viernes, 7 de agosto de 2015

Viaje a Rusia (IV). San Petersburgo, 2º parte

En este post, recorreremos los principales lugares a visitar en esta hermosa ciudad, San Petersburgo. Lo bueno que tiene es que la gran mayoría de sus monumentos, se pueden visitar a pie y además siendo testigos de una hermosa y rica arquitectura.

Con respecto a la planificación de los días, hay que tener en cuenta que sus dos principales atracciones, el Museo del Hermitage y el Palacio de Peterhoff, cierran los lunes y si va en fin de semana, probablemente se encuentre con mucha gente. Aunque como había comentado en posts anteriores, el número de turistas en Rusia no es muy grande (al menos cuando yo fui en mayo, una de las mejores épocas) y se podía ver todo sin agobios ni colas. Sinceramente, no creo que la situación en ese sentido vaya a mejor.

Una auténtica lástima que de Rusia se tenga muchos prejuicios por sus políticos y por la fama de la mafia rusa pero tras haber estado allí, y como mucha gente opina a posteriori, la opinión cambia y uno se da cuenta de lo grato, amable y gentil que es el pueblo ruso, que pese a la barrera del idioma (el inglés casi ni se usa), se esfuerzan todo lo que pueden para ayudar.


Aquí pongo un mapa con las principales atracciones turísticas de San Petersburgo:


El orden en el que pongo los monumentos es una ruta que se puede hacer sin perder mucho tiempo caminando

Museo del Hermitage

Poco se puede añadir a uno de los museos más impresionantes del mundo, con un inventario de arte imposible prácticamente de ver a lo largo de la vida. Pero dicho museo no se limita a enseñar arte sino que el propio recinto ya es una auténtica obra de arte. Por tanto, para su visita no limitarse a los cuadros o esculturas, sino también mirar al techo, que seguro que hay un gran lienzo.

El horario de apertura es de martes a domingo de 10:30 a 18:00 y los miércoles, de 10:30 a 21:00. El precio es de 600 rublos (unos 10 euros aunque siempre es mejor ver el cambio actualizado en www.xe.com). Recordemos que el lunes cierra. ¿sobre cuanto tiempo dedicar dentro del museo? Quizá sea la pregunta más relativa, todo dependerá lógicamente de nuestro amor al arte, los días en la ciudad, las prioridades a ver, etc. pero tal vez sobre tres horas, puede ser suficiente para no caer en el Síndrome de Stendhal ;) También, es recomendable filtrar lo que se desea ver porque ver todo es imposible. Ver web oficial de museo.



La escalinata de acceso ya es un preludio de lo que veremos









Plaza del Palacio.

Es donde se asienta el Palacio del Hermitage junto con otros edificios emblemáticos de la ciudad. Por su gran tamaño, también es el centro de los principales eventos sociales y culturales como por ejemplo el de algunas fotos que muestro, coincidiendo con la celebración del 70º aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.



Diversas actuaciones en dicha plaza con motivo del 70º aniversario
del fin de la Segunda Guerra Mundial



Catedral de San Isaac

Para llegar desde el lugar anterior a éste, basta con coger la calle Admiralskaya y tras pasar el Hotel Four Seasons, enseguida veremos dicha iglesia (en total, unos 10 minutos caminando, ver ruta en google maps). Esta fue la primera iglesia que vimos mi mujer y yo en Rusia y nos maravilló totalmente. Es una de las razonas principales por las que al final nos gustó más San Petersburgo que Moscú. San Isaac es el patrón de la ciudad y por tanto, se merecía una gran iglesia. Como todo lugar de culto ortodoxo, la observación de su iconografía es bastante interesante. Además, dicha iglesia tiene la posibilidad de subir a lo más alto y desde allí se divisan unas vistas impresionantes de la ciudad. Su horario es de 10:00 a 19:00 (ultima admisión a las 18:00) y el precio de entrada es de 250 rublos y el combinado para subir y poder divisar la ciudad es de 350 rublos (unos seis euros). En Rusia (al menos el San Petersburgo y Moscú, la gran mayoría de la entrada a las iglesias, es pagando).

Hermosa la fachada de dicha catedral







Hermosas vistas desde lo más alto de la catedral










Catedral de Kazán.

Una vez visto el anterior lugar, para dirigirnos al nuevo monumento, hay dos opciones: o retroceder para coger la Avenida Nevski Prospekt (la que termina en la Plaza del Palacio y principal artería de la ciudad) o callejear un poco por la parte trasera de la Catedral de San Isaac y bordeando el Río Moyka hasta llegar a la avenida comentada anteriormente. Si se sigue este camino (yo lo recomiendo mucho, ver ruta a seguir en google maps), nos encontraremos con hermosas postales de  San Petersburgo. 

Hermosas panorámicas si bordeamos el Río Moyka






Esta iglesia es gratuita (de las pocas con una gran vistosidad que lo es en las dos grandes ciudades rusas) y el horario es de lunes a viernes de 8:30 de la mañana hasta el fin de del oficio nocturno. El fin de semana, abre a las 6:30 de la mañana. Es muy interesante así mismo ver las diversas construcciones que hay alrededor como una gran columnata entre dicha iglesia y la Avenida Nevski Prospekt. Quizá de las iglesias que vimos, era la menos pomposa en su interior, pero eso no desmerece una visita. Es que más bien el nivel de las otras, era difícil de superar.

Hermosa la columnata frente a la iglesia.





Iglesia de la Resurrección de Jesucristo.

Para llegar a esta iglesia, hay que cruzar la Avenida Nevski Prospekt y seguir el Canal Griboyedov (que se encuentra justo a un lateral de la iglesia Kazán). En total unos 10 minutos a pie. También es conocida como la Iglesia de San Salvador de la Sangre Derramada (Church of Savior of the Spilled Blood). Ver recorrido a seguir con google maps.

Este lugar está erigido como recuerdo y homenaje al zar Alejandro II, que fue asesinado en ese mismo lugar en el año 1881. La iglesia ya desde lejos destaca por su gran colorido (de estilo similar a la Plaza de San Basilio de Moscú). Si bien, es relativamente pequeña, toda su iconografía interior es auténticamente hermosa y nos quedaremos anonadados de tanta belleza. En una parte de la iglesia, está el punto donde el zar Alejandro II, sufrió el atentado. El precio de la entrada es de 250 rublos (unos cuatro euros) y está abierta todos los días de 11:00 a 19:00 horas (aunque la última admisión es hasta las 18:00).

Ya de lejos, se ve la hermosura de dicha iglesia


Impresionante el interior



Lugar exacto donde fue asesinado el zar
Alejandro II




El Fuerte de San Pablo y San Pedro.


Este punto ya dista relativamente bastante del lugar anterior, aunque tal vez no más de 45 minutos caminando si se coge la Avenida Nevski Prospekt y se toma el puente que atraviesa el Río Neva. Sería más recomendable quizá coger el trolebús (buses que funcionan con energía eléctrica, similar a los tranvías) número 7 y tras pasar el puente del Río Neva, apearse e ir hacía dicho lugar. El precio del billete es de 28 rublos, unos 40 cts. de euro.

En este lugar donde oficialmente se fundó la ciudad de San Petersburgo en el año 1704.

Este fuerte es fácilmente identificable ya que en el interior de éste, está la  Catedral de San Pedro y San Pablo, fácilmente visible  desde antes de atravesar el río, por su gran torreta puntiaguda y de color dorado.

Dicha catedral tiene una gran transcendencia sentimental e histórica entre los rusos ya que allí están enterrados los zares, teniendo el zar Nicolás II y su familia (vilmente asesinada en Ekaterimburgo en el año 1918) un panteón especial y así como un pequeño museo de dicha dinastía.



Vista de dicha catedral desde el otro lado del río, fácilmente visible



Árbol genealógico de los Romanov

Panteón del último zar de Rusia, Nicolás junto con su mujer (Alejandra) y sus
cinco hijos (el zarevich Alexis, Olga, Tatiana, María y Anastasia)

Asimismo en dicho fuerte también hay una antigua cárcel (llamado bastión) donde se recluía a la población que se rebelaba contra los zares. Posteriormente fue utilizada también como cárcel durante el período soviético.






Hasta aquí lo más reseñable que visitamos mi mujer y yo de San Petersburgo pero esta ciudad en si, es muy agradable de pasear, especialmente por la Avenida Nevski Prospekt (aquí puede ver algunas fotos de dicha vía):







Palacio de Peterhoff.

Es uno de los lugares situados fuera de San Petersburgo a visitar. El Palacio de Peterhoff, a unos 30 kms. fue una de las residencias de veranos de los zares de Rusia y es un gran complejo que además durante los meses del verano (entre junio y septiembre), se activan unas fuentes dotando a los jardines de un gran esplendor. 

Dicho palacio, quedó totalmente destruído durante tras los continuos bombardeos que sufrió San Petersburgo (el famoso Sitio de Leningrado, nombre anterior de la ciudad) pero tras el fin de la contienda, se volvió a reconstruir antes de su destrucción

El Palacio de Peterhoff cierra los lunes. Los demás días está abierto de 9:00 a 19:00 y la entrada cuesta 500 rublos (uno 8 euros). En el interior de dicho palacio, no se pueden sacar fotos.


Hermoso, sin duda alguna.




Una de las maneras más rápidas que también nos servirá para ver el Río Neva, tanto en su curso por la ciudad (y consecuentemente, una manera distinta de ver la hermosa arquitectura de esta urbe) así como los frondosos bosques que rodean San Petersburgo, es a través de un hidrofoil que se coge justo en la trasera del Museo del Hermitage, donde hay varios pantalanes de diversas navieras. El precio es de 1200 rublos ida y vuelta (unos 20 euros) y tarda aproximadamente media hora. Más info, aquí. 

Interior del hidrofoil

Otra forma de ver la arquitectura de San Petersburgo




Sin embargo, y dependiendo del tiempo que se tenga para visitar la ciudad, otra manera económica es y en contacto con el pueblo ruso (el anterior es más utilizado por extranjeros) es tomando el metro hasta la estación Baltiskaya (linea roja). Una vez que llegamos aquí, debemos buscar un autobús o microbús que va a Petergoff (Petrodvorets), que nos dejará a la entrada al parque de dicho palacio. Este viaje costará no más de 0,5 - 1 € y tardará 40-50 min.

Tsarkoe Selo

Es otro palacio que también fue residencia de los zares. Este lugar no lo visitamos pero dejo indicaciones de cómo llegar a él, por si lo desean.
Como llegar a Pushkin (Tsarkoe Selo)


En bus o minibus

1. Desde el metro Moskovskaya en el minibus 287, 347 o 545.

2. Desde el metro Kupchino en minibus número 287, 545a, 347a o autobus 186

3. Desde el metro Zvezdnaya en autobus 186



En tren:

Desde la estación Pushkinskaya (metro Pushkinskaya) a la estación Detskoe Selo (Pushkin) y entonces con minibus número 377, 519, 511 o autobus número 545, 370, 376, 378 ( al Palacio de Catalina y parque).



El horario es de 10:00 a 18:00 (última admisión a las 17:00 y cierra los todos los martes y el último lunes de cada mes

Y aquí termina mi crónica de dicha ciudad y también de Rusia. Un país que como he comentado, muchos sin haber estado y conocido hablarán mal de él, pero tras verlo, queda claro que una cosa son sus políticos (y también porque no decirlo, su historia) y otra, su gente, su gran gente.

7 comentarios:

  1. Muy interesante el post, y el blog. Me encantaria visitar rusia, pero hasta ahora, los hoteles me parecian muy caros. Sin embargo, y a raiz de leer el blog, y las ofertas de viajes a Rusia que recibo en el correo, me da la sensación de que es mucho mas asequible visitarlo, especialmente, parece que los hoteles han bajado mucho de precio. Los precios de las visitas tampoco me parecen caros, y por ultimo, la comida, parece que con las cadenas de comida rápida, también han bajado. En resumen, que me da la sensación que por fin rusia está al alcance de todos los bolsillos. ¿Os ha dado esa sensacion? Espero viajar pronto a Rusia, pese a los rusos antipaticos y quizas ya pueda permitirmelo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tu valoración positiva de mi blog. Si, en efecto Rusia no es caro para el turista ahora mismo. Hoteles para elegir hay muchos. Luego el metro, muy eficaz, si compras un billete sencillo, son 50 rublos (unos 80 cts) pero hay un montón de tickets descuentos. Y luego la comida, tienes para elegir todo lo que quieras, incluida la comida rusa rápida que es muy buena y probablemente más sana que la de las multinacionales. E incluso, cerca de la Plaza Roja te puedes comer un buen plato de carne y una cerveza por 10 euros en total ¿cuanto te costaría eso en la Plaza Mayor de Madrid, 20 euros quizá? Ya verás que no te defraudará. Saludos.

      Eliminar
  2. Muchas gracias por compartirlo. Me ha encantado.

    Creo que es de esas ciudades que me apetece más pasear, deleitándome con el entorno, que visitar iconos sagrados... El paisaje urbano es realmente bellísimo.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paquito, muchas gracias por tu valoración positiva sobre el post. Pasearla de divina pero los templos a visitar te cogen de paso y no te conllevará desviarte. Y el interior de dichos templos, como puedes ver en algunas fotografías, son impresionantes.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Soy de Buenos Aires (República Argentina) y siempre he tenido ganas de ir a Rusia y visitar el famoso Anillo de Oro. ¿Es posible llegar por tren desde Madrid o es muy complicado? Porque de paso podría apreciar todo el paisaje europeo. Espero su consejo. Excelente su página con comentarios muy atinados.¡Lo felicito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Malisa, muchas gracias por tus comentarios positivos sobre mi post.
      Poder si se puede pero te va a salir caro ya que tendrías que atravesar países como Francia o Alemania, que el tren es muy caro.

      Moverse en avión con compañías lowcost como Ryanair, Easyjet, Volotea, etc. es muy barato en Europa. Una opción si quieres usar el tren es desplazarte hasta Tallín o Riga, en las Repúblicas Bálticas, y ya desde ahí ir a Moscú. El billete no es caro en este caso e incluso desde Tallín a San Petersburgo, son unas pocas horas en tren. Saludos.

      Eliminar
  4. ¡Muchísimas gracias por tu consejo, Daniel! Un afectuoso saludo argentino.

    ResponderEliminar