miércoles, 26 de diciembre de 2018

Resumen del año 2018 y expectativas para 2019.

Como es tradicional en cualquier blog de viajes a final de año, este último post del 2018, lo dedico a hacer un pequeño resumen de lo que han sido nuestros viajes durante este año que se va y también, unas expectativas para el próximo 2019.

Nuestros viajes este año lo empezamos pronto, para huir del frío de Pekín, que puede llegar a temperaturas de hasta 15 grados bajo cero. Así, ya una vez transcurridas las fiestas navideñas, en que los precios de los billetes de avión bajan mucho así como la afluencia de turistas, mi mujer y yo realizamos nuestro segundo viaje a Vietnam con dos destinos. Por un lado, volvimos a visitar a visitar la hermosa Hoi An, Patrimonio de la Humanidad, y la turística y hermosa isla de Phu Quoc, con sus preciosas playas de arena fina y una exuberante naturaleza.


Con este viaje que realizamos a dicho país, y el anterior que fue hace unos cuatro años, prácticamente hemos visitado todo en este impresionante país, con un trágico pasado pero que ahora, se está abriendo camino poco a poco.


Hoi An

Phu Quoc


En este mismo viaje, aprovechamos para visitar la costa de Camboya ya que anteriormente, habíamos estado únicamente en el interior. Pues tan hermoso es una zona como otra y pudimos conocer la costa, aún no masificada afortunadamente, de Sihanoukville y especialmente la preciosa isla de Koh Rong Samloem. También pudimos acercanos a la ciudad de Kampot, una de las ciudades donde la arquitectura colonial francesa aún es visible.


Sihauknoville (Otres Beach)

Koh Rong Samloem

Kampot


Y de este viaje que realizamos en enero, finalizó con una visita a la isla de Taiwán. Otro gran descubrimiento y con una gran combinación de historia, arquitectura y naturaleza que podría ser un destino interesante cuando se visita esta parte lejana del mundo. La visita a este lugar, puede ser un complemento perfecto si se visita Japón o la China continental.


La Torre 101 en Taipei
Y para finalizar el viaje anteriormente comentado, hicimos una pequeña escala en Macau, un pequeño trocito de China que desde 1557 a 1998, perteneció a Portugal y que aún perdura una gran parte del legado luso.


Ruinas de la Catedral de San Pablo, en estado de ruina producida
por un incendio en 1835


Lógicamente, durante nuestra estancia en China, no ha podido faltar visitar algunas ciudades que si no siendo tan turísticas y que suelen estar fuera de los circuitos de viajes, no por ello dejan de merecerlas. China es un país tan grande y con un legado histórico tan inmenso (de hecho es uno de los países del mundo con mayor cantidad de lugares considerados como Patrimonio de la Humanidad) que muchas veces, el turismo se limita a visitar las principales ciudades (Pekín, Shanghai, Xian, etc) pero cuando se vive aquí, como es nuestro caso, tenemos la facilidad y posibilidad de ver lugares como Datong o especialmente Pingyao, uno de los pueblos mejor preservados de China o Tianjin, una ciudad que por su historia reciente, nos hace transportar a la Europa de principios del siglo XX. De estos tres lugares hablo en mi blog y aún tengo pendiente unas entradas para Hohhot (la capital de Mongolia Interior) o Chengde (lugar de veraneo de la corte imperial china).


Pingyao

Un monasterio colgante en las cercanías de Datong

Tianjin


A finales de agosto, mi mujer y yo tuvimos la suerte y oportunidad de visitar la lejana Vladivostok pero en nuestro caso, muy cerca, a tan solo dos horas en avión de Pekín. Otro gran descubrimiento y que seguro que con el paso del tiempo, repetiremos. Cerca de esta ciudad rusa, se encuentra la isla de Popov, un lugar que nos transportará a la Rusia profunda.


Vladivostok

La isla de Popov.


A principios de diciembre, tuvimos la oportunidad de visitar Moscú, que a diferencia de otras veces que habíamos ido, en esta ocasión pudimos disfrutarla de un ambiente totalmente invernal y prenavideño. Sin duda, una maravilla ese gran manto de nieve cubriendo toda la ciudad y especialmente la Plaza Roja.


Moscú totalmente nevada


Y por supuesto, descubriendo lugares nuevos lugares en esta gran ciudad que es Pekín y ver que no todo en esta urbe se limita prácticamente a la Ciudad Prohibida y a las afueras, la Gran Muralla China. Esta ciudad es una conjunción de la historia viva de este país pero también una ebullición de nuevas tendencias artísticas y arquitectónicas, que la están convirtiendo en un referente mundial.


Tiananmen de noche, en Pekín

Y, por supuesto, nunca puede faltar un viaje a nuestra tierra, la isla de Gran Canaria (España), catalogada por muchas revistas de viajes como el mejor clima del mundo y de eso, estén totalmente seguros. Estar la gran mayoría del año con temperaturas entre 20 y 25 grados, pocos lugares pueden presumir de eso. En estos dos posts, te dejo lo que no debes perderte de esta isla, que con tan solo unos 1.500 kilómetros cuadrados, muchas veces se le llama "un continente en miniatura". Parte 1 y parte 2.


Una pequeña muestra de la hermosa naturaleza de Gran Canaria


Con respecto a las previsiones para el año 2019, para mediados de enero tenemos un viaje para conocer una de las culturas más milenarias e históricas que hay, la egipcia. Nuestro viaje nos llevará desde el caótico Cairo, pasando por la nostálgica y decadente Alejandría y como no, los principales lugares arqueológicos de dicho país, Luxor y Asuán. Así también, y para recargar pilas para afrontar el frío invierno de Pekín, algunos días de playas en el Mar Rojo, concretamente en Hurghada. En dicho país, estaremos un mes.

Ya, para más adelante, por supuesto visitaremos algunas ciudades históricas chinas cercanas a Pekín y con respecto a otro gran viaje, ahí está nuestro dilema, si aprovechando que estamos en China y con la facilidad para viajar, de realizar un gran viaje a China que incluiría Manchuria (al norte del país) y la parte central, concretamente la región de Jiangsu y Zhejiang, donde se encuentran quizá la mayor concentración lugares históricos y con una belleza inconmensurable de esta gran nación, con un tamaño casi 20 veces más grande que España. También, y muy a tener en cuenta, la ciudad de Xiamen, que empieza a sonar como un referente en lugares a visitar en este país.

O quizá, otra opción, podría ser realizar un gran viaje por la Rusia asiática, debido a la relativa cercanía con la que estamos ahora. Ese viaje podría incluir Irkutsk, el Lago Baikal, la península de Kamchatka, Kabharov y probablemente, repetir Vladivostok debido a los múltiples vuelos diarios que hay con Pekín. Lógicamente, en este viaje incluiríamos un tour por Mongolia, con sus hermosas estepas y conocer ese estilo de vida tan apasionante como duro, para los ojos y comodidades de un occidental.

Ya todo se verá….

No hay comentarios:

Publicar un comentario