miércoles, 13 de junio de 2018

Escapadas en China (II). Pingyao

Si se desea ver un pueblo que relativamente mantiene intacta la antigua arquitectura tradicional china, una opción muy interesante es Pingyao (en la región de Shanxi) y a tan solo unas cuatro horas en tren rápido desde Pekín y a medio camino entre esta ciudad y Xian, la ciudad donde se pueden ver los famosos soldados de terracota.

Sinceramente, Pingyao nos sorprendió muy positivamente a mi mujer y a mí. Acostumbrado un poco a las grandes aglomeraciones chinas y a veces, a sus reconstruidos monumentos, en esta ciudad pudimos observar que una gran parte del pueblo, aún permanece como en sus orígenes junto con una zona que está rehabilitada y ya más enfocada al turismo de masas.



COMO LLEGAR A PINGYAO

La mejor forma de llegar a Pingyao es en tren rápido. Hay que tener en cuenta que si se accede de esta forma (principalmente de Xian y Pekín), la estación se encuentra a unos 20 kms.  del pueblo y posteriormente habrá que coger un taxi, que hay que regatear aunque no se debería dar más de 30 yuanes (sobre unos 4 euros). Los precios del tren desde Pekín, oscilan sobre los 25 euros el trayecto, que tratándose de un tren rápido (sobre 300 km/h) para un trayecto de cuatro horas, no está relativamente mal comparado con los precios del AVE en España.


Cabina de segunda clase de un tren rápido en China
Si por el contrario, se accede con un tren regional (por ejemplo si llega desde la ciudad de Datong, muy recomendable y que hablaremos en otro post), la estación se encuentra a un kilómetro aproximadamente de la parte amurallada (la que comentaremos en este post) de Pingyao y el recorrido, si no se llevan maletas grandes, perfectamente se puede hacer andando o incluso acordando con el hotel la llegada, que muchos de ellos ofrecen el traslado gratuito desde esta estación.


Estación de trenes regionales de Pingyao


Típico vagón de un tren regional en China


Para comprar tickets de trenes o consultar horarios de trenes chinos, y además en español, sin duda la web CTrip es la mejor.


Aquí pongo un mapa de Pingyao:





Si por el contrario, prefiere el avión, las opciones son más complicadas ya que Pingyao carece de aeropuerto y habría que venir desde el de Taiyuan, situado a unos 100 kms. Por tanto, es una opción que tal vez no interese mucho.

DONDE ALOJARSE

Toda la parte de Pingyao que está dentro de la zona amurallada, tiene como peculiaridad que está basada en la arquitectura tradicional china, que para hacernos una idea, consta de un gran patio central y alrededor de éste, se encuentran los aposentos, ahora convertidos en habitaciones de hoteles.

Mi mujer y yo, nos alojamos en el Chengruihan Hotel Pingyao, que estaba muy bien situado y además incluía el desayuno. Bien es cierto que éste era en plan chino (arroz, sopa, pan al vapor, etc) pero bueno, al menos, uno podía salir bien comido y ya tirar todo el día o hacer un pequeño tentempié al mediodía. El personal, algo limitado en inglés (aunque eso ocurre en la gran mayoría del país), se esforzaba por entender a los huéspedes. La habitación vale sobre los 35 euros aunque preguntando por otros lugares similares, veíamos que se puede conseguir habitación en Pingyao para dos personas por unos 12 euros en total (100 yuanes).


Nuestra habitación en dicho hotel



Patio principal del hotel



Booking.com


DONDE COMER

La oferta, en general, en Pingyao es bastante amplia y se puede encontrar precios de todos los tipos. Normalmente, en China, de media una persona puede tener un buen almuerzo por unos 7 u 8 euros, cerveza incluida. 







En Pingyao, hay una especialidad, concretamente hecha con carne de vaca y es tan famosa que hasta tiene su propio museo, el Pingyao Beef Museum, situado en la Calle Norte (North Street). Independientemente de la atracción que podemos tener por esta especialidad, el museo es muy recomendable visitarlo ya que también se puede ver un poco la historia de Pingyao y es totalmente gratuito.


















COMO VISITAR PINGYAO

A la hora de visitar esta ciudad, que lo que más interesa es su parte amurallada, es como afrontarlo.

Es una ciudad que no se necesita absolutamente para nada el transporte público ya que andar por ella es una delicia y las distancias entre sí, no son grandes.

Dentro de la zona amurallada, tendremos la parte turística, principalmente representada en la Calle Sur, donde se encuentran la gran mayoría de restaurantes y tiendas de souvenirs y antigüedades. 













Pero realmente el encanto de esta ciudad, al menos para nosotros, fue salir de esas pocas calles comerciales y adentrarse realmente en la magia y el embrujo de una urbe casi anclada en el tiempo y ver esas casas y mansiones, que algunas datan de 400 años sin haberse modificado prácticamente nada.






















Una opción, también muy recomendable ya que así podremos tener una mejor visión de la ciudad, es alquilarse una bicicleta pero si es una moto eléctrica mucho mejor ya que nos cansaremos menos. El precio es de unos 30 yuanes diarios (sobre cuatro euros). Hay tanto recoveco en esta ciudad que uno nunca se cansa de ir de un lado a otro.


Motos eléctricas de alquiler en Pingyao


Mi mujer y yo estuvimos tres días pero hubiéramos estado algunos más. De hecho, por su relativa cercanía con Pekín, para un puente largo o algunos días de vacaciones, lo tendremos en cuenta ya que Pekín, en muchos aspectos, se está occidentalizando mucho y está perdiendo ese encanto de vivir en un país con una cultura milenaria como es la china.

La Oficina de Turismo, vende un ticket por 120 yuanes (unos 15 euros) que permiten entrar a ciertos lugares. Nosotros no lo compramos ya que una gran parte de las mansiones antiguas, se han convertido en hoteles y bastaba con entrar allí y verlo.

Cuanto más nos alejemos del centro neurálgico del pueblo y más cerca estemos de la muralla que bordea la parte antigua de la ciudad, más antiguas y auténticas serán las construcciones.

Si se sale de la zona amurallada por alguna de las puertas, accederemos a la parte nueva de la ciudad. Pero todo en la gran mayoría del perímetro de la muralla, hay zonas peatonales y de bicicletas con unos jardines muy bonitos. Muy recomendable a la hora del atardecer el coincidir en esa zona.









Por la noche, conviene mucho pasearse por la Calle Sur ya que la gran mayoría de casas y tiendas, están adornadas con faroles de color rojo, dando la sensación de vivir una experiencia en el tiempo de la China imperial.













No hay comentarios:

Publicar un comentario