jueves, 16 de julio de 2015

Viaje a Rusia (II). Moscú, 2º parte

Lógicamente, en una ciudad, podremos visitar más o menos monumentos según el tiempo que estemos en ella. Pero lo bueno que tiene Moscú es que lo principal de ella, gira alrededor de la Plaza Roja y es probable que gran parte de una estancia allá, gire sobre este lugar, ya estemos un día o unos cuantos más.

Así, si por ejemplo, hay que hacer escala en Moscú para proseguir con otro vuelo, con 10 horas tendríamos suficiente quizá para ver la magnificencia y grandeza de la Plaza Roja y sus alrededores, que van desde el Kremlin al Río Moskva. Si se tiene más días (como fue nuestro caso) pues se pueden visitar otros lugares pero al final del día, uno vuelve a pasear por su famosa plaza (he de ahí que es muy recomendable coger un hotel cerca de dicho lugar).


A continuación comento los principales lugares:

PLAZA ROJA

Verdadero pulmón de la vida social y política de Moscú. Destaca por su gran tamaño y por estar rodeado de imponentes edificios que comentaré más abajo. La entrada se puede hacer por distintas puertas y es totalmente gratuita (de lo poco que hay en Moscú). Hay que tener en cuenta que en dicho lugar, se celebran eventos muy importantes y puede ocurrir que alguna vez esté cerrada. Así, por ejemplo, en toda Rusia se celebra el 09 de mayo, el Día de la Victoria, que se conmemora el aniversario de la derrota nazi por parte de las potencias aliadas. Ese día y sucesivos, dicha plaza se destina para el desfile militar, similar al que se hace el 12 de octubre en España.

En el mapa siguiente se ve la Plaza Roja y sus principales lugares, que comentaremos a continuación: 

Lugares situados en la Plaza Roja

Mausoleo de Lenin (Punto 4 del mapa)

Almacenes GUM (Punto 8 del mapa)

Catedral de San Basilio (Punto 1 del mapa)

Museo Histórico Nacional (Punto 5 del mapa)

Puerta Voksresenskiye, puerta principal de acceso
a la Plaza Roja (Punto 6 del mapa)


Murallas del Kremlin con sus torres (Puntos 11 y 12 del mapa)

Catedral de Kazanskiy (Punto 7 del mapa)


El Kremlin.

Quien piense que la visita al Kremlin incluye el interior del palacio, está equivocado. Realmente lo que se visita es un conjunto de iglesias ortodoxas que se encuentran dentro de dicho complejo. ¿Si su visita es recomendable es recomendable o no? Pues depende de muchos factores. Si se está en Moscú y se dispone relativamente de tiempo, pues si. Pero si por ejemplo, como fue nuestro caso que veníamos previamente de San Petersburgo, pues tal vez pueda resultar algo repetitivo y le reste esplendor. Si uno es aficionado a la fotografía, debe tener en cuenta que está prohibido sacar fotos en el interior de las iglesias. Por tanto, lo de de visitar dicho ya sería una elección muy personal. El precio de la entrada típica es de 500 rublos (unos 9 euros) y el horario es es de 10:00 a 18:00, jueves cerrado. Más info en la web oficial


Mapa del Kremlin, realmente el acceso se limitaba prácticamente a las iglesias del interior.





Catedral de San Basilio

Es una de las imágenes típicas de Moscú, por sus famosas bóvedas de vivos colores. Quizá es más bonito por fuera que por dentro, y más cuando previamente se han visitado muchas iglesias de decoración ortodoxa, principalmente las de San Petersburgo. No obstante, si uno solo visita Moscú, es una visita casi obligada para tener una idea de dicha decoración. El horario de visita es de 11:00 a 17:00, cierra los martes y la entrada del ticket es de 250 rublos (unos 4 euros)








Almacenes GUM

Son unos grandes almacenes (y con los precios más caros de Moscú) situados a un lateral de la Plaza Roja (al otro lateral están los muros del Kremlin). Como entrar es gratis, pues se agradece y son bastante bonitos arquitectónicamente. El que haya estado en la galería Vittorio Emmanuele de Milán, se le asemejará un poco. Si las tiendas del interior son caras, no así sus terrazas que dan a la Plaza Roja. Lógicamente, serán más caras que una cafetería normal pero no la  clavada de precios que podrían pedirnos por ejemplo en la Plaza San Marco de Venecia o en alguna estratégica de París.





Mausoleo de Lenin.

Se puede decir que está justo en el centro de uno de los laterales de la Plaza Roja, bajo los muros del Kremlin. Sin embargo, su entrada está a unos cien metros antes. Entre la entrada y el mausoleo hay un pequeño homenaje con estatuas a héroes de la historia rusa. Lógicamente se tarda más en la cola que dentro del mausoleo pero depende un poco de la suerte. Así, mi mujer y yo la primera vez fue todo muy rápido en la cola e incluso dentro, enfrente de la momia de Lenin, pudimos detenernos y mirarla con tranquilidad. En otra ocasión, quisimos volver, para asegurarnos que Lenin seguía ahí ;), pero la cola era tan grande que lógicamente desistimos. Normalmente, debido a la gran afluencia de gente, los guardias no dejan parar a los visitantes y es todo fluido. Su horario es de 9:00 a 13:00 y la entrada es gratuita. Está totalmente prohibido sacar fotografías en el interior.

Entrada principal al mausoleo de Lenin

En el recorrido, podemos ver figuras de la historia rusa


Iglesia de Kazanskyi

Es una pequeña iglesia que está justo al entrar a la Plaza Roja, a la izquierda. La entrada es gratuita y por no desviarnos de nuestra visita a dicha plaza, es recomendable verla. En el caso de hacer una pequeña escala en Moscú, tal vez sea de las pocas iglesias ortodoxas que uno pueda ver y por tanto, se hará una idea de la iconografía en este tipo de templos. Su entrada es gratuita.


Muy vistosa y colorida la iconografía


Booking.com
ALREDEDORES DE LA PLAZA ROJA

Paseo por el Río Moskva.

Una vez que se llegado al final de la Plaza Roja, una buena opción para volver al principio sería salir de dicha plaza y veremos que nos encontraremos con el Río Moskva. Podemos coger el paseo que lo bordea y desde allí también hacernos una idea de la arquitectura de la ciudad, una mezcla entre los mamotretos de la época soviética junto con edificios clásicos. Veremos también al final del horizonte una gran construcción, el Kotelnicheskaya, uno de los siete grandes edificios estalinistas construidos entre 1947 y 1952. 




El Edificio Kotelnicheskaya


Los Jardines de Alejandro (Alexander Garden).

Una vez bordeando el río y viendo las murallas del Kremlin, llegamos a este  jardín muy grande hermoso. En él, los moscovitas hacen gran parte de su vida social y con unas fuentes maravillosas. Además, hay terrazas (y no caras, donde incluso hay un McDonalds) donde uno se puede sentar y deleitarse con las vistas, tanto del ajetreo de la gente en los jardines como una parte del Kremlin.







Tumba al Soldado Desconocido.

Justo en este jardín, se encuentra la Tumba al Soldado Desconocido, donde siempre dos militares hacen guardia. A las horas en punto, hay cambio de guardia y suele congregar bastante gente. Si se está en los alrededores, es muy recomendable ver dicho acto y no lleva más de 10 minutos verlo. Asimismo, en las cercanías a dicha tumba, se encuentran monolitos en homenaje a las batallas más importantes de la historia rusa, copando una gran importancia las ocurridas durante la Segunda Guerra Mundial.

Una llama siempre encendida en recuerdo a los soldados
fallecidos en acto de combate.




Teatro Bolshoi.

No está lejos de la Plaza Roja, quizá a no más de 500 mts. y es fácilmente visible por su similitud a un templo griego. Si se desea ver la agenda, lo puede ver a través de la web oficial.



PUNTOS ALEJADOS DE LA PLAZA ROJA

Mercados en la zona Izmaiolovo

Aquí tendremos dos opciones:

Para la primera opción hay que coger metro, concretamente la línea azul (ver mapa) y pararnos en la estación de Izmailovskaya, que nos dejará a unos 100 mts de un mercado muy interesante y que solo es visitado por personas locales. Es un buen sitio si se desea llevar algún recuerdo (gastronómico principalmente) ya que solo está frecuentado por lugareños, y por tanto, precios interesantes.

Todo en cirílico, de hecho, eramos los únicos turistas allá. 



Muy buena la carne en Rusia.


Y la segunda opción, es el famoso Mercado de Izmailovo, que pese a llamarse así, la estación de metro más cercana no es la anterior, sino Partizanskaya (a una de Izmailovo). La fama de este lugar es un mercado que está destinado a vender souvenirs. Lo que es curioso es que más que un mercado, en su día pareció un gran parque de atracciones y parece que se ha quedado totalmente olvidado y aislado. Aquí los precios de los souvenirs, principalmente matrioskas y antiguedades militares, son mucho más baratos que los que se pueden encontrar en las inmediaciones de la Plaza Roja.






Venir a este lugar solo tiene sentido si realmente se desea comprar souvenirs o si se está varios días y se desea salir del centro de la ciudad.

EL METRO DE MOSCÚ

¿Y quién no ha oído hablar nunca del famoso metro de Moscú? Está claro que irse de aquí sin hacer una visita subterránea, no sería lo mismo. Como había indicado en el post anterior, su frecuencia es cada minuto y medio, o sea, que no hace falta correr por la escalera para coger, ante tanta belleza con mucho gusto esperaría uno al siguiente. Se recomienda hacer el viaje cuando no sean horas punta o en fin de semana. Muy recomendable la línea circular marrón ya que en ella están concentradas la gran mayoría de las principales estaciones.

Aquí unas fotos:











Y aquí termina mi segundo post sobre Moscú, como han visto, la gran mayoría de sus principales atractivos, se encuentran en un radio muy pequeño. Los próximos posts serán sobre San Petersburgo, que personalmente, me gustó mucho más y da más posibilidades que Moscú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario