jueves, 2 de mayo de 2019

Escapadas en China (VII). Changchun

Una ciudad importante en la historia reciente de China, es Changchun, en la región de Jilin. En dicha urbe estuvo la capital de la nación llamada Manchukuo, que no fue más que la parte invadida por Japón (entre 1931 y 1945) de Manchuria y cuyo Jefe de Estado, aunque de una forma títere por parte de las autoridades japonesas, fue el último emperador de China, Aisin Gioro Pu-Yi.

Para los aficionados a la vida de este personaje, y conocido mundialmente gracias a la película “El Último Emperador”, de Bernardo Bertolucci, sin duda, Changchun es una parada obligatoria y básicamente ese fue el objetivo que realizamos mi mujer y yo, conocer el Palacio Imperial desde donde se regía dicha “nación”, Manchukuo.

Al ser la capital, también el legado japonés dejó numerosos edificios ministeriales de arquitectura de principios del siglo XX muy interesantes y recomendables para visitar.




Aquí dejo una pequeña guía de Changchun y con algunos lugares interesantes para visitar en ella.

DATOS DE CHANGCHUN

Changchun es la capital de la región de Jilin, en el noreste de China y cuenta con una población de unos seis millones de habitantes. También es la capital del cine chino (una especia de Hollywood) aunque es una fábrica venida a menos. Lo que si ostenta todavía cierta importancia, es que es la capital de la construcción de los automóviles en este país. Una muestra de ella es la gran cantidad de zona habilitada en las cercanías de la ciudad y que se puede observar desde el tren.





COMO LLEGAR 

Probablemente, un recorrido por estas latitudes de China, no se limite únicamente para ver Changchun. Cerca hay algunas ciudades también interesantes, como Harbin (una hora en tren rápido) o Shenyang (en torno a una hora y media, también en tren rápido.

No obstante, si desde Pekín quisiera ir expresamente a Changchun, entonces tendría la posibilidad de ir en tren rápido, que tarda entre seis y siete horas y con un precio a partir de 35 euros por trayecto para un asiento de segunda clase.


Estación de Changchun, al fondo


Una posibilidad también podría ser venir de la ciudad de Shenyang, parar unas horas en Changchun para ver el Palacio Imperial de Manchukuo y proseguir para Harbin.

También está la opción de ir en avión, que son dos horas de vuelo y con un precio que varía, según la época del año, disponibilidad, etc. Haciendo una búsqueda, vi que habían algunas combinaciones por 120 euros i/v. No obstante, siempre debe tenerse en cuenta que aparte de estas dos horas de vuelo, debe también sumar el tiempo previo a estar en el aeropuerto, el traslado a éste, etc. y al final, puede que prácticamente ambas duraciones sean prácticamente las mismas.

Para todo lo referente a viajes dentro de China, tal vez la mejor web sea www.trip.com

DONDE ALOJARSE

Si se va a alojar en Changchun, sin duda la mejor opción es alojarse en la Avenida Ren Min (Ren Min Dajie). En dicha avenida, se encuentra gran parte de la vida social y económica de la ciudad y con una gran cantidad oferta gastronómica y de ocio.




Mi mujer y yo nos alojamos concretamente en el Changchun Jilin Yatai Hotel, de cuatro estrellas y con un precio diario de 50 euros y con desayuno incluido, muy bueno y variado por cierto, con opciones incluso de comida occidental.


Nuestra habitación en dicho hotel

Recepción del hotel

Zona del desayuno, con numerosas opciones


El personal del hotel fue muy gentil y nos permitió hacer el check-out de forma gratuita a las 15:00 horas ya que teníamos el tren de vuelta a Pekín a las 16:00. Además, nos alojamos en el piso número 18, con unas fabulosas vistas sobre la ciudad.





COMO MOVERSE

Moverse por Changchun es fácil. Tiene la opción del autobús por un yuan (unos doce céntimos de euro) aunque desgraciadamente, como en todas las ciudades chinas, hay que saber algo de chino para moverse con dicho transporte. Afortunadamente, está la opción del taxi y en China son baratos, así por ejemplo, una carrera de unos 20 minutos, no suele exceder normalmente los dos euros.


Autobus y taxi típico de Changchun



No obstante, y como indicaré más abajo, es muy recomendable coger la línea de autobús número 66 (también vale un yuan, unos doce céntimos de euro), ya que le ofrecerá un recorrido por la larga Avenida Ren Min, donde podrá observar gran parte de los edificios que en su tiempo, eran los ministerios de Manchukuo.

QUE VISITAR

Hay que tener en cuenta que nuestro principal objetivo, por el poco tiempo que teníamos, era visitar el Palacio Imperial de Manchukuo pero pudimos ver que aparte de este lugar, esta ciudad era muy agradable de pasear y con unos cuantos parques interesantes. Aquí cuento una sugerencia de ruta a seguir:




Palacio Imperial de Manchukuo

Sin duda alguna, la gran atracción de Changchun. En dicho palacio fue donde residió Pu Yi como emperador de Manchukuo, entre 1931 y 1945. Aunque fuera el Jefe de Estado de esta nación que prácticamente sólo reconocía Japón y otros pocos países por interés político y económico, realmente todas las decisiones las tomaba su consejo de ministros, que no eran más que políticos y generales japoneses. De ahí el nombre que se le da a China a esta etapa de su vida, “Puppet Emperor” o “Emperador títere”.

Para entender más sobre este personaje histórico y como comenté anteriormente, quizá la película “El Último Emperador” de Bernardo Bertolucci, y con numerosos Oscars, sea el mejor exponente. También, online, puede consultar la Wikipedia.

Precisamente una de las funciones que tiene actualmente dicho lugar es dar a conocer la vida de Puyi, ya no solo en este período sino a lo largo de su vida. También sirve para dar a conocer los crímenes que realizaron los japoneses en China.








El tiempo de la visita a este palacio, dependerá mucho del interés que se tenga por esta parte de la historia de China, pero fácilmente puede durar entre dos y tres horas.


Fachada principal de dicho palacio





Asimismo, se ha intentado preservar en el palacio como era su mobiliario en aquel entonces, lo que hace que parece que hayamos hecho un viaje en el tiempo.









El precio es de 70 yuanes (unos 9 euros) y el horario de visita es de 8:30 a 17:00, cerrando la taquilla 70 minutos antes del cierre.

Parque Shengli

Dicho parque es uno de los principales pulmones verdes así como un gran centro social de esta ciudad. Los parque en China tienen la singularidad que aparte de su belleza, también es un lugar de encuentro de muchos lugareños, ya no solo para pasear, sino también para bailar, hacer gimnasia, reunirse, etc. Si alguna vez viene a China, no deje de ir a uno de ellos.

La entrada a este parque es gratuita.







Estatua de Mao Zedong en dicho parque


Avenida Ren Min (Ren Min Dajie).

La principal arteria urbana de Changchun es esta avenida. En esta vía, se encuentra la gran mayoría de antiguos ministerios de la época de la dominación nipona en Manchuria e incluso, algunas muestras que serían dignas de estar en un catálogo de la Bauhaus.








A la hora de ver estos edificios, tiene dos opciones: por un lado, caminar por esta amplia avenida y verá que cada pocos metros relativamente, se encontrará con una reliquia, especialmente en la zona del Parque Shengli (comentado anteriormente) o en la Plaza del Pueblo (People Square). La gran mayoría de edificios que bordean dicha plaza, son de la época comentada.


Otra posibilidad, si no desea caminar, es coger el autobús número 66, que cuesta un yuan (unos 12 céntimos de euros). De esta línea, hay buses de un piso y de dos. Lógicamente, conviene coger este último para tener mejor perspectivas.







Si se decanta por este bus, le indico algunos consejos:

Las paradas de los autobuses en China, indican el recorrido a realizar pero el problema es que las paradas están en chino. Para saber si quedan muchas paradas por delante o no (no tendría sentido coger un bus en la que quedara de recorrido una o dos paradas), lo que debe hacer es ver en el cartel, donde hay una pequeña flecha o también, que parada está de un color diferente a las demás. Eso le indicará donde está y las paradas por delante.


Aquí indica que el primer servicio empieza a las 6:00
y termina a las 19:30. 

Aquí vemos que para la línea 66 hay una franja roja en la 9º columna.
A la derecha de dicha columna, indica las paradas restantes.


Si ve que ya tiene bastantes paradas por delante, entonces si compensará coger el bus. En ese caso, para pagar hay dos opciones: o bien con una tarjeta de transportes municipales, como hay en muchas ciudades del mundo pero como probablemente, el uso que haga de dicho transporte sea algo residual, tal vez no le interese calentarse la cabeza sobre dicho ticket y entonces prefiera pagar en efectivo. En ese caso, a la entrada de cada bus, hay una pequeña urna donde se deposita el dinero. Indicar que hay que introducir la cantidad exacta ya que los conductores no tocan el dinero (y por tanto, no dan cambio) y si paga con un billete superior, entonces perderá dicho dinero.

Ya una vez en el autobús, si es de dos pisos, lógicamente suba e intente ponerse lo más delante posible.


Interior de dicho autobús

Forma del autobús de dos pisos


Parque Mudan

Muy cerca de la Plaza del Pueblo y en la misma Avenida Ren Min, se encuentra el Parque Mudan, mucho más pequeño que el Shengli pero que sin embargo, si coindice con la época de la floración (para estas latitudes, sobre mediados de abril), se encontrará con una gran belleza natural. Muy recomendable, sin duda.







Y aquí termina nuestra visita a Changchun, que pese a que teníamos en mente únicamente el Palacio Imperial de Manchukuo, también ofrece otros lugares interesantes y agradables de pasear. Un paseo, que ineludiblemente, está íntimamente ligado a uno de los capítulos más tristes de la historia de China, la invasión japonesa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario