jueves, 23 de julio de 2015

Viaje a Rusia (III), San Petersburgo, 1º parte

Ya una vez que se visita Rusia, otra de las ciudades que no puede faltar es San Petersburgo. Sinceramente, a mi me pareció mucha más bonita que Moscú, con más juego y más diversidad. Además, esta ciudad, se enfocaba un poco más al turismo al haber más carteles en inglés o al visitar una atracción, también aparecía la explicación en varios idiomas.

Mientras que en Moscú tal vez con un día y medio o dos tendríamos suficiente, la visita a San Petersburgo, requerirá más días y también hay que enfocarla a ir a lugares que se encuentran fuera de la ciudad, como el famoso Palacio de Peterhoff o el de Catalina la Grande. Y lógicamente, no puede faltar una visita a uno de los mayores y mejores museos del mundo, el Hermitage. Si a ello, le añadimos el aliciente de tener un gran legado arquitectónico y por tanto, el pasear es una delicia, pues al final, hace una conjunción de factores positivos muy interesantes.


COMO LLEGAR.

Mientras que a Moscú, prácticamente la mejor ruta es aérea, San Petersburgo, debido a su cercanía al mar y a otros países, algunos de ellos de la Unión Europea, hace que llegar a ella, sea más fácil y ofrezca más posibilidades.

Por avión

Dependiendo del destino y de la compañía que cojamos, puede que lleguemos directo al Aeropuerto de Pulkovo (LED). Pero tal vez, probablemente y por desgracia, tengamos que hacer escala en Moscú. Y como había dicho en mi posts anteriores, en Moscú hay tres aeropuertos y la distancia entre ellos es muy grande. Por comodidad y conveniencia, si surgiera este caso, es mejor que la escala sea en el mismo aeropuerto moscovita.


Sobrevolando la periferia de la ciudad. Reminiscencia de la
arquitectura soviética. Afortunadamente, el centro histórico, era
otra cosa


El Aeropuerto de San Petersburgo, para lo grande de la ciudad, era relativamente pequeño. Hay dos opciones de llegar, una es a través de un taxi, que para el centro tiene una tarifa fija de 900 rublos (unos 15 euros)(para ver otras zonas, pulsar aquí). Y la segunda opción es a través del bus, con la línea 39, que nos dejaría en la estación de metro Moskovskaya, siendo el precio combinado de bus y metro de aproximadamente 1,5 euros (más info).


Cartel de bienvenida en el Aeropuerto de San Petersburgo (Pulkovo)




Por barco

Normalmente muchos cruceros que atraviesan el Báltico, hacen escala en San Petersburgo. En este tipo de caso, las autoridades rusas dan un visado gratuito de dos días que es tramitado a través de la agencia de viajes que organiza dicho crucero. En el resto de los casos, cuando se hace un viaje particular, previamente hay que obtener el visado. Pulse aquí para más info

Autobús

Si se está visitando las repúblicas bálticas (aquí tiene un post mío que le puede ayudar), una opción interesante puede ser acercarse a esta ciudad mediante la compañía de transportes Lux Express, se tiene una gran posibilidad de combinaciones y con precios relativamente baratos. Está compañía está especializada en países del este de Europa y las veces que la he cogido, he notado una calidad relación/precio excelente (ver un post mío sobre ella dicha compañía)  Así, desde Tallín hay unas seis horas de bus (precios a partir de 14 euros por trayecto), desde Riga, son unas once horas (precios a partir de 23 euros por trayecto). 

Tren

Tal vez si visitó previamente Moscú, su forma de desplazarse hasta San Petersburgo, sea en tren. Hay desde trenes nocturnos  hasta trenes similares al AVE, que en tan sólo cuatro horas, se pone entre las dos ciudades (con precios a partir de 1300 rublos, unos 20 euros). En nuestro caso, los trayectos los hicimos en avión y por tanto, no puedo comentar mucho sobre dicho servicio pero en general los trenes rusos son bastante puntuales y la modernidad, pues según el que cojamos. Pero bueno, a veces en un viaje en tren, se busca algo retro y romántico. Para acceder a la web de la compañía de ferrocarriles rusos, pulse aquí.

CONSEJOS PARA VISITAR SAN PETERBURGO.

Transporte y alojamiento.

Al igual que Moscú, la zona es muy importante y se recomienda quedarse por la zona de la Plaza del Palacio y la Calle Nevski Prospekt. A dicha zona, se le conoce como el barrio de Admiralteiski. Si nos alojamos por esta zona, prácticamente no usaremos transporte público, al estar todo lo principal en un radio relativamente pequeño. Mi mujer y yo, al quedarnos por esa zona, no hicimos uso del transporte público ya que se podía llegar a todo caminando. Haciendo una búsqueda en Booking, para el mes de de septiembre, por ejemplo, vemos que hay mucho alojamiento por menos de 20 euros al día (ver ejemplo).

Algunos monumentos por dicha zona (los principales de la ciudad) y todos en un radio de menos de 500 mts (en el siguiente post, se detallarán más profundamente).


La Plaza del Palacio

El Museo Hermitage

Almirantazgo (Admiraljstvo) 


Vista desde lo alto de la Catedral de San Isaac

Catedral de San Isaac






Booking.com


Con los taxis ocurre lo mismo que en Moscú, previamente hay que pactar un precio de la carrera. Cuanto menos, es llamativo que esto ocurra en un país de Europa. De todas formas, el transporte municipal es muy eficiente en esta ciudad pero tenemos el problema del alfabeto, que en el caso del autobús, está prácticamente todo en cirílico.

El mapa del metro de San Petersburgo es el siguiente: 


Líneas de metro en San Petersburgo


Donde comer

San Peterburgo ofrece una gran cantidad de gastronomía. Basta con pasear por la Calle Nevski Prospekt, la principal arteria de la ciudad, para ver muchos restaurantes. Hay también comida rápida casera tradicional de Rusia, con su famosa sopa de remolacha o crepes hecho de múltiples formas. Una de las principales cadenas de este tipo de restaurantes es Teremok (ver web oficial),

Cuando visitarla

Lógicamente hay que visitarla en los meses de verano. En la noche del 23  al 24 de junio, se celebra en toda la ciudad las conocidas como “Noches Blancas”. Se llama así porque al coincidir con  los días más largos del año, siempre queda algo de claridad por las noches. Mi mujer y yo estuvimos allí a mediados de mayo y por las noches solía refrescar bastante, por tanto, es muy recomendable ir con ropa de abrigo. Además, al ser una ciudad, bañada por el Río Neva (de gran anchura), hace que sea muy húmeda y por tanto, el frío se cale más. Cuando estuvimos, anochecía totalmente sobre las 23:30 horas y amanecía sobre las tres de la madrugada. Por tanto, con este horario, se puede decir que se tiene todo el día para visitar San Petersburgo.


El Río Neva. Vemos la gran anchura que tiene

Un canal de San Petersburgo. De hecho, se es llamada como una
de las Venecias del norte.


Como afrontar la visita a San Petersburgo.

La visita a esta ciudad es cómoda pero hay que tener en cuenta dos factores. Por un lado están los palacios que habíamos comentado anteriormente y que al estar fuera de la ciudad (aunque en el de Peterhoff uno se pone rápido como explicaré en el siguiente post), una parte se irá en recorridos. Y por otro lado, está el Palacio del Hermitage, que es una visita obligada en esta ciudad y que llevará sus horas verlo. Si lo visita, céntrese en una temática determinada ya que el tamaño de dicho museo es tan grande que es imposible verlo todo.

Aquí expongo un mapa de la ciudad con sus principales puntos turísticos: 


Principales atracciones turísticas de San Petersburgo


En el siguiente post, hablaremos de los principales monumentos a visitar.

1 comentario:

  1. He estado cuatro veces en SP. Una en sus noches blancas del verano y las restantes en
    invierno. Me gusta más en invierno, pese al frío. La nieve y el hielo incrementan la
    belleza de tan hermosa ciudad. Alberto.

    ResponderEliminar