miércoles, 21 de agosto de 2013

Viaje al Perú (IV). Cuzco

Tras salir de la capital boliviana, La Paz, a las 8:00 de la mañana, llegamos a la Estación de Autobuses de Cuzco, sobre las 20:00 horas. Tras 11 horas (recordar que Perú tiene una hora menos que Bolivia), no se puede decir que el viaje fuera cansado sino al contrario, pudimos disfutar durante el trayecto de unos paisajes impresionantes y además de un excelente servicio de bus a través de la empresa Intercontinental. En otro post hablaré de ellos.

Debido a la hora que llegamos, cogimos un taxi y nos dirigimos directamente al Hostal San Blas. Es un alojamiento que recomiendo bastante. El desayuno, muy bueno, a unos pocos minutos de la Plaza de Armas y además, si uno va para el Machu Picchu, le guardan las maletas de manera gratuita. En todo momento, nos encontramos allí muy cómodamente.


Algunas fotos del Hostal donde nos alojamos, recordando en parte a un patio andaluz:






Si en las anteriores ciudades que habíamos estado en el Perú, notábamos en cierta manera un caos circulatorio y un desorden, en Cuzco (o Cusco como la llaman los peruanos), hay que reconocer que es toda una ciudad señorial y querámoslo reconocer o no, se nota la gran presencia turística y que afortunadamente, esas ganancias económicas recaben en el desarrollo de la ciudad.

Algunas fotos de la arquitectura colonial que se puede ver en Cuzco:










Avenida del Sol, principal arteria de Cuzco


El aspecto positivo del turismo se nota en lo anteriormente indicado pero en el aspecto negativo, es que es una ciudad en la que prácticamente no hay sitios gratis a visitar. No es que las entradas sean muy caras pero cuando cobran por cualquier motivo, sinceramente, a veces molesta un poco.

Nosotros enfocamos nuestra visita a Cuzco a más bien pasear por ella. Es una auténtica delicia. Partiendo de la céntrica Plaza de Armas (pulmón económico y cultural de cualquier ciudad peruana) discurren una gran cantidad de caminos que nos puede llevar a la Avenida del Sol (la principal calle en Cuzco) hasta el local Mercado de San Pedro y si se desea, ir subiendo por las empinadas cuestas del Barrio de San Blas, que es donde se encontraba nuestro hotel.

Si bien hay monumentos históricos en Cuzco tales como Tambomachay, PuKa Pukara, Q´enqo y Saqsayhuaman, nosotros consideramos que como ibamos a visitar Machu Picchu, ya lo referente a observar la arquitectura precolombiana, ya estaba asegurado con esto.

Asimismo, el caótico sistema de ventas que tiene la ciudad de Cuzco para visitar los lugares, hace que sea un poco excesivo el precio. Me explico. Para visitar los lugares históricos de Cuzco, existe lo que se llama un boleto turístico (más información), que cuesta unos 33 euros. Con este ticket da la opción de visitar muchos lugares pero al final, por tiempo o como dije anteriormente, por querer disfrutar de esta hermosa ciudad paseando, al final se visitan unos pocos lugares y pienso que si se desea ver todo lo referente la cultura precolombina, con Machu Picchu (que aquí también hay un buen negocio montado como explicaré en un artículo posterior), las ansias estarán más que cubiertas.

Asimismo, y ya para rizar el rizo, si se desea visitar las iglesias de Cuzco, también hay que pagar (ver información). Aún así, si se quiere visitar de manera gratuita y legal la Catedral de Cuzco, se puede hacer a las ocho de la mañana, si bien no se pueden sacar fotos ni mucho menos videos.
Algunos de los lugares que visitamos en Cuzco, fueron los siguientes:
  • Plaza de Armas, pulmón social e histórico de Cuzco y rodeado de edificios de arquitectura colonial. Recomiendo mucho tomar un buen desayuno (menos de 3 euros al cambio) desde una terraza y ver la vida del día a día en dicha plaza.
  • Catedral de Cuzco.- Es una de las más grandes de Latinoamérica y si se quiere visitar gratis, se puede hacer de 8:00 a 9:00 de la mañana aproximadamente.
Fotos de la Plaza de Armas con su Catedral:

La impresionante Catedral de Cuzco

Iglesia de la Compañia de Jesús


Estatua de Monumento al Inca





La bandera de la izquierda, es la irisada de Tahuantinsuyo, no la bandera gay.
Pero cuanto menos, el parecido es muy grande y suele llevar a confución.




Siempre se dice que la Plaza de Armas, hay que visitarla de día y de noche.
Y está claro, que en ambas ocasiones, merece la pena muchísimo.


Estos balcones, me recordó mucho a mi tierra, Canarias.


  • Iglesia de Santo Domingo y Templo del Sol.- Una maravilla de museo y un encuentro con la cultura inca. La entrada cuesta 10 soles (unos 3 euros) y aquí veremos los restos de lo que fue el principal templo inca. Posteriormente, los españoles, sobre esos cimientos, hicieron la Iglesia de Santo Domingo. Una visita muy recomendada y que disfrutará de ella.
Algunas fotos de la Iglesia de Santo Domingo y Templo del Sol:
















  • Mercado de San Pedro.- Si se desea ver un lugar eminentemente autóctono, los mercados locales son un buen referente. Tal vez, las normas higiénicas que tenemos en Europa choquen mucho con lo que veamos aquí pero se trata de eso, de un mercado local y lógicamente, las normas que prevalecen aquí son las peruanas.
Algunas fotos del Mercado de San Pedro:










  • El Barrio de San Blas, con sus callejones y sus interminables cuestas, donde tras subir a ellas, disfrutará de la belleza de Cuzco.
Algunas fotos del Barrio de San Blas:

El barrio de San Blas


Endiabladas cuestas pero que son recompensadas con hermosas vistas



Iglesia de San Blas


Vistas de la ciudad de Cuzco



  • La Piedra de los Doce Ángulos, situado en el barrio de San Blas. Es una muro con piedras de tipo "diorita verde" y se encuentra en el exterior de Inca Roca, en la calle Hatunrumiyoc. Sus aledaños, es un lugar recomendable para comprar algún recuerdo.
Algunas fotos de la Piedra de los Doce Ángulos:










  • Podríamos citar más lugares, principalmente iglesias como la de La Merced, Iglesia y Monasterio de Santa Catalina, Iglesia de San Francisco, etc. Pero sin duda, verá que el mayor atractivo de Cuzco en si es pasear por sus hermosas y señoriales calles disfrutando de una hermosa arquitectura colonial, muy característica con sus balcones.






















Asimismo, si se está en la ciudad de Cuzco un domingo, es muy interesante realizar una visita a la localidad de Pisac, a unos 30 kms y que se puede llegar allí fácilmente a través de un autobús de línea local y que nos costará unos cinco soles.

Lo atractivo de ir a Pisac en un domingo es que a las once de la mañana, podremos asistir a una misa en quechua y en dicho acto, veremos a los lugareños con los trajes típicos de la zona. Asimismo, hay un gran mercado artesanal donde se combina lo tradicional con más artículos más modernos. Es sin duda, un rato muy agradable y sobretodo, empaparnos de un ambiente tradicional.

Algunas fotos de la misa en quechua:




Ese día, todos se ponen sus trajes de gala para asistir a misa.


Algunas fotos de Pisac y su mercadillo dominical:









Y con mucha pena dejamos Cuzco. Hermosa y señorial ciudad.

En nuestra próxima entrada, hablaremos de los distintos modos de ir a Machu Picchu, desde la opción cómoda y cara a la más barata y aventurera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario