miércoles, 13 de junio de 2012

Crónica de mi viaje al Japón (II). Tokio


La primera parada, por lógica al llegar al Aeropuerto Internacional de Narita, era la ciudad de Tokio. Dar a Tokio, el mismo rango de urbe que una una población de digamos, medio millón de habitantes, tal vez suene a frivolidad por así decirlo.

Tokio, más bien habría que considerarla una megaciudad o megaurbe por los 9.000.000 de habitantes que viven en ella. Pero si tenemos en cuenta todo su área metropolitana, alcanza los 36.000.000 de habitantes.
Tokio fue devastado por un terremoto en 1923 y posteriormente por los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial, por tanto, si se quiere ver una ciudad histórica, nos hemos equivocado. La ciudad que mejor representa esto es Kioto, de la que hablaremos en otra entrada. El encanto de Tokio, radica sin duda alguna en ser una urbe con un constante trajín de personas, de tendencias y de un frenesí que hace que esté viva durante las 24 horas.

Lo de las 24 horas es muy en serio ya que la gran mayoría de supermercados que se pueden ver allí, abren las 24 horas y es fácil ver miles de ejecutivos utilizando el metro a horas como las nueve o las diez de la noche, algo impensable en Europa.


Tokio, sin duda alguna, y pese a los quizás pocos atractivos históricos que puede ofrecer, un gran espectáculo en si. Sus zonas de tiendas, sus modernos edificios, sus trenes monorraíles sobrevolando edificios, su tren bala (Shinkasen) atravesando la ciudad, etc. nos hará adentrarnos en un mundo que nos da la sensación de ser actores de una gran obra de teatro, en la que muchas personas, rivalizan por no tener un papel secundario y lo digo en referencia a algunas tendencias de modas que para muchos occidentales, nos cuesta ver pero allá, por el sentido del respeto y la educación hacía las otras personas, pasen totalmente desapercibidas.

Como digo, si se pretende ver historia en Tokio, verán poca, aunque tiene zonas muy atractivas. Tokio es ir para disfrutar de su ambiente callejero, sus grandes centros comerciales, sus impresionantes estaciones como Shinjuku, Tokyo Station, etc.

A tan solo una hora en tren, se puede ver la localidad de Kamakura (que pondré una entrada más adelante) y a dos horas, Nikko. Ambas ciudades, son sin duda, referentes del Japón tradicional y alternativas (aunque de lejos), si no se puede ir a Kioto.

La mejor forma de moverse por Tokio, es a través del metro y verá que la Línea Yamanote será la más utilizada ya que la gran cantidad de lugares interesantes a ver, tienen una parada en esta línea.

A continuación detallo algunos barrios de Tokio que visité con sus principales características:

ASAKUSA

Si queremos ver templos en Tokio, está es una de las mejores opciones posibles. Es quizá uno de los pocos destinos principales de la ciudad que no se encuentran relativamente cerca de una parada de la línea Yamanote. Para ello, deberá coger la línea de metro Asakusa y pararse en dicha parada. Ojo, hay que tener en cuenta que los bonos de JR RailPass, no sirven para las numerosas compañías privadas de metro que hay en Tokio.

Antes de llegar a la Puerta del Templo de Sensoji, existen una gran cantidad de puestos de venta en la que principalmente se venden recuerdos y souvenirs del Japón. Es bastante interesante ver este tipo de mercadillos, que se encuentra en la calle Nakamise Estos mercadillos empiezan justo en Kaminarom (La Puerta del Trueno)

Ya una vez en el templo, veremos la grandeza del templo Sensoji, que está abierto de 6:00 a 17:00 y la entrada es gratuita.

Ya después de visitar los templos, muy cerca de el, se encuentran el fondeadero de los barcos turísticos que hacen travesía por el Río Sumida. Tal vez, el paseo no sea tan bonito como podría ser por París o Brujas, pero es muy recomendable.

Si se desea realizar, recomiendo su visita hasta Hinode, que nos llevará unos 40 minutos, con un precio de 760 yenes. Ya una vez en Hinode, es imprescindible coger el tren monorraíl de Odiaba hasta esta parada. Si se monta en el en primera fila, le dará la sensación de ser el actor principal de la película Blade Runner, como se puede ver en el video que se adjunta:


 Algunas fotos de Asakusa

















Algunas fotos del recorrido en barco por el Rio Sumida:














ODAIBA

Como comenté anteriormente, si se desea visitar Odiaba, que queda enlazada con Tokio mediante el Puente Arco Iris (Rainbow Bridge), haga lo que le indiqué arriba. Será una experiencia inolvidable.

Quizá la visita a Odaiba sirva entre otras cosas para observar la maravillosa Bahía de Tokio, con una pequeña Estatua de la Libertad y su Rainbow Bridge, que nos recordará un poco al Golden Gate de San Francisco. Es una forma de respirar un poco del bullicio de Tokio el sentarse en la arena o las piedras que existen a ras del agua.

También Odaiba es un gran foco de centros comerciales como el AquaPark, el Venus Park (que simula una ciudad europea del renacimiento) y el más reciente, el Diver, un macrocentro comercial de ocho plantas y con una gran diversidad gastronómica.




Centro Comercial Diver



Centro Comercial Venus

Centro Comercial Venus


Una réplica de la Estatua de la Libertad


El Rainbow Bridge. Lo que está de color naranja es el Tokyo Skytree





SHIBUYA

Si hay que asociar una imagen a Shibuya, sin lugar a dudas, es el famoso Cruce de Shibuya (Shibuya Crossing). En el, millones (y digo millones) de personas, cruzan todos los días. Puede obtener una buena vista desde el Starbucks Café que se encuentra justo allí. También, el barrio de Shibuya es un referente de la moda en la juventud japonesa. Para los occidentales, nos puede llamar mucho la atención esa moda. Si desea conocer más sobre esta moda, tiene la opción de visitar en Centro Comercial Shibuya 109. Para llegar a este barrio, la mejor opción es la Línea Yamanote, cuya parada es, obviamente, Shibuya.

Algunas fotos de Shibuya:










SHINJUKU

Si Shibuya le sorprendió, verá que Shinjuku, sin verlo, también le sorprenderá. Y digo, sin verlo, porque aquí está ubicada la estación de metro con más afluencia de gente del mundo, con unos dos millones de personas. La estación es tan grande que si uno ve una tienda, al día siguiente, si quiere volver a encontrarla, tal vez no la vea, como me ocurrió. Desde la estación de Shinjuku, existe un tunel que comunica directamente con el Ayuntamiento de Tokio (Metropolitan Government Office), donde existe un mirador gratuito de la ciudad de Tokio.

La visita al ayuntamiento es obligada y su horario es de 9:30 a 23:00 para el observatorio norte y de 9:30 a 17:30 para el observatorio sur.

En esta zona, verá que se alzan los principales edificios de Tokio y todo rodeado de una gran cantidad de establecimientos comerciales.

La mejor estación para visitar Shinjuku, es la de su propio nombre, en la Línea Yamanote.

Algunas fotos de Shinjuku:











Vistas desde el Ayuntamiento de Tokio:













HARAJUKU

En este barrio, junto con una pequeña calle llena de tiendas, llamada Takeshita Dori, de apenas unos 500 mts y también símbolo de la moda juvenil, tenemos cita también con la historia.

En este caso, es el Santuario de Meiji, pero a diferencia del de Asakusa, que prácticamente estaba rodeado de grandes edificios, en este caso, para llegar a el, nos encontraremos con un frondoso y hermoso parque, el de Yoyogi. Es impresionante muchas veces como me ocurrió en el Japón, que se puede cambiar totalmente de ambiente en unos pocos cientos de metros. En este parque, le dará la sensación de estar en el campo.

El Santuario Meiji, está dedicado en honor al primer emperador de la época moderna del Japón, que reinó desde 1868 a 1912 y propició la apertura del país nipón al exterior. Su horario es de 5:00 a 20:00 (excepto de octubre a abril, que es hasta las 17:00).





















ESTACIÓN DE TOKIO (TOKYO STATION)

Muy cercana a la Estación de Tokio, se encuentra los Jardines Imperiales. Es una visita que relativamente se podría prescindir ya que existen jardines mucho más bonitos por el Japón. Lo que es llamativo, como se puede observar una perfecta simbiosis entre el pasado y el presente (aunque viendo los edificios, más bien futuro).














DISTRITO DE GINZA

A este distrito, que se puede llegar a través de la Línea Yamanote, en la estación Shinbashi (que es el punto de finalización del tren monorrail de Odaiba que comentamos arriba), hay que ir de noche preferentemente por la gran cantidad de luces de neón que veremos. Es la tienda de zonas más cara de Tokio pero pasear es gratis. 





Por Ginza, vi al "Cristiano Ronaldo" del Sumo,
por lo que me comentaron






Y bueno, esta es la crónica de mi estancia en Tokio, una ciudad que es para vivirla y disfrutarla. Pero para disfrutar de los templos japoneses en su plenitud, habrá que ir a su antigua capital, Kioto, y que les hablaré en el siguiente artículo.

5 comentarios:

  1. Woooo, me encanta la entrada que le has dedicado a la ciudad, mi sueño es viajar a Japón algún día, gracias a tus fotos ya lo siento un poquito mas cerca, gracias =)

    ResponderEliminar
  2. Hola! mi nombre es carolina y soy portuguesa. me voy a Japan el proximo mes de octubre. estoy leendo informacion sobre japan :que ver visitar onde quedar etc etc etc, mil cosas! y en busquedas en internet me surge tu blog :) te escribo porque tengo una duda (más que una pero...) : tengo unos amigos que ya han ido a Japan en 2007 y han comprado un JAPONESE TRAIN RAIL, un billete que les permitia viajar de tren entre ciudades y que han comprado antes de ir. mi pergunta es si es necesario adquirir este tipo de pass (que custa ahora cerca de 350 euros) o si ahi, en Japan es facil y no más caro comprar los billetes de transporte? si puedes dime algo sobre el tema de transportes publicos en japan. garcias! carolina

    ResponderEliminar
  3. La foto de Odaiba en la que comentas que se ve el Tokyo Sky Tree en realidad es la Torre de Tokyo. Por lo demás me han encantado las fotos. Este invierno tendré la ocasión de regresar allí y me han dado algunas ideas.

    Carolina:

    En cuanto al Japan Rail Pass te sale a cuenta dependiendo de cuanto te muevas. Hacer el recorrido Tokyo-Osaka-Tokyo sin más ya te cuesta unos 130 euros (mirando el cambio a 130 yenes por euro). Ir y volver del aeropuerto a Tokyo ya son otros 30. Si coges la Yamanote para moverte por Tokyo (como se indica en esta página) te sale gratis, mientras que el pase diario de metro cuesta como mínimo 5,5 euros. Como te digo, depende de lo que te muevas por Japón. Eso y el tiempo y esfuerzo que te ahorras al tener que usar las máquinas expendedoras de billetes y/o hablar con los de las ventanillas (que mayormente no saben inglés). Si quieres ver lo que cuesta moverse por el país y ya tienes el itinerario pensado mira en "hyperdia". Allí te salen todos los horarios y precios de los trenes en Japón. Es muy útil.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu blog de Tokio y muchísimo el video desde el monorrail. Muy certera tu reflexión sobre que Tokio es una ciudad nueva. Desgraciadamente, entre un terremoto de los años 20 y los bombardeos de la SGM, destruyeron casi al completo la parte histórica de la ciudad. A mí me encantó Tokio sobre todo por lo que apuntas......jamás en mi vida había visto a un pueblo tan cívico y educado como el japonés. Sólamente por este detalle ya merece la pena viajar al país. En cuanto a moverse por Tokio, yo me saqué un pase de 72 horas para las dos compañías que explota la red de metro de la ciudad por 1500 yenes y la verdad es que me compensó con creces. Ah!!! como improvisé mi viaje (saqué los billetes un viernes y me fuí al día siguiente) no pude entonces concertar visita al palacio imperial (vía internet con cierta antelación) por lo que creo que la visita a los jardines exteriores del palacio (que son gratuitos y no necesitan cita previa) tiene un contenido simbólico muy alto y merece la pena verlos aunque como bien dices, hay otros parques o jardines mucho más bonitos. De nuevo, muchas gracias por tu blog de viajes. Lo seguiré leyendo porque me parece muy interesante tu manera de viajar .

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias por tus comentarios. Un saludo.

    ResponderEliminar