

Viaje a Azerbaiyán (V). La localidad de Sheki


Nuestra incursión por el interior de Azerbaiyán, nos llevó a la localidad de Sheki y alrededores. En este post, solo hablaremos de esta localidad en sí, dejando para otro artículo algunas poblaciones cercanas también muy interesantes de visitar.

El conjunto histórico de Sheki, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2019. Aparte de esto, Sheki es un referente en el turismo de Azerbaiyán, por sus hermosas calles, las montañas que la bordean y sobretodo, por ser un enclave histórico en las antiguas caravanas, que hacían de ese tranquilo y apacible lugar, una parada para reponer fuerzas.

Dicha zona se encuentra aproximadamente a unos 300 kilómetros de Bakú, la capital de dicho país. Durante gran parte del recorrido, nos dimos cuenta de la sequedad del paisaje que impera en gran parte de este país y que pudimos notar incluso desde el aire, en nuestro vuelo que nos llevó de Bakú a Tiflis, capital de Georgia.

También, nos percatamos que gran parte de la población azerí se encuentra en los principales núcleos poblacionales y por tanto, uno podía estar muchos kilómetros conduciendo sin ver una casa.


La gran mayoría de sus vías públicas, aún guardan el encanto de una época en la que las calles eran empedradas y con edificios de un hermoso estilo arquitectónico, aunque ahora ya venidos a menos. El éxodo del campo a la ciudad en este país, es acuciante.

COMO LLEGAR

Lo más normal es incluir la localidad de Sheki en un tour por Azerbaiyán. La distancia desde Bakú, la capital del país, es de unos 300 kilómetros, con una duración de entre cuatro y cinco horas en coche, que es el medio que utilizamos mi mujer y yo.

Durante el recorrido, pudimos conocer mejor el país y ver que ya el exterior de Bakú, no es tan ostentoso y lujoso. Es otro concepto, más virgen por así decirlo. Una gran parte del trayecto, discurrió por paisajes muy secos, casi lunares. 







Pero ya a partir  que se cogía altitud, las vistas cambian a un verde muy hermoso, que es justo lo que buscábamos.





Si se deseara transporte público, desde Bakú, se tarda aproximadamente cinco horas y el precio del billete es de 7 manat  (3,5 euros)

Nosotros realizamos todos los trayectos dentro del país en coche de alquiler pero si quisiera más información sobre el transporte público en Azerbaiyán, este blog está bastante interesante.

DONDE ALOJARSE

Imposible ir a Sheki y no alojarse en el  Karvansaray, un hermoso hotel que en su tiempo fue parada de las caravanas, de ahí su nombre. Tanto el edificio en si como sus habitaciones, nos llevan a épocas pasadas, donde esta ciudad, fue un gran referente en el paso de mercancías entre oriente y occidente.





Conviene llamar con antelación, si no de meses, si al menos de unos días antes o quizá, dos semanas, si estamos en temporada alta. No se puede reservar por los medios actuales como podría ser www.booking.com  sino directamente al alojamiento. Puede hacerlo a través de su Facebook o el teléfono 994 55 755 55 70



Los precios, para una habitación doble, eran de 25 euros. Una auténtica ganga si tenemos en cuenta el valor histórico de dicho edifico y de las pocas posibilidades que tendremos en el mundo para alojarnos en un sitio así de hermoso y señorial. Aquí pongo algunas fotos de nuestra habitación, que consistía en un salón, baño y dormitorio.







Si por el contrario, no desea alojarse en dicho hotel o está de pasada en Sheki, también puede visitarlo, de forma gratuita, desde las 11:00 hasta las 19:00 horas y solo la primera planta. Dicho hotel es, en el fondo, una de las principales atracciones de la ciudad y merece la pena verlo.




También dispone de restaurante, pero no nos apeteció comer. El caso es que un día que deseábamos cenar ahí, al pedirles la carta, el camarero nos dijo que no tenían y que nos diría la carta y los precios. Sinceramente, nos pareció unos precios inflados (el triple que fácilmente habíamos estado pagando en Bakú los días previos) y nos dio la sensación, que por ser extranjeros, nos querían timar. Así que no comimos ahí. Una cosa es que Sheki sea famosa por las caravanas y las negociaciones que habían pero ya en el siglo XXI, poner el camarero los precios que desee según el comensal, no es muy serio.

DONDE COMER

Como el hotel donde estábamos alojados no nos gustó su restaurante, tuvimos que buscar otras alternativas.

Llama mucho la atención que siendo Sheki tan turístico relativamente, haya pocos restaurantes pero bueno, no obstante, aunque en cantidad no destaque, en calidad (o al menos, salir al paso) si estaba bien.

Como recomendación están los siguientes:

Sultan Coffee House. Es un restaurante situado a unos 200 metros del hotel anterior y tiene dispuestas varias mesas en una terraza con lo cual, nos daba vistas a la principal carretera de acceso a Sheki. Su carta es de cocina azerí, es decir, diversidad de carne y también ensaladas, para los vegetarianos. Una comida para dos personas, ronda entre los 10 y 15 euros.

Ver ubicación y comentarios en Google Maps.



·     Sheki Palace Hotel. Su restaurante se encuentra dentro del hotel del mismo nombre y su ubicación justo enfrente del Hotel Karvansaray, donde nos alojamos nosotros. En lo referente al hotel, es muy grande y donde se concentra la gran mayoría de turistas que vienen en tours organizado. Además, el precio de sus habitaciones suele rondar los 60 euros, muy por encima de los 25 euros del hotel anterior. Es decir, poco encanto. Pero el restaurante, sin embargo, estaba bastante bien y para estar ubicado dentro de un hotel de cuatro estrellas, los precios estaban muy bien. Además tiene unas hermosas vistas a gran parte de la ciudad.

Ver ubicación y comentarios en Google Maps. Ver críticas en Tripadvisor

Interior del restaurante


Vistas desde el restaurante, con el Hotel Karvansaray en primer plano




QUÉ VER EN SHEKI


Sheki es una ciudad relativamente pequeña, de unos 70.000 habitantes. Así que, comparada con Bakú, que tiene unos dos millones, pues en el fondo es casi como visitar un pueblo. De hecho, en el mismo casco histórico, la parte más interesante de la ciudad, no vive mucha gente. Y precisamente pasear a través de él, es una sensación muy relajante.

Aquí indico una ruta recomendable:





Casco Viejo

Hay muchos edificios y casas con una fenomenal arquitectura pero parece, que la época de gran esplendor que tuvo esta ciudad en la ruta de las caravanas, pasó a mejor época y en la actualidad hay muchas casas, más bien mansiones algunas, que prácticamente se han quedado detenidas en el tiempo, con el consiguiente deterioro.







La zona aledaña al Hotel Karvansaray, está muy bien ya que la gran mayoría de sus calles, además, están empedradas, dándole una mayor sensación de antigüedad.





Ya, en la carretera principal que cruza Sheki, los edificios están más cuidados. Probablemente, sean de construcción más reciente pero preservando el estilo arquitéctonico que impera en esta zona de Azerbaiyán.





LA CIUDADELA (CIUDAD AMURALLADA)

Pero realmente, el verdadero encanto de Sheki, junto con el entorno natural idílico en el que se encuentra, es su ciudadela, en el que hay una gran cantidad de lugares a visitar y que le llevará una mañana completa verlo todo.

Ya el muro en si que bordea toda la ciudadela es precioso. En el fondo, ahí dentro se encontraba los principales lugares a defender de la ciudad, ante las invasiones externas.




Museo de Historia de Sheki

Justo a la izquierda de la principal entrada a la ciudadela, se encuentra el Museo de Historia de Sheki. El precio de la entrada es de 2 manats (un euro).




El museo, para los amantes de la historia, está bastante bien ya que muestra un poco como ha sido la historia de esta ciudad, en el fondo muy ligada a las caravanas. Asimismo, también, el mobiliario que adorna el museo es de un cierto toque vintage, por lo que lo hace muy interesante para aquellos que aman lo antiguo y lo retro.








Mercado de Artesanía Local.

Justo enfrente del edificio anterior, se encuentra el el Mercado de Artesanía Local. Es un buen punto de referencia para conocer la artesanía por estas latitudes y también, para fomentar y la economía local. Tal vez, sea un buen punto si quiere comprar algún recuerdo.






Museo etnográfico y folclórico

Otro lugar que debemos visitar porque si el anterior museo explicado indicaba la historia de esta ciudad, no menos importante por estas latitudes, es uno dedicado a la etnografía y costumbres de un país. Y tratándose de un país de una cultura tan diferente a la nuestra en algunos aspectos, sin duda despertará nuestra curiosidad.







El museo en si, está alojado dentro de un templo redondo, fácilmente visible por su belleza y tamaño. El precio, también, es de 2 manats (un euro).




Palacio del Khan de Sheki

Pero sin duda alguna, la verdadera joya arquitectónica e histórica de Sheki, es su palacio, donde vivía el antiguo Khan, figura similar a la de un rey.




Fue construido en 1797 por Muhammed Hasan Khan. El palacio tenía la intención de albergar a los Khans que estaban a cargo del control de Sheki , como virreyes del gobernante Zand y más tarde dinastías persas Qajar en algún lugar entre 1750 hasta el momento en que estos territorios fueron anexados por el Imperio ruso por tratado de Gulistán en 1813 después de La guerra ruso-persa (1804-1813).

El 7 de julio de 2019, el Centro Histórico de Sheki con el Palacio de Khan fue inscrito como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por desgracia, en el interior no se pueden sacar fotos, una auténtica lástima ya que su decoración y sus cristaleras de colores, son de una belleza impresionante.

El precio de la entrada es de 4 manats (unos dos euros) y al igual que los otros lugares descritos, conviene pagar la entrada, tanto por su bajo precio como por lo interesante de lo que visitamos. Si desea más información de dicho palacio, puede visitar la web 




ABAD (Centro Aplicado de Arte de la Cerámica de Sheki)

De reciente construcción (inaugurado en 2018), aún ni siquiera aparece en el Google Maps, aunque de fácil ubicación ya que está dentro de la ciudadela amurallada, justo detrás del palacio anteriormente descrito, se encuentra este centro de arte.




La entrada es totalmente gratuita y se puede ver una muestra de la cerámica en esta localidad, de un valor artístico bastante bueno y reconocido. Dentro del edificio, hay ubicada una cafetería, para saciar el hambre y la sed, y también diversas tiendas donde se puede ver la artesanía local de la ciudad y alrededores.










No hay comentarios:

Publicar un comentario