miércoles, 24 de abril de 2019

Escapadas en China (VI). Shenyang.

En este post, hablaremos de la ciudad de Shenyang (región de Liaoning, históricamente una parte de Manchuria), situada a unas cinco horas en tren rápido de Pekín y un destino bastante interesante para conocer gran parte de la historia de China, origen de la última dinastía que reinó en este país, la Qing (desde 1644 hasta 1911), así como ser el punto donde se desencadenó la guerra contra Japón en 1931 y que duraría hasta 1945.

Si dispone de varios días en China y no se quiere alejar muy lejos de la capital, Pekín, esta ciudad será sin duda una buena opción.

Si desea visitar esta urbe, tenga en cuenta que las temperaturas durante invierno, son muy frías, rozando los 20 bajo cero. Tal vez, una buena época sean los meses comprendidos entre abril y septiembre.



DATOS DE SHENYANG

Shenyang está en la región de Liaoning, al noreste de China. Tiene una población que ronda que en su núcleo urbano los 6,1 millones de habitantes y en el conjunto de su municipalidad, los 8 millones. Cuando hablamos del censo de muchas ciudades chinas, llegamos muchas veces a cantidades escandalosas para los estándares a los que estamos habituados.



COMO LLEGAR

Quizá, la mejor opción desde Pekín, sea en tren rápido, que tarda unas cinco horas por trayecto y con un precio aproximado de unos 54 euros i/v aunque si va a visitar Shenyang, la región histórica en la que está situada, Manchuria, también tiene otras ciudades interesantes como Changchun, Harbin, Dandong o Dalian.

Un tren muy recomendable es el D17, que sale de la estación de Pekín (la más cercana a Tiananmen) a las 9:15 y llega a la central de Shenyang a las 14:17. Siempre que pueda, evite estaciones que indique algún punto cardinal ya que normalmente suelen estar muy lejos del centro urbano.

Fachada de la estación central de Shenyang

Interior de la Estación de Shenyang


Tren rápido típico en China

Interior de un vagón de 2º clase de un tren rápido


Una pequeña muestra de lo que nos encontraremos en esta ciudad, ya lo podemos ver en los alrededores de la estación de trenes, con mucha arquitectura de principios del siglo XX.




Para ver horarios, se pueden observar en la web www.trip.com y también le indico un post que realicé en su momento sobre consejos útiles para viajar en tren por China (ver enlace).

DONDE ALOJARSE

La oferta de alojamiento en Shenyang es amplia y en relación calidad-precio, mucho mejor que otras ciudades muy turísticas de China como Pekín, Shanghái o Hong-Kong.

En las dos noches que estuvimos en esta ciudad, mi mujer y yo nos alojamos en el Somerset Heping Shenyang. Más que un hotel, era un apartotel que nos gustó bastante ya que aparte del mayor tamaño de los aposentos, daba la sensación de estar más en una casa que en una habitación de hotel.

Además, la ubicación era ideal porque desde la estación de trenes, la distancia era de 10 minutos caminando y así mismo, en los alrededores había una gran cantidad de restaurantes y un gran supermercado. La céntrica calle peatonal Taiyuan estaba a unos 50 metros de distancia.



El precio, fue de unos 43 euros por noche para un apartamento de una habitación pero también dispone de estancias más grandes.

Aquí pongo algunas fotos.

Vistas del salón, adjunto a la cocina

Vistas de la cocina

Habitación principal

Vistas desde el piso 25, el más alto del hotel



Justo enfrente de dicho hotel, estaba la oficina principal de correos de la ciudad. Como curiosidad, indicar que dentro hay una pequeña exposición que nos da una idea de la historia y principales lugares a visitar en Shenyang. Obviamente, la entrada es gratuita.

Fachada de la oficina de correos




COMO MOVERSE

Shenyang es una ciudad de seis millones de habitantes que aunque en ningún momento diera esa sensación de personas por su agobio, si lo daba en lo referente a las distancias que hay entre los principales lugares a visitar. De ahí, que para trasladarse de un lugar a otro, haga falta un medio de transporte y por comodidad y rapidez, lo más idóneo sea el taxi. Asimismo, indicar que en esta ciudad también funcional la app Didi (el UBER de China).

Los taxis en China son mucho más baratos que en Europa, incluso en las principales urbes como Pekín o Shanghái. Tratándose de otras ciudades, aún son más y las carreras, para el caso de Shenyang muy difícilmente llegan a 20 yuanes (poco menos de 3 euros) para un trayecto de unos 30 minutos de coche.

En lo referente al uso de autobuses, el billete cuesta un yuan (unos 12 cts. de euros). El problema radica que sus carteles están en chino.

Taxi típico de Shenyang

Autobús

Cartel de una parada de bus


QUE VISITAR

Aquí indico una ruta con los principales lugares que visitamos mi mujer y yo, ordenada por orden para una mejor optimización de tiempo.




Parque Beiling

Dicho parque, con una extensión de unos tres millones de metros cuadrados, es el pulmón social de Shenyang y aparte de disfrutar de un hermoso lugar natural, también es un punto muy recomendable ya que en él se encuentra la Zhaoling, la tumba del segundo emperador de la dinastía Qing.

La distancia desde la puerta del parque a este lugar, es de unos 20 minutos.

La entrada al parque en sí, cuesta 10 yuanes pero si se desea visitar la tumba anterior, el precio a pagar es de 50 yuanes.

El horario es de 6:00 a 18:00 entre el 23 de marzo y el 15 de noviembre y entre 8:00 y 17:00, el resto del año.

Algunas fotos del parque.







Algunas fotos del complejo mortuorio del segundo emperador de la dinastía Qing.








Museo del 18 de Septiembre

Al principio de la crónica de este blog, indiqué que esta ciudad, era famosa desgraciadamente por ser el lugar donde se originó la guerra e invasión de Japón, entre 1931 y 1945.

Básicamente la historia indica que los chinos pusieron una bomba el 18 de septiembre de 1931 sobre un tren japonés y que según el gobierno nipón,  a fin de proteger sus intereses comerciales, indicaron que mandarían tropas niponas a territorio chino.






Con el paso del tiempo, se demostró que quien realmente fueron los que pusieron y detonaron la bomba, fueron los japoneses. Básicamente, buscaban un pretexto para entrar en China con alguna excusa.


Foto de Puyi, último emperador de China y
emperador títere de Manchukuo





En el fondo, fue algo similar a lo que ocurrió en Cuba en 1898. Los Estados Unidos culparon a España de poner una bomba en el acorazado Maine y ahí se originó la Guerra de Cuba. Pero finalmente se demostró que fueron los propios norteamericanos los causantes de dicha deflagración.

El museo muestra las atrocidades cometidas por los japoneses durante esos años en territorio chino aunque al final, hay una pequeña sección que los últimos años las relaciones sino-japonesas van actualmente por buen camino y que debe imperar siempre la paz entre ambas naciones.








El horario de visita de dicho museo es de 9:00 a 17:00 del 15 de abril al 15 de octubre y de 9:00 a 16:30, del 16 de octubre al 14 de abril.  La entrada al museo es gratuita, algo muy generalizado en este tipo de museos que invocan a la época de la invasión japonesa.

Palacio Imperial de Shenyang

Si hay una joya arquitectónica e histórica en Shenyang esa corresponde, sin duda, a su palacio imperial y es junto a la Ciudad Prohibida de Pekín, uno de los dos mejores palacios imperiales que mejor se preservan. Es Patrimonio de la Humanidad desde 2004

En lo referente a su arquitectura, integra elementos Han, Man y mongoles. Consta de 300 habitaciones. Su construcción empezó en el siglo XVI y fue la residencia de los reyes manchúes hasta que éstos llegaron al poder en Pekín, en 1644, tras derrocar a la anterior, la Ming.








Su visita puede rondar las dos horas aproximadamente. El horario es de 8:30 a 17:30 del 10 de abril al 10 de octubre y de 9:00 a 16:30, del 11 de octubre al 9 de abril. Indicar que los lunes, salvo julio y agosto que tiene el horario anterior, abre a partir de las 13:00 horas.







El precio del ticket es de 60 yuanes (unos 8 euros).

La antigua residencia de Zhao Xueilang

Muy cerca del anterior lugar comentado, a unos 10 minutos caminando, se encuentra la antigua residencia de Zhao Xueilang (1901-2001), un héroe chino que luchó contra los japoneses.

Tiene una superficie de 36.000 metros cuadrados y fue construida en 1914. Es una combinación de diferentes estilos, que van desde el chino al occidental, que se estilaba en muchas ciudades de China a principios del siglo XX (un claro ejemplo es Tianjin).









Junto con el ticket para acceder a este lugar, cuyo precio es de 60 yuanes, también se puede visitar la antigua residencia de Zhaoyidi, que no es nada reseñable.








Pero lo que si es muy recomendable, es el Museo de las Finanzas de Shenyang, un gran museo que cuenta la historia financiera de este país y además de una forma muy amena y con muñecos de cera con una realidad tan perfecta que nos hará transportarnos a los años 20. Asimiismo, también tiene una gran cantidad de salas de exposiciones que van desde antiguos sistemas de contabilidad a billetes de otros países, entre ellos nuestras queridas pesetas.






Nuestras queridas pesetas


La calle peatonal de Taiyuan

Si se opta por un paseo y lugares para comer, una zona interesante puede ser dicha calle. Además, se encuentra justo al lado del hotel que habíamos comentado anteriormente y por tanto, una parada recomedable para la vuelta al hotel.






En esta misma calle, hay un callejón perpendicular cubierto de una gran carpa donde hay numerosos puestos de comida callejera. 







La Plaza Zhongshan

Dicha plaza, tiene una gran escultura de Mao Zedong, el padre ideológico y primer presidente de la República Popular China.






En esa misma plaza, se puede visitar el antiguo Hotel Yamato, actualmente conocido como Hotel Liaoning. Aunque no se aloje en él, es muy recomendable su visita en el hall y alrededores ya que su decoración, nos evocará a épocas pasadas. También tiene la opción de tomar algo o comer en dicho establecimiento.


Fachada de dicho hotel

Algunas fotos de su planta baja





Aparte de esta plaza, la Calle Zhongshan en si, es bastante interesante ya que en ella, se encuentran una gran cantidad de edificios muy interesantes arquitectónicamente y de estilo de principios del siglo XX.








En esta calle, muy cerca de la plaza comentada anteriormente,se encuentra la Librería Goethe, una auténtica maravilla y muy recomendable para visitar, independientemente si va a comprar un libro o no porque también está la posibilidad de tomarse algo, algo muy común en muchas librerías de China. Y si tampoco quiere tomarse nada para proseguir su camino, no se preocupe porque en Shenyang no abundan mucho los turistas occidentales y será bienvenido y podrá sacar fotos sin ningún problema.


Fachada de dicha librería

Algunas fotos de su interior




Aquí terminan los lugares que visitamos en Shenyang. Fue una ciudad que combinamos con Changchun, de la que hablaremos próximamente, durante nuestras vacaciones de Semana Santa y se nos quedó algunos lugares en el tintero.

Quizá, en lo referente a esta ciudad que hemos comentado, también sería muy recomendable una visita a la tumba Fuling, que es donde está enterrado el primer emperador de la dinastía Qing.



No hay comentarios:

Publicar un comentario