miércoles, 30 de octubre de 2013

Escapada a Bolivia (I). Copacabana.

Tras comprar los billetes desde Madrid a Lima y organizar un poco el viaje por el Perú, vi que me sobraban varios días. Una opción podría haber sido el estar más días en las ciudades, cosa que tras la experiencia que tiene uno, consideraba que no era necesaria y tras finalizar la estancia en cada ciudad, vimos que con los días que tuvimos, era más que suficiente. Tal vez, otra opción era coger un vuelo y visitar tal vez otras ciudades peruanas como Trujillo, Iquitos o Puerto Maldonado.

Pero ya que llegaríamos hasta el Lago Titicaca, una visita interesante e imprescindible, sería llegar a la capital de Bolivia, La Paz. Primeramente, y a diferencia de los vuelos internos por el Perú, en este caso, si uno desea volar de un país a otro, aunque el vuelo entre Cuzco y La Paz, durara una hora, por persona valía 120 euros cada trayecto. Por tanto, desestimamos dicha opción.

Y la opción que nos quedaba era la del autobús. La duración del trayecto entre Puno y La Paz era de seis horas en bus. Esto significaba que relativamente perderíamos una gran parte del día y nos podría afectar en nuestra visita a la Isla de los Uros.


Mirando diversas opciones y posibilidades, nos encontramos con que a mitad de camino entre ambas localidades, se sitúa la localidad boliviana de Copacabana y a tan sólo tres horas de Puno.

Uno siempre había pensado que dicho nombre, hacía referencia a la hermosa playa de la ciudad de Río de Janeiro pero casualidades de la vida, también existe una ciudad con dicho nombre en Bolivia.

Pues para todos aquellos que piensen realizar dicho trayecto en autobús, una parada inexcusable es esta hermosa localidad boliviana. Existe una gran cantidad de servicios desde Puno hasta La Paz y la gama de autobuses que realizan dicho servicio, puede ir desde una simple camioneta a un buen autobús. La diferencia para un europeo, es relativamente mínima y nos hará el viaje más confortable y seguro.

Diversos modelos de autobuses que unen las principales ciudades andinas



Asimismo, cuando se va a cruzar la frontera entre Perú y Bolivia, principalmente, se usan dos pasos fronterizos, el de Desaguadero y el de Kasani. Nosotros, en este caso, pasamos por el segundo, que es mucho más tranquilo y con menos agobios que el primero.

La dinámica al llegar al punto fronterizo es muy común, como en otros puntos. El autobús para en este caso en el país que dejamos, Perú; nos vamos a la oficina de inmigración peruana y posteriormente, cruzamos la frontera y nos dirigimos a la oficina del país entrante, en este caso, Bolivia. En el país entrante, nos dirá cuantos días estaremos y ya está. Ya cuando todos los viajeros han pasado por dichos trámites, nos volvemos a subir al autobús y proseguimos nuestro camino. Tanto para entrar al Perú como a Bolivia, los ciudadanos españoles únicamente requieren tener el pasaporte en vigor.

Hay que tener en cuenta que cuando entramos al Perú, Aduanas nos dará un pequeño papel que debemos entregarlo cuando salgamos del país. La pérdida del país, no es que sea el fin del mundo pero los servicios de Inmigración tendrán que buscar en un ordenador cuando fue la entrada, con la consiguiente pérdida de tiempo.

Algunas fotos de los trámites fronterizos.

Puesto fronterizo por el lado peruano




Este arco delimita los dos países. Obsérvese la torre de la iglesia, que se ve
detalladamente en la imagen posterior




Tras pasar al lado boliviano, debemos dirigirnos a la Oficina de Inmigración para
sellarnos el pasaporte

Rumbo a Copacabana, a tan solo ocho kilómetros de la frontera


La ciudad, con no más de 5.000 habitantes es una de las principales atracciones turísticas de dicho país al encontrarse en la orilla del Lago Titicaca. La localidad es remanso de paz que goza de una tranquilidad excepto, quizá, los fines de semanas, cuando muchos habitantes de La Paz (paceños) van para allá para disfrutar de la costa.

Pero quizá uno de los mayores atractivos de esta localidad, es que sirve de campamento base para visitar la Isla del Sol, lugar supuesto del origen de la cultura quechua. Asimismo, dicha ciudad cuenta con un ajetreado mercadillo callejero y también con la Iglesia de la Candelaria, muy famosa por hacer bendiciones de vehículos durante los fines de semana.

Bolivia es el país con los precios más bajos de Sudamérica y eso no lo notamos bastante. Comer en un buen restaurante, con platos suculentos, valdría como mucho 10 euros para dos personas, con bebida y postre. Incluso, era muy normal ver menús a 2 euros, con todo incluido y en la que uno podría probar la famosa trucha del Lago Titicaca.



Esta es la carta de uno de los mejores restanurantes de
Copacabana. Para saber los precios en euros, basta con dividir entre 10.

La trucha pescada en el  Lago Titicaca, es la especialidad. Este plato no costaba más de cuatro euros.


En Bolivia, la moneda oficial es el Boliviano y para hacer cálculos rápidos, decir que un euro son 10 bolivianos. Cuando veíamos precios en bolivianos, a veces uno pensaba que era en euros porque la cantidad que indicaba, muchas veces, la hemos pagado en España o en Europa en euros, pero no, había que dividir entre 10, con lo cual, una comida que nos costaba 60 bolivianos, creo que muchas veces es lo que pagaríamos en España (60 euros) y allá se quedaba en 6 euros.

Los mejores restaurantes junto con las tiendas de souvenirs, se encuentran en la calle principal, la Avenida Seis de Agosto (ver plano). Se seguimos subiendo por dicha calle, llegaremos al mercadillo municipal callejero que comenté anteriormente y también con la Basílica de la Candelaria. Todo en general en la localidad de Copacabana, se encuentra cerca y sin duda, un paseo agradable. Agradable, lógicamente, si ya uno se ha habituado al mal de altura (o como se le llama allá, el soroche), porque nos encontrábamos a unos 3.700 mts de altitud.

Es curioso el nombre de la Candelaria, que también es Patrona de Bolivia y un nombre tan tradicional en las Islas Canarias, especialmente en la isla de Tenerife (ver más información).



La Avenida Seis de Agosto, la principal via de Copacabana




Una hermosa vista podremos divisar desde lo más alto de la calle.

"Cholitas" vendiendo en el mercado callejero de Copacabana


Fotos de la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria:

Si coinciden en fin de semana en Copacabana (como fue mi caso), podrán ver bautizos
de medios de transportes en la fachada de la iglesia





Iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria. Me trajo recuerdos de donde vivo,
en las Islas Canarias







Pero sin duda alguna, uno de los mayores atractivos de Copacabana es que sirve de campamento base para visitar la Isla del Sol, con una superficie de unos 14 kilómetros cuadrados.

El trayecto en barco desde el Embarcadero de Copacabana, al principio de la Av. Seis de Agosto hasta el pequeño fondeadero que hay en dicha isla, es de aproximadamente una hora y media y el coste es de 20 bolivianos, o sea, unos dos euros. Sinceramente, después de lo que uno ha pagado a veces por algunos paseos en barco, nos quedabamos impresionados de lo barato que era. El trayecto es precioso. Nuevamente, la grandeza del Lago Titicaca, nos deleitaba y en todo momento, parece que estamos navegando realmente por el mar ya que es muy difícil ver siempre las dos orillas de dicho lago. Es recomendable llevarse algo de abrigo y quizá, también cubrirse el cuello con un pañuelo. Los horarios de los barcos son a las 8:30 y 13:30 y los de vuelta, a las 10:30 y las 15:30

En dicha excursión, lo normal es hacer posteriormente senderismo hasta el otro extremo de la isla mientras uno ve el paisaje y diversas ruinas pero aquí, fallamos un poco y sólo habíamos reservado una noche de hotel en Copacabana y por la tarde, había que coger el bus para trasladarnos a La Paz. Tal vez hubiera estado bien hacer el sendero pero bueno, al menos, mi mujer y yo, disfrutamos de un hermoso paseo por el Lago Titicaca. Tras dejarnos el barco en la Isla del Sol a las 10:00, el de vuelta salía para Copacabana a las 10:30 y por tanto, sólo teníamos media hora para estar por los alrededores. Lógicamente, no nos movimos mucho de dicho lugar pero sin duda, se vio que era un lugar muy bonito. 

Fotos del trayecto hasta la Isla del Sol. Como siempre, hermoso el Lago Titicaca


Diversas embarcaciones que se pueden alquilar para navegar o ir
a la Isla del Sol




Atrás dejamos Copacabana



Hermosos paisajes. Por la amplitud del Lago Titicaca, da la sensación de estar en un mar


Bolivia es mucha más fría que Perú y conviene ir abrigados







Algunas fotos de la zona del embarcadero de la Isla del Sol:






Desde este punto, se inicia un sendero que recorre toda la isla





Cholitas vendiendo artesanía





Tras volver a hacer el paseo de vuelta a Copacabana, nos dirigimos a comer y posteriormente, hasta que saliera el bus, recorrer el paseo marítimo que tiene la ciudad.








Con mucha lástima, nos despedimos de esta hermosa localidad boliviana. Sabiendolo, nos hubiéramos quedado un día más y hacer el sendero que comenté anteriormente.


La salida de los autobuses, se realiza cerca de la Iglesia de la Candelaria y en el caso de los que van a La Paz, salen cada media hora y su precio ronda sobre los cuatro euros. La duración del trayecto, es de unas tres horas aunque yo recomiendo que nada más llegar a La Paz, sea bajarse del autobús y coger un taxi ya que el recorrido por el interior de dicha ciudad hasta la estación de autobuses, se puede hacer eterno. Con respecto al precio de los taxis en La Paz, es, sin duda, uno de los lugares más baratos que he visto, un recorrido de media hora cuesta (y siendo generoso con el taxista) unos 30 bolivianos, o sea, unos 3 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario