viernes, 5 de febrero de 2021

Viaje a Armenia (I). Consejos prácticos.

Comenzamos una serie de artículos hablando del último país que nos quedaba por hablar del Cáucaso, concretamente Armenia.

Esta nación, que últimamente ha aparecido mucho en las noticias por su contienda contra su país vecino, Azerbaiyán, tiene otros factores por los que debe ser conocido y uno de ellos, es por su impresionante historia y también, su diversidad paisajística. 

Y también, por ser el primer país en reconocer el cristianismo como religión, en el año 301. Independientemente que uno profese esta creencia, este dato en si ya dice mucho y una muestra de ello, es su impresionante legado histórico y arquitectónico y cuyos principales exponentes, sean sus hermosas iglesias que datan, muchas de ellas, del primer milenio de nuestra era.


Por tanto, cuando se acabe esta pandemia, sin duda es una buena recomendación visitar este país y combinarlo con los otros países vecinos, Georgia y Azerbaiyán, como hicimos mi esposa y yo en septiembre de 2019, aún antes de la aparición del coronavirus.

SITUACIÓN DE ARMENIA

Armenia se encuentra en una gran encrucijada de caminos, incluida algunas ramificaciones de la Ruta de la Seda, influencias de cultura otomana y persa e incluso, hasta aquí llegó la arquitectura romana, donde una muestra de aún perdura en el Templo de Garni, como veremos en su momento.



Es el único país del Cáucaso que no tiene acceso al mar aunque aquí relativamente, también se podría incluir a Azerbaiyán, ya que en lo referente a la costa, solo la tiene con el peculiar Mar Caspio.



También, para comprender un poco mejor la situación actual con respecto al tema de Nagorno Karabag, incluyo un mapa.




COMO LLEGAR 

Hablando de la situación de como estaba sus accesos antes del coronavirus, desde Europa de forma directa en avión, había relativamente pocos vuelos. Quizá, la ruta más corta desde España es vía París, por los grandes lazos culturales que une Armenia con Francia. El aeropuerto principal del país es el de su capital, Ereván, llamado Zvarnots Si desea más información, pulse aquí.

Normalmente, Armenia es un país que se suele combinar mucho con su vecino, Georgia, y por tanto, es una posibilidad fantástica conocer ambas regiones al mismo tiempo. Países con una gran frontera en común, ambas capitales, Ereván y Tiflis están a unas cinco horas en autobús (más info) y también, comunicadas por un cómodo tren nocturno (más info).

Punto fronterizo de Bavra, entre Georgia y Armenia

En este caso, el punto fronterizo de Bagratashen


También, si se desea alquilar un coche, normalmente no suele haber problema de usar el mismo automóvil para visitar los dos países, como hicimos mi esposa y yo, con la compañía Avis. Solo basta con indicarlo al hacer la reserva para que ellos gestionen los trámites referentes a aduanas. 

Nuestro coche de alquiler, que usamos en Armenia y Georgia


VISADOS

 Actualmente con el tema del coronavirus, hay que tener muy en cuenta las restricciones a la hora de viajar. Y también, por desgracia, un factor adicional es que debido a la actual hostilidad que hay con Azerbaiyán, si se ha visitado este país, pueden poner pegas a la hora de permitir la entrada. En este lado, es recíproco, es decir, da igual el orden que se visite que por las dos partes, pueden poner objeciones.

En la actualidad (febrero de 2021), para el caso de los españoles, no hay que solicitar previamente ningún visado. No obstante, para cualquier información o actualización al respecto, lo mejor es dirigirse a  la web oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia.

DINERO

La moneda oficial de Armenia, es el Dram. Es una divisa que normalmente el cambio está entre 500 y 650 aunque el último enfrentamiento bélico con Azerbaiyán, ha hecho que se devalúe un poco. Para saber la relación con otras monedas, www.xe.com es una buena opción.

En lo referente a precios, al igual que los otros países del Cáucaso, Armenia es un país bastante barato en relación con la gran mayoría de los países de Europa Occidental.

Quizá comparándolo con Georgia, en lo referente a precios de restaurantes, es más o menos similar, con un precio de entre 15 a 20 euros para una buena comida para dos personas y en lo referente a hoteles, algo más caro quizá pero con precios mucho mejores que la gran mayoría de las ciudades europeas.

ALOJAMIENTO

Armenia, en lo referente al turismo aún está desarrollándose. A diferencia de la gran facilidad que había para encontrar alojamiento en Georgia (su país vecino y con muchas características históricas y sociales similares), la gran mayoría de la oferta alojativa en Armenia, se encuentra en su capital Ereván. 

No obstante, hay que decir también que la gran mayoría de lugares turísticos de esta nación, se encuentra en un radio en coche de una hora y media o menos de recorrido y por tanto, mucho más fácil para tomar la capital como “cuartel general” y de ahí, realizar las oportunas excursiones de un solo día.

COMIDA

La comida armenia tiene una gran influencia otomana (turca) y también persa. Tener a esos dos países como fronterizos (que no como amigo en el caso de Turquía y que hablaremos en su momento), hace que su gastronomía tenga una gran mezcla de sabores.

Destaca mucho la carne al grill en sus diferentes especialidades así como las ensaladas




Su pan, su maravilloso pan, se encuentra en cualquier lado y es tan bueno que hasta se podría comer solo. Imposible no irse de este país sin probarlo. Sus dulces también son sabrosos.



La oferta gastronómica en su capital, Ereván, es bastante buena. Ya saliendo un poco de ella, tal vez no haya tanta concentración de restaurantes, pero no debería haber mucho problema en encontrar un restaurante.



COMO MOVERSE

Armenia es un país relativamente pequeño y manejable, de tan solo 29.743 kilómetros cuadrados y que prácticamente, la gran mayoría de sus atracciones turísticas, están en la zona norte.

Mi esposa y yo nos movimos en coche de alquiler y creemos que es la mejor opción. Para ello, siendo españoles, únicamente basta el carné de conducir español, ni siquiera hace falta el internacional.

En general, las carreteras estaban bien aunque nuevamente (como había ocurrido en Georgia), el Google Maps, nos hizo malas pasadas en el sentido de recomendarnos rutas por supuestas carreteras que luego eran caminos de cabras prácticamente. Ya al hablar de los respectivos lugares, lo indicaré.

Una carretera típica de Armenia


Indicar que la lengua armenia, tiene un alfabeto propio pero no hay problema porque en la señalización de las carreteras, también está en latino.

Indicaciones en armenio y alfabeto latino




Si se desea información sobre el transporte público de autobuses u otros servicios, aquí te dejo la dirección a un blog muy interesante al respecto

TELEFONÍA MÓVIL

Al igual que hicimos en Georgia y Azerbaiyán, aquí también compramos una tarjeta SIM. Más bien lo hicimos por si necesitábamos un taxi o para tener en tiempo real, las recomendaciones de ruta de Google Maps.

Ya lógicamente depende de las necesidades de cada persona el estar conectado las 24 horas a internet pero si no se tiene, indicar que la gran mayoría de hoteles, suelen tener conexión wifi.

Para nuestro caso, contratamos una tarjeta por la compañía, Beeline, que probablemente sea la mejor y con más cobertura de la nación. Por ejemplo, haciendo un pantallazo de alguna de sus tarifas, en febrero de 2021, son las siguientes:



Conviertiendo en euros, 1900 dram son 3 euros, 2900 dram son 4,60 euros y 4900 dram son casi 8 euros. O sea, precios muchísimos más bajos que en España.

OTROS DATOS ÚTILES

Armenia es un país muy seguro, en ningún momento tuvimos una sensación extraña en ese sentido.

Conviene no hablar de sus dos grandes enemigos, Turquía y Azerbaiyán. Teniendo en cuenta que ambos países comparten la media luna como símbolo en sus banderas, mejor no llevar nada de esto visible.

Armenia es un país que se siente muy orgulloso de su historia y una parte indivisible de ella, es haber sido el primer país en reconocer el cristianismo, que aquí se lleva con gran devoción. Por tanto, a la hora de visitar una iglesia, conviene hacerlo con una vestimenta adecuada. Por ejemplo, las mujeres deben llevar el pelo cubierto y en ambos sexos, nunca mostrar las rodillas. Si no se dispone de la ropa adecuada, en todas las iglesias, siempre hay telas para cubrir esas partes. No obstante, si se tiene coche de alquiler, siempre es bueno llevar telas que cubran esas partes.

Con respecto a la meteorología, Armenia tiene unos contrastes de temperaturas muy grandes, con veranos calurosos e inviernos con mucha nieve, que puede hacer caer los termómetros muy por debajo de los cero grados. Mi esposa y yo fuimos en septiembre (de 2019) y tuvimos la oportunidad de disfrutar aún de buenas temperaturas.

Armenia dispone de un abecedario propio, único en el mundo. Le llamará mucho la atención.




NUESTRA RUTA

Mi esposa y yo estuvimos una semana en Armenia, que si no se visita la zona sur del país, creo que está bastante bien.

Entramos por Georgia y la primera ciudad que visitamos, fue Gyumri, la segunda más grande del país y famosa desgraciadamente por un devastador terremoto que sufrió en 1988. 

Posteriormente nos dirigimos a su hermosa capital Ereván, donde estuvimos tres días y de ahí, aprovechamos para visitar unos cuantos lugares a su alrededor.

Y finalmente, para volver a Georgia, ya que ahí debíamos devolver el coche y tomar nuestro avión a China, lo hicimos por la ruta que nos lleva al hermoso Lago Sevan, para finalmente, unas decenas de kilómetros antes de la frontera, maravillarnos con el Monasterio Hagharshin.


De todos estos hermosos lugares, junto con la convulsa historia reciente de Armenia, hablaremos en los próximos posts.

Otros posts sobre Armenia en este blog:


No hay comentarios:

Publicar un comentario