miércoles, 21 de octubre de 2020

Viaje a Georgia (XI). Telavi


En un viaje a Georgia, no podía faltar una ruta enológica. Este país, presume de haber sido el descubridor del vino, hace unos 5.000 años y ya no solo se vanagloria de esto sino que además hay una gran cultura social en todo lo relacionado con él. Un ejemplo son sus festivales durante la vendimia o las innumerables ferias que hay a lo largo de su país.

En una tienda de souvenirs de Georgia, no puede faltar una sección dedicada únicamente a este producto. Ello ya da una idea de la importancia tanto etnográfica como cultural y social que representa todo lo vinícola en este país.

Quizá, una de las mejores zonas de producción vinícola de Georgia, sea la región de Kakheti y especialmente su capital, Telavi. Fue ahí donde nos dirigimos mi mujer y yo tras estar una semana en la hermosa Armenia.

Telavi es una agradable ciudad de aproximadamente unos 20.000 habitantes. Al estar situada prácticamente en el centro de un país muy montañoso como es Georgia, es fácil ver impresionantes paisajes, especialmente la cordillera del Gran Cáucaso.

COMO LLEGAR

La ciudad de Telavi se encuentra a unas dos horas aproximadamente de Tbilisi, a través de la carretera  838. Es un recorrido fácil y con una asfalto en buenas condiciones (Ver ruta en Google Maps).

Si se opta por el transporte público entonces recomiendo, al igual que he estado haciendo para los otros posts, recurrir a la información que encontramos en un blog con un buen artículo al respecto (ver link).

DONDE ALOJARSE

Lógicamente, dependerá de si se tiene coche privado o de alquiler para esta decisión. En nuestra caso, al haber alquilado uno, ya nos daba más libertad e independencia del lugar y buscamos uno que estuviera un poco fuera de la ciudad para disfrutar de más naturaleza y que además, tras un largo día de carretera proveniente de Armenia, que tuviera piscina para relajarnos un poco.

Pues tuvimos la grandísima fortuna de encontrar el Hotel Nikala, gestionado por una familia muy agradable y especialmente su cabeza de familia, Nico. Fue una gratísima experiencia ya que las habitaciones estaban muy limpias y la comida era perfecta, con desayunos (incluidos en el precio) enormes.







Sin duda, nunca olvidaremos la estancia en este hotel y con un excepcional precio, de 19 euros la noche, con desayuno incluido.

Todas las comidas las realizamos en este hotel aunque también, en el casco histórico de Telavi, hay restaurantes. Por tanto, el comer y bien, no es aquí un problema.



Precios en laris





QUÉ VER EN TELAVI Y ALREDEDORES

Telavi, aparte de ser un gran centro vinícola, también dispone de interesantes lugares para visitar y en sus cercanías y que comentaré primeramente para finalizar en un pequeño tour por algunas bodegas de la ciudad.


Una ruta sugerida en automóvil, sería la siguiente: 

El casco histórico de Telavi

Telavi es una pequeña ciudad de unos 20.000 habitantes que es famosa por ser la capital de uno de las principales zonas vinícolas del país pero no obstante, conserva su tradicional arquitectura, con ciertas pinceladas germánicas e incluso, típicos arcos árabes.






Su principal zona comercial es la Calle Rustaveli, que un gran tramo de dicha vía es con los muros de la antigua ciudad amurallada de esta ciudad.





El Monasterio Antiguo de Shuamta.

A unos 10 kilómetros (o 15 minutos de trayecto en coche) del casco urbano de Telavi y discurriendo por una carretera de hermosos parajes, se encuentra el Monasterio Viejo de Shuamta.

En estas latitudes de Georgia, ya se nota que el turismo es ínfimo y pudimos disfrutar de este lugar, al igual que otros, en la más absoluta soledad.





Es un monasterio ortodoxo georgiano. El conjunto monástico contiene una basílica del siglo V y dos iglesias abovedadas, ambas del siglo VII. La iglesia en forma de cúpula más grande es similar en tipo y arquitectura al monasterio de Jvari . Todas las iglesias del monasterio están construidas en piedra tallada. Fue abandonado en el siglo XVI. La esposa del rey Lewan II fundó un nuevo monasterio con el nombre de Nuevo Shuamta, que comentamos más abajo. 

La iglesia principal del nuevo monasterio fue construida en ladrillo. Las paredes están decoradas con frescos. Los edificios del monasterio fueron reparados por Erekle II . En 2008, se restauró el antiguo monasterio de Shuamta.





El Monasterio Nuevo de Shuamta

A unos dos kilómetros del anterior monasterio, se encuentra éste y cuando estuvimos mi mujer y yo, se encontraba en obras, y por tanto no pudimos verlo. Estuvimos en Telavi en septiembre de 2019, por tanto, ya es probable que haya finalizado dichas obras y ya sea posible visitarlo.

El monasterio fue fundado a mediados del siglo XVI, después de que el monasterio de Antiguo de Shuamta quedara abandonado. El nuevo monasterio fue fundado por Tinatin, esposa del rey de Kakheti, Levan. Tinatin se convirtió en monja más tarde. Está enterrada en el nuevo monasterio de Shuamta.






Uno de los santuarios más importantes del monasterio de la Nueva Shuamta es el Icono de Santa María de Khakhuli. Estaba ubicado en el lado derecho del iconostasio del templo. El rostro de la Virgen María, que es el tipo de hodegetria, está decorado con oro y piedras preciosas (turquesa, diamante, perlas). En la parte posterior del icono hay 44 partículas sagradas. Hoy en día, este icono se guarda en la tesorería del Museo Estatal de Arte de Georgia.

El Monasterio de Ikalto.

Es un de las principales atracciones de Telavi y muy recomendable de ver por sus increíbles pinturas. Está situado a unos 10 kilómetros de la ciudad.

El monasterio fue fundado en el siglo VI por San Zenón, uno de los padres asirios, que fue enterrado en el propio monasterio. Era conocido como uno de los centros cultural-escolares más importantes de Georgia. Según la leyenda, Arsen de Ikalto (siglos XI-XII) con la ayuda del monasterio y bajo el reinado de David IV de Georgia colaboró en la fundación de la Academia de Ikalto, de la que fue su primer rector. El legado de Arsen Ikalto todavía no se ha publicado íntegro científicamente.





Hay tres iglesias en los terrenos del complejo del monasterio. La iglesia principal, Khvtaeba (Espíritu Santo), se construyó entre los siglos VIII y IX en el sitio de una iglesia más antigua —en la que se había enterrado san Zenón—.La pequeña iglesia de la Trinidad, en la que, a pesar de la reorganización completa, sigue siendo parte de la iglesia abovedada del siglo VI y la iglesia de la Virgen María, perteneciente a los siglos XII y XIII.





El Monasterio de Alaverdi

Ya a unos 20 kilómetros (o 30 minutos en coche) de Telavi, se encuentra el Monasterio de Alaverdi, muy recomendable de ver por su belleza y majestuosidad.





El monasterio fue fundado por el monje asirio Joseph (Yoseb, Amba) Alaverdeli, que vino de Antioquía y se instaló en Alaverdi, entonces un pequeño pueblo y antiguo centro religioso pagano dedicado a la Luna. Con una altura de más de 55 metros, la catedral de Alaverdi fue el edificio religioso más alto de Georgia, hasta la construcción de la Catedral de la Santísima Trinidad de Tbilisi , que fue consagrada en 2004. Sin embargo, su tamaño total es más pequeño que la catedral de Svetitskhoveli en Mtskheta . El monasterio es el centro de la celebración religiosa anual de Alaverdoba . Situado en el corazón de la región vinícola más antigua del mundo, los monjes también elaboran su propio vino, conocido como bodega del Monasterio de Alaverdi.





Justo a la salida de dicho monasterio, al lado del aparcamiento, hay una pequeña terraza cafetería, muy recomendable tras haber finalizado la ruta por todos estos monasterios  que hemos comentado y que perfectamente se pueden ver todos en una mañana.

Visita a algunas bodegas de Telavi

Una mañana de nuestra estancia en Telavi, la dedicamos a visitar algunas bodegas para llevarnos algún vino para degustarlo en nuestro país actual de residencia, China.

A lo largo de la ciudad de Telavi, y también en sus alrededores, es muy común ver carteles de bódegas donde podremos entrar y, la mayoría de las veces, degustar algún vino. Lógicamente, todo eso se enfoca a vender posteriormente una botella. Pero por el carácter afable del georginano, uno es totalmente libre de si quiere comprar o no, no se coacciona o se ponen pesados los vendedores presionando para realizar una compra.

Hay muchas bodegas pero algunas famosas son por ejemplo la de Vaziani, situada en la calle Mshvidoba  42 (ver ubicación en Google Maps). Las instalaciones están bien cuidadas, lógicamente para incitar a la visita de los turistas. Ahí compramos dos botellas de vino, que durante la cata vimos que estaba bastante bien. Si desea más información, puede visitar su página web.





En la carretera 842, hay también un gran número de de bodegas, fácilmente visibles por sus carteles (ver ubicación en Google Maps).






Y aquí termina nuestra crónica de esta región de Georgia, famosa por sus caldos y también con muchos lugares históricos interesantes para ver. En el fondo, un pequeño resumen de la conjunción de muchos atractivos que tiene este país en un, la gran mayoría de las veces, reducido espacio.

Otros posts sobre Georgia en este blog:






No hay comentarios:

Publicar un comentario