lunes, 30 de septiembre de 2019

Viaje a Egipto (XI). El Cairo, 2º parte

Continuamos en este post con lugares interesantes a visitar en El Cairo. En esta ocasión, y a diferencia del primer post donde prácticamente todas las visitas se podían hacer a pie entre un punto y otro, en esta ocasión, no queda más remedio que usar transporte público y tal vez, por eficiencia y rapidez, lo más idóneo sea utilizar el taxi, principalmente a través de aplicaciones móviles como Uber, para así, evitar el regateo, muy común en este país.

Nuestro post de hoy da una idea de lo grande que es la cultura de Egipto ya que hablaremos de su principal museo, el Museo Egipcio hasta lugares marcados en su origen por una religión, ya sea la musulmana o la copta cristiana.





En esta ocasión el recorrido que se sugiere visitar es el siguiente: 






EL MUSEO EGIPCIO DE EL CAIRO

Es inexcusable no visitar este museo si nos encontramos en la capital egipcia. Aunque le quede relativamente poco tiempo a este museo ya que según las estimaciones, para el año 2020 (aunque se esperaba para el 2018) se pasará toda la colección al nuevo museo situado cerca de las pirámides de Gizah (que hablaremos en el próximo post), es ahora mismo donde se encuentra la gran mayoría del legado que dejaron las diversas dinastías que reinaron a las orillas del Nilo.

El museo es viejo, vetusto, y con una estructura y una señalización (con texto en máquina de escribir y casi borroso) de principios del siglo XX (de hecho, fue inaugurado en 1902).Tal vez esto también pueda ser algo romántico en el sentido de quedar pocos museos de este tipo. Hay que tener en cuenta que en la inauguración de dicho edificio, había 12.000 piezas y en la actualidad, hay 150.000, por tanto, muchas veces más que dar la sensación de museo, más bien parece un gran almacén destartalado.






Durante las revueltas que hubo en Egipto en 2011, y principalmente en El Cairo, dicho museo sufrió algunos saqueos y robos, pese a que se creó un cordón humano para evitar estos improperios. La cercanía de este edificio con la Plaza Tahrir (punto principal de las manifestaciones que hicieron derrocar a Hosni Mubarak), tuvo mucha culpa de ello.






El precio de la entrada es de 160 LE (unos 8 euros) y si se quiere sacar fotos (muy recomendable ya que en otros lugares del interior, o está prohibido o son precios muy excesivos) hay que pagar 50 LE (unos 2,5 euros más). El horario es de 9:00 a 17:00 y en el exterior, hay una pequeña cafetería donde reponer fuerzas.


Cafetería en el exterior del edificio


Con respecto al tiempo estimado de visita, pues es bastante relativo e irá en función de la curiosidad, de las ganas de saber más sobre Egipto, etc. Mi mujer y yo, como disponíamos relativamente de varios días en El Cairo, estuvimos desde las 9:00 hasta las 16:00 y no nos dio tiempo a ver todo aunque si repetimos algunas salas como la de la máscara de oro de Tutankamón.






Tal vez, si se quiere ver lo principal, sobre unas 3 horas sería suficiente.



LA PLAZA TAHRIR

Dicha plaza es el pulmón social y en los últimos años, termómetro de la situación política en Egipto. Es en dicha plaza donde se originaron las revueltas que hubo en Egipto en 2011.





Es una gran plaza circular prácticamente enfrente del Museo Egipcio y en el podemos ver una gran parte de los ministerios egipcios así como de las principales cadenas hoteleras del mundo.

Ya por la noche, algo muy característico en los países árabes, es cuando rebosa de vida social y es interesante pasear por ella para ver un poco la vida e idiosincrasia de los cairotas.

LA CIUDADELA DE EL CAIRO.

Para trasladarse del punto anterior a éste y debido al ineficiente servicio público de transportes, tal vez lo mejor es utilizar el taxi. Como había comentado en posts anteriores, los taxis no trabajan con taxímetros y por tanto, para los turistas, la tarifa se infla mucho. Lo mejor es recurrir a aplicaciones móviles y quizá, la más extendida en Egipto sea Uber. La tarifa, no llega a 10 LE (unos 50 céntimos de euro) para este caso.

La Ciudadela de El Cairo es una fortificación islámica medieval. Se encuentra ubicada en la colina de Mokattam cerca del centro de la ciudad. La ciudadela fue fortificada por el gobernante ayubí Salah al-Din (Saladino) entre 1176 y 1183 d. C. para protegerla de los cruzados.





Dicha ciudadela consta de varios edificios, desde mezquitas a museos. El precio total para acceder a dicho complejo es de 140 LE (unos 7 euros)

Entre los principales monumentos a visitar, destaca:

La Mezquita Azul

También conocida como la Mezquita Aqsunqur, sirve también como un complejo funerario, que contiene los mausoleos de su fundador Shams ad-Din Aqsunqur, sus hijos, un número de hijos del sultán Bahri Mamluk an-Nasir Muhammad y el de su principal restaurador, Ibrahim Agha al-Mustahfizan.





El Aga Khan Trust for Culture (AKTC) junto con el World Monuments Fund comenzó un proyecto de restauración de la mezquita en 2009. La mezquita se abrió al público en mayo de 2015 después de la finalización de un proyecto de renovación de seis años. La mezquita fue inaugurada en presencia del Ministro de Antigüedades Mamdouh el-Damaty, el Aga Khan , el Presidente de la Red de Desarrollo de Aga Khan y el gobernador de El Cairo, Galal Saeed.






Los trabajos de renovación enfocaron la estabilidad estructural, la conservación del interior y la reparación del techo.  Hoy, la Mezquita Azul es un importante destino para los turistas que visitan Egipto.

La Mezquita de Mohammed Alí

Fue construida a instancias del gobernador otomano Mehmet Alí entre los años 1830 y 1848. Fue la mezquita más grande construida en la primera mitad del siglo XIX y es también la más visible de la capital egipcia por su elevada ubicación y la altura de sus minaretes.



Fue erigida en memoria de Tusun Pasha, el hijo mayor de Mehmet Alí fallecido en 1816. En la actualidad la mezquita es visita ineludible para los turistas, que desde ella pueden contemplar una vista privilegiada de la urbe.





Museo de la Policía

Interesante museo dedicado a la historia de la policía en Egipto. Indicar que aunque la entrada al museo, está incluido en el precio, para sacar fotografías, había que pagar un extra (algo muy generalizado en los museos de de este país).




Vistas a la ciudad

Asimismo, la ciudadela también sirve para otear maravillosas vistas de El Cairo (pese a su gran contaminación), al encontrarse a una cierta altura con respecto a la ciudad y también hay cuidados jardines para tomarse una pausa en el paseo por dicha ciudad.







EL BARRIO COPTO

Al igual que el recinto anterior, en una relativa poca distancia podremos disfrutar de varios lugares de este barrio para pasear, todos totalmente gratuitos salvo el Museo Copto, que también es muy interesante de visitar, entre ellos:

El Cementerio Griego

El primer lugar que nos deja el taxi, tras un control exhaustivo previo de seguridad de la policía egipcia, es el cementerio griego. Es bastante llamativo e interesante en lo cultural ya que no siempre se puede ver un cementerio ortodoxo. Actualmente, prácticamente la presencia griega en Egipto es inexistente pero no obstante, hay una gran concienciación del gobierno heleno para no perder dichos monumentos y vínculos históricos.






En uno de los laterales de dicho cementerio, hay una pequeña iglesia muy recomendable para visitar.





Iglesia de San Jorge

Justo al lado del anterior cementerio, se encuentra la Iglesia de San Jorge, de una belleza notable.





La iglesia data del siglo X (o anterior, probablemente al siglo VII). La estructura actual fue reconstruida tras el incendio de 1904. Se trata de un templo dedicado a San Jorge y la residencia del Patriarca de Alejandría. Cerca hay también un monasterio de mujeres, de la Iglesia copta. En este templo se encuentra un pozo subterráneo en donde según la tradición toda la Sagrada Familia bebió agua. 

La Iglesia Colgante 

También conocida como la Iglesia Copta de Santa María la Virgen, dicho nombre le viene por estar situada sobre una de las puertas de la Fortaleza de Babilonia, una fortaleza romana. Los primeros viajeros la llamaron "la Iglesia de la Escalinata" porque hay que subir 29 escalones para entrar en ella. El nivel del suelo ha subido seis metros desde la época romana, de modo que la torre está en su mayor parte enterrada, por lo que no se aprecia tanto la posición elevada de la iglesia.




La entrada desde la calle se hace por unas puertas de hierro bajo un arco apuntado de piedra. La fachada decimonónica con campanarios gemelos se ve al pasar un estrecho patio decorado con motivos bíblicos modernos. Subiendo las escaleras y pasando la entrada hay otro pequeño patio que conduce al pórtico exterior del siglo XI. 

En el interior de dicha iglesia, no se podían sacar fotos.

Museo Copto

Es el único lugar de pago de dicho barrio copto y el precio es de 100 LE (unos 5 euros), teniendo que pagar un extra por sacar fotografías de 50 LE (unos 2,5 euros). Pese a que haya que pagar, su visita es muy recomendable ya que aparte de darnos una idea de la historia de Egipto, principalmente enfocado en el arte copto (entre los años 300 y 1000) también el museo como sus patios interiores tienen una estructura y arquitectura muy interesante.







El museo fue fundado en 1910 y contiene diferentes piezas de arquitectura, objetos de marfil, iconos y papiros todos ellos de factura cóptica. Se encuentran en el museo los célebres Manuscritos de Nag Hammadi.






Y aquí termina este segundo post sobre lugares a visitar en El Cairo. En el próximo hablaremos de, quizá, el lugar más visitado en dicho país, las Pirámides de Gizah y también, unas no tan conocidas, pero quizá que nos impresionó más por su poca fama, las de Saqqara.




No hay comentarios:

Publicar un comentario