miércoles, 21 de marzo de 2018

Viaje a Camboya (VII). La costa de Sihanoukville.

La costa de Camboya, tal vez no sea tan conocida como podría ser la de Tailandia o Vietnam, pero no por ello desmerece en calidad sino todo lo contrario. Aparte de lo anterior, también se le suma que todavía no se encuentra muy masificada, afortunadamente, aunque ya en algunos lugares, ya se notan algunos atisbos de un cierto abuso de construcciones.

Tras cuatro años sin pisar este país, mi mujer y yo decidimos que ya era hora volver. Camboya ofrece un conjunto de cualidades que lo hacen muy interesante como destino. Por un lado, es uno de los países del sureste asiático donde todavía se ven muchos lugares totalmente vírgenes, la gente de allá es maravillosa y su gastronomía, también destaca bastante. Además, normalmente los precios, suelen ser inferiores a sus países vecinos.


En esta ocasión, visitamos la zona de este país que nos quedaba por ver, su costa, su hermosa costa, que principalmente se encuentra en la localidad de Sihanoukville y alrededores. En un artículo posterior, escribiré sobre su gran joya natural, la isla de Koh Rong Samloem.





COMO LLEGAR A LA ZONA

Para llegar a Sihanoukville, tenemos varias opciones:

Por un lado, está la vía aérea. Esta localidad dispone de un pequeño aeropuerto (con código IATA, KOS) pero en la actualidad, se está ampliando. En enero de 2018, básicamente constaba de unos poco mostradores para facturar y cuatro puertas de embarque, con opciones prácticamente nulas en lo referente a restauración. 

De hecho, el aeropuerto es tan pequeño que era normal que se saturara y habían pasajeros que esperaban fuera de dicho recinto. Y esperar fuera, en Camboya, es aguantar un bochorno de más de 30 grados durante la gran mayoría del día.

Entrada al aeropuerto, de arquitectura khmer



Zona de embarque

Plan de ampliación del aeropuerto

El avión que nos llevaría a Ho Chi Minh



Si, por desgracia, hay algo que realmente es un cáncer en estos países, es el cierto nivel de corrupción que hay. Un ejemplo claro, lo tenemos en este aeropuerto, que hasta hace un año aproximadamente, había un servicio de autobuses hasta la ciudad por 5 dólares. Pues en este último año, la cifra de viajeros, se ha duplicado prácticamente y se espera que en los próximos, aumente mucho más. Conclusión, quitar dicho servicio de autobuses y que solo se encarguen los taxis, con un precio fijo, y excesivo para estas latitudes, de 20 dólares. Ver página web  oficial del aeropuerto.

Otra opción, tal vez la más usada, sea en autobús proveniente de otras ciudades de Camboya, probablemente de Phnom Penh (su capital) o Siem Reap, ciudad que hace de cuartel general para los que visitan los hermosos templos de Angkor Wat. En cualquier ciudad de este país, proliferan las agencias de viajes que se encargan de esto y los precios no suelen ser excesivos. Así, por ejemplo entre la capital camboyana y Sihanoukville, el trayecto puede durar unas cuatro horas y el precio, de unos 6 euros, dependiendo del tipo de autobús.
Booking.com

Y desde hace poco tiempo relativamente, se ha vuelto a abrir la línea férrea con la capital camboyana. El tren es relativamente lento, como unas siete horas, pero viajar en tren por esos hermosos paisajes que hay en Camboya, tiene que ser una de las experiencias más hermosas. Para más información, pulse aquí.

COMO MOVERSE EN LA ZONA

Para moverse por la zona, hay varias opciones:

Por un lado, la más económica y usada, es alquilar una moto. El precio diario es de cinco dólares, aunque si se alquila varios días, se puede negociar un monto menor.



Otra opción, es la mezcla híbrida de coche y tuktuk, que al ser la costa camboyana un lugar más turístico de lo normal en el país, pues lógicamente inflan un poco los precios. Así, para una distancia de unos 10 kms. (la que hay de Sihanoukville a Otres Beach), la carrera difícilmente se puede conseguir por debajo de 5 euros.



Y ya la otra opción, normalmente enfocada a excursiones de un día, son los taxis tradicionales aunque realmente se ven pocos ya que también se puede utilizar la opción anterior. Normalmente, los taxis ya se limitan al aeropuerto.



A continuación, comentamos los lugares donde estuvimos en la parte continental, con aspectos a tener en cuenta:

SIHANOUKVILLE

Es la “gran” metrópoli (de unos 90.000 habitantes) que sirve de punto de comunicación en esta zona. Aquí se encuentra el principal puerto que da servicio a algunas islas, la estación de tren, el mercado central, la relativa cercanía del aeropuerto, etc.

Pero realmente, es un lugar con poco atractivo turístico y por desgracia, está frecuentado por ese turismo inglés bajo que solo busca alcohol. Además, en algunas partes de la ciudad, se veía también una cierta prostitución.







Asimismo, esta ciudad, en los últimos años, ha tenido un boom de casinos que atrae bastante al turismo chino, muy aficionado a esto.

No es que desaconseje alojarse aquí pero ya verá que hay otros lugares cerca mucho más hermosos e interesantes.

Hay playas que están bien pero al estar dentro de la ciudad, hace que pierda cierto encanto. Algunas de ellas son por ejemplo, Independence Beach u Ouchhuteal Beach.





Como aspecto más reseñable, hay un hermoso conjunto de pagodas justo al lado del Betrant Primary and Secondary Friendship of Preak Sihanouk Jiangsu (ver foto más abajo escrito en camboyano, por si desea ir y mostrarle la dirección a un taxista). Tal vez la ubicación sea un poco difícil de encontrar pero es un lugar muy interesante y relajante.

Nombre en camboyano de dicho lugar










Además, al lado hay un colegio y nos podemos hacer una idea de lo felices que son los niños camboyanos sin prácticamente nada material, ni el último móvil de moda, ni las mejores deportivas, etc. Tal vez, mucho deberíamos aprender a veces de estos países, que no necesitan mucho para ser felices.




Mi mujer y yo nos alojamos en esta ciudad ya que al día siguiente, nos salía un vuelo a Taipei, vía Ho Chi Minh, y había que madrugar algo. Es tal vez, por lo que muchos se alojan en esta ciudad, al ser un nodo importante de comunicaciones con el resto del país, y según el caso, con el mundo.

El hotel en cuestión, era el Miiya Hotel, muy cerca del puerto y también de algunos restaurantes. Era un cuatro estrellas nuevo, con una hermosa piscina y por 37 euros la noche, desayuno incluido, muy bueno y variado, por cierto.




OTRES BEACH

Otres Beach es una localidad turística situado a unos 10 kilómetros de Sihanoukville. Es un lugar muy interesante para pasar unos días de total calma y tranquilidad. También, es bastante ideal para ir de vacaciones con niños ya que es una población tranquila y con posibilidades de ocio para ellos.

Lo bueno que tiene Camboya, como había comentado, es su relativa virginidad en el aspecto turístico. Así, esta población, que tiene algunos resorts caros, se combina con un asfaltado nulo de las carreteras locales, haciendo que cuando llueva, se convierta toda la localidad, en un auténtico barrizal.





Destaca su hermosa playa, con varios kilómetros. En algunos tramos, hay pequeños bares chill-out donde nos podremos tomar alguna bebida deleitándonos con el sonido del mar. Los precios, comparado con algunas zonas turísticas de Europa, eran irrisorios. Así, un refresco, por ejemplo valía unos 70 cts y una cerveza, poco más de un euro.










La tarde, resérvela para ver alguno de los hermosos atardeceres que se ve desde la orilla.






Asimismo, un clásico en estos países, se ofrecía la posibilidad de recibir un masaje junto a la orilla. Los precios para uno de una hora de duración, valía entre 8 y 12 euros, según la modalidad.

Y pese a pensar que tras todo lo anterior, pueda ser una playa eminentemente enfocada al turismo, es también un lugar de entretenimiento y encuentro de los lugareños. Muy llamativo también la venta de marisco y pescado.





Asimismo, cerca de la playa, es posible encontrar muchos pequeños locales para contratar alguna excursión, billetes de autobuses, de barco, etc. No es necesario ir a Sihanoukville para ello.




En algunos tramos de la playa, a unos cincuenta metros tierra dentro, hay pequeños prados donde podrá disfrutar de la visión de algunos búfalos. Como ven, Camboya es una mezcla fascinante de naturaleza.





El hotel donde nos alojamos, fue el Sandy Clay Bungalows, que en general, estuvo bien. La habitación muy amplía, la piscina era bonita aunque no la usamos al tener esa hermosa playa al lado y la estructura de los bungalows junto con jardines, lo hacía muy agradable. Además, como curiosidad, en la televisión de la habitación, estaba sintonizada Televisión Española, algo que, cuando se vive fuera, muchas veces se agradece. El precio medio de la habitación, con desayuno incluido, es de unos 33 euros diarios, nada mal. Con ese precio en cualquier lugar turístico de Europa, sería probablemente, a una pensión o habitación compartida.




Con respecto a comer, sin duda, la mejor opción por calidad y precio, es el Happy Paradise Pizza, situado en la calle principal, que termina en la playa. Muy bueno todo. Cuando lo descubrimos, ya no cambiamos de restaurante los días que estuvimos ahí. Perfectamente, para dos personas, la factura no superaba los 10 euros, con bebida y postre incluido.




Para afrontar la estancia en Otres Beach, hay básicamente dos opciones, o no hacer nada y estar todo el día en la playa, en plan relajación total o también, alquilar una moto y ver la hermosa naturaleza que hay alrededor. El paseo que va desde localidad hasta Sihanoukville es muy bonito y recomendable.

Aquí termina nuestro post sobre la costa de Sihanoukville. Tal vez las playas no sean tan espectaculares como las de Tailandia, pero a cambio, tiene garantizada más tranquilidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario