miércoles, 24 de julio de 2019

Escapadas en China (IX). Jimingyi

En los alrededores de Pekín, podremos encontrarnos una gran cantidad de lugares interesantes y que prácticamente no aparecen en ninguna guía y la información en internet, es casi nula.

En esta ocasión hablaremos del pueblo amurallado de Jimingyi, situado a unas dos horas en coche desde la capital china o a dos horas y media en tren.

El origen de este pueblo, data del servicio postal durante la China imperial (hasta 1911) y que debido a la amplia extensión de este país.




UN POCO DE HISTORIA

Las casas de correos desempeñaron un papel esencial en la antigua China cuando la gente montaba caballos para enviar mensajes y documentos oficiales. Debido a que las fortalezas físicas de los caballos eran limitadas, no podían llegar a un destino lejano de una sola vez. Por lo tanto, los carteros debían cambiar de caballo en el camino, y se establecieron estaciones de casas a lo largo de la carretera principal para cambiar de caballo. Más tarde, las estaciones de caballos también funcionaron como hoteles para proporcionar alojamiento y comidas a los funcionarios y hombres de negocios que pasaban, así como casas de correos para transmitir información y correos, y como fortalezas militares para protegerse contra los enemigos. Entre una gran cantidad de casas de correos, Jimingyi fue la más grande a lo largo de las carreteras principales del norte. 

La casa de correos de Jimingyi se estableció por primera vez en 1219 por el emperador Taizu de la dinastía Yuan.(1271-1368) antes de configurar su imperio. En el año dieciocho (1420) durante el Período Yongle de la Dinastía Ming (1368-1644), se convirtió en la casa de correos más grande a lo largo de la carretera de correos del norte, en la que se construyeron oficinas gubernamentales, almacenes, pabellones de ópera y templos. En el octavo año (1472) del período de Chenghua en la dinastía Ming, las murallas de la ciudad se construyeron alrededor de la casa de correos. La muralla de la ciudad fue renovada en el tercer año (1738) durante el reinado del emperador Qianlong en la dinastía Qing (1644-1911). Aunque la casa de correos ha perdido sus funciones originales hoy en día, los turistas todavía pueden tener un vistazo de sus esplendores pasados por los edificios antiguos conservados.

UBICACIÓN DE JIMINGYI

El municipio de Jimingyi se encuentra en el condado de Huailai, Zhangiakou, en la provincia de Hebei, a unos 150 kilómetros de Pekín. Tal vez ahora mismo Zhangiakou no suene mucho pero es donde se encontrará la gran mayoría de las instalaciones al aire libre en los JJOO de Invierno de Pekín 2022.




COMO LLEGAR

Si se dispone de coche, se puede seguir las indicaciones que indica el GPS (ver mapa arriba) pero por desgracia, alquilar un coche en China es una tarea prácticamente imposible así que indicaré como es por tren, quizá el mejor medio para acceder a dicho lugar.

La frecuencia diaria de trenes es muy limitada y los horarios que hay para acceder a Xiahuayuan (la localidad con estación ferroviaria más cercana a Jimingyi) son los siguientes (datos de julio de 2019):

De Pekín a Xiahuayuan:



De Xiahuayuan a Pekín:




Hay que tener en cuenta que para el caso de Pekín, vemos que hay dos estaciones, la Pekín y la Pekín West. Esta última está bastante alejada del centro mientas la llamada estación de Pekín, se encuentra a unos pocos minutos en coche (o incluso caminando) del centro de la ciudad.

En lo referente a reservar, online puede hacerlo a través de www.trip.com. Lo malo de esta web, son sus exageradas comisiones a veces. Si se encuentra en Pekín, lo puede hacer en la propia estación. No obstante, para todo lo referente al uso de trenes en China, en su momento escribí un artículo con algunos consejos.

Para el caso que nos atañe, indicar que los trenes son de tipo lento y que la distribución de los asientos es con persona frente a frente.


Tren tipo lento que va a Xiahuayuan

Interior del vagón


El paisajes que podremos ver durante el viaje es muy precioso y se puede ver lashermosas montañas, junto con numerosos riachuelos, que discurren en paralelo con la vía férrea.







Haciendo un pequeño análisis de los horarios (que son los mismos para todos los días del año), vemos que la opción de ir y volver el mismo día, es relativamente factible cogiendo el primer tren y volviendo con el último pero Jimingyi es un lugar que por su tranquilidad, merece quedarse una noche. Por tanto, es un lugar idóneo para ir el sábado a primera hora y volver el domingo.

Como indicamos anteriormente, la ciudad con estación ferroviaria más próxima a Jimingyi, es Xiahuayuan. Al llegar a este lugar, en las afueras de la estación, habrán taxistas que se ofrecerán a llevarnos a Jimingyi. La tarifa no debería ser superior a 15 yuanes (unos 2 euros).


Interior de la estación de Xiahuayuan

Exterior de la estación de Xiahuayuan
Taxis típicos de Xiahuayuan


Hay que indicar también que Xiahuayuan es una localidad que uno se podría proveer si va ese fin de semana a Jimingyi ya que en esta población, prácticamente no hay tiendas e incluso para cosas elementales, costaba encontrarlos.




Algunas fotos de la localidad de Xiahuayuan






 DONDE ALOJARSE

Si opta por alojarse en Jimingyi, la oferta de alojamiento es muy limitada. Hay que tener en cuenta también que muchos lugares no dejan alojar a extranjeros. En nuestro caso, y por indicaciones de la guía Lonely Planet, nos alojamos en el hostal Baile Kezhan, cuyos número de teléfono es el 13785339336.



El precio fue de 100 yuanes la noche (unos 12 euros) para una habitación con baño privado. Está a unos cien metros de la puerta oeste de la ciudadela de Jimingyi, en la Calle Principal (Main Street, ver mapa abajo).


Fachada del hostal

Nuestra habitación


Cuando fuimos mi mujer y yo, eramos los únicos huéspedes en el hostal. El pueblo durante el día recibe algunos grupos de visitantes pero por la noche, prácticamente es un pueblo fantasma y solo se ven vecinos paseando en lo alto de la muralla.

QUE VISITAR EN JIMINGYI

Jimingyi es una de esas pequeñas ciudades chinas amuralladas que da la sensación de viajar en el tiempo. El acceso a dicho lugar cuesta 40 yuanes (unos cinco euros) e incluye la posibilidad de visitar todos los lugares.

El mapa de la ciudadela es el siguiente:




Aquí relato algunos lugares a visitar:

La Muralla

Dicha muralla (cuyo perímetro total es de unos dos kilómetros) se encuentra abierta todo el día, no hay ningún control como por ejemplo lo había en la ciudad de Pingyao y por tanto, es interesante divisar la ciudad a distintas horas del día, una de ellas especialmente durante el atardecer.






En esta localidad, nos damos cuenta por ejemplo que hay muchos sitios de China que prácticamente son desconocidos pero de una gran belleza y que permite contemplaros prácticamente en la soledad, como tuvimos mi mujer y yo esa posibilidad.






Punto número 8 del mapa, el Templo del Dios de la Literatura (Temple of the God of Literature)

Quizá, este fue uno de los lugares que más nos gustó por su sensación de tranquilidad y la distribución del templo.






Puntos números 2,3 y 4 del mapa.

En una pequeña porción, podemos ver estos tres monumentos distintos unos del otro, desde un teatro callejero hasta el hermoso Templo del rey dragón, pasando por el Salón de Bodhisattva, una reina con claras connotaciones hinduistas.







Punto número 10, el Templo Pudu.

Un templo también muy interesante y que debido a la poca presencia de visitantes en la ciudad, también se puede disfrutar con total relajación y paz.






Punto 16 del mapa, Directing Office (La Oficina de Dirección)

En este punto, se encuentraba en su momento la residencia de la la Familia He, una de las más influyentes de la época y donde durmió incluso una noche la emperatriz Tze Hsi durante su huida de Pekín. Actualmente, está casi en ruina.



Punto 17 del mapa, Post Government Office. (Oficinna postal del gobierno)

Era la oficina principal de correos, donde se hacía la distribución de la correspondencia.






Punto 18 del mapa, Temple of the Goddess of Mount Taisha (Templo de la Diosa del Monta Taisha)

Otro punto relevante de la ciudad, dedicado a la Diosa del Monte Taisha.







Museo de Jimingyi.

Este lugar no está en el mapa pero está justo al lado del templo anteriormente comentado. 

Es muy recomendable su visita ya que aquí nos haremos una idea de la historia tanto de Jimingyi como del antiguo servicio postal chino durante la época imperial.









Está separado en distintas secciones, cada uno de ellos con una temática.






Main Street (la Calle Principal)

Es la principal arteria de la ciudad y también una de las pocas calles donde pueden circular los coches en esta urbe amurallada. En dicha vía, que va desde la Puerta Oeste a la Este, está la vida social del pueblo y un punto importante de el, es el punto 22, una especie de teatro al aire libre.


Punto 22 de mapa

La Puerta Este



La Puerta Oeste, al fondo


Uno de los pocos restaurantes del recinto amurallado


Indicar que durante nuestra visita, el punto 12 el Templo del Dios de la Fortuna, estaba cerrado por obras. En principio, uno de los objetivos de las autoridades locales es rehabilitar esta localidad para hacerla un núcleo turístico.

Pasear y pasear

Pero sin duda, lo que muchas veces también se agradece en estas poblaciones, es la tranquilidad que hay y se percibe cuando se pasea por sus solitarias calles y perderse entre los callejones. También, la posibilidad de hablar con lugareños (en chino, lógicamente) y hacerles levantar una sonrisa. 






La inmigración a las grandes ciudades chinas ha generado que muchos pueblos queden prácticamente deshabitados y tal vez, esas personas mayores, sean probablemente los últimos en habitar dichos pueblos.






Un poco a las afueras de la muralla

A las afueras de la muralla, hay pequeños comercios donde uno se puede abastecer también si ve que no lo encuentra dentro de la ciudadela. Justo en la Puerta Este, al cruzar, hay un pequeño supermercado, donde se puede encontrar lo necesario para un fin de semana.


Foto del exterior de Jimingyi desde la muralla





Y aquí termina nuestra crónica sobre este pequeño trozo de historia de China, la casa de correos de Jimingyi, un lugar que si vives o tienes una escala muy larga en Pekín, te permitirá viajar un poco a la China profunda y rural.




No hay comentarios:

Publicar un comentario