viernes, 22 de diciembre de 2017

Resumen del año 2017 y expectativas para 2018

En lo referente a mi pasión por viajar y conocer nuevos lugares y culturas, si hubiera una palabra que mejor resumiría el año 2017 sería, sin duda alguna, la palabra cambio. Y lo es porque tras cuatro años viviendo en India, mi nuevo hogar, por unos años, será China y concretamente, su capital, Pekín. Reencontrarme con este país, tras dos veces anteriores como turista, me ha hecho descubrirlo de tal forma  que solo se puede hacer viviendo aquí.

Si como turista, prácticamente nos limitamos a conocer los principales lugares de un país, el vivir en él, te hace conocer su idiosincrasia y su forma de vida. Aparte que Pekín, me parece una ciudad fascinante y con un equilibrio entre la milenaria tradición china y la efervescencia arquitectónica y cultural que está teniendo lugar en una gran mayoría de ciudades de este inmenso país.


Ya en lo referente a viajes de turismo, por un pequeño percance médico sin importancia, mi mujer y yo no pudimos visitar muchos países este año pero los que visitamos, nos marcó uno en especial y fue el Sultanato de  Omán, una joya desconocida del Golfo Pérsico que merece mucho la pena visitarlo. Nuestra fascinación por ese país, nos hizo ir en dos ocasiones en un breve plazo de tres meses ya que las conexiones aéreas entre India y dicho país árabe, son de tan solo tres horas y media de vuelo directo.

Si huyen del modelo de modernidad y algo surrealista que ofrece los Emiratos Árabes, especialmente en las ciudades de Dubái y en menor medida, Abu Dhabi, sin duda, Omán es una gran alternativa, preservando sus tradiciones e identidad como pueblo.

Y otro lugar que también visitamos fue Jordania. Este país, no es solo Petra, sino que también tiene otros maravillosos lugares pero sin duda, si hay algo que tiene este país, es un bien inmaterial que no lo disponen todo, y es la gran amabilidad y corazón de los jordanos.

Booking.com
Pues básicamente a esto, se limitó nuestros viajes. Lo importante es la salud y por eso, este año, tuve que tomármelo más suavemente. Pero no cambio por nada del mundo, empezar a vivir en un nuevo país, y más en China, donde cada día uno se sorprende del adelanto que tienen en algunos aspectos.

Para el próximo año, mi mujer y yo tenemos varios objetivos, algunos ya totalmente concretados y otros, en la mente. Por una lado, a mediados de enero, huiremos un poco del frío de Pekín, que hace que en esta época, las temperaturas difícilmente suban de cero grados. Concretamente iremos a algunas zonas de Camboya y Vietnam que no habíamos estado antes. Y también, en este mismo viaje, conoceremos la isla de Taiwan, una mezcla, según dicen, de China y Japón.

Otro de nuestros objetivos también, para el próximo año, es conocer las repúblicas del Cáucaso, (Armenia, Georgia y Azerbaiyán). Tras haber estado en unos 70 países, ya uno busca lugares alternativos, poco visitados, seguros y que ofrezcan una gran oferta cultural e histórica. Estamos seguros que estos países, en ese sentido, no nos defraudarán.

Tampoco faltará, lógicamente, conocer ciudades de China y nuestro viaje anual a España, concretamente a nuestro antiguo lugar de residencia y donde tenemos toda nuestra familia y amistades, Gran Canaria.

Y lógicamente, viviendo en China, no puede faltar un viaje a Mongolia y sentir esa experiencia de ver, posiblemente, los cielos estrellados más hermosos del mundo desde su inmensa estepa. 

Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario