viernes, 27 de diciembre de 2019

Viaje a Hong Kong (I). Consejos prácticos.

A principios de diciembre (año 2019), tuve la oportunidad de estar unos días en Hong Kong. Hacía cinco años que no volvíamos a dicha ciudad y es un lugar que se lo merece. Lógicamente, mi mujer y yo coincidimos en diversas manifestaciones y con un gran impacto mediático en todos los medios de comunicación pero tras estar ahí, nuestra conclusión fue que eso no es Kabul ni Bagdad en el sentido que nuestras vidas no peligraron para nada y que si no se está cerca de dicha zona, en el resto de la ciudad, no solo a nivel turístico no nos enterábamos sino que además, los hongkoneses hacían y hacen su vida de forma normal.

Por eso, si tienen oportunidad de venir a esta urbe, única en muchos aspectos, no deben temer nada y además, así ayudan a la economía local, muy trastocada (casi de muerte) por este asunto.

En este primer post sobre Hong Kong, hablaremos de consejos prácticos a tener en cuenta.




UBICACIÓN Y ALGO DE HISTORIA

Hong Kong se encuentra en el sur de China y por tanto, goza de un clima bastante generoso especialmente en los meses fríos de invierno donde la temperatura no suele bajar de 20 grados.



Sin embargo, en verano, las temperaturas suelen superar los 35 grados y es también, la época de los monzones, con lluvias torrenciales.

Con respecto a la historia, como todos sabemos, fue una colonia inglesa hasta el año 1997. Se supone que hasta 2047, HK tendrá plenas competencias en algunos aspectos, como la fiscalidad o el régimen jurídico. De ahí, las revueltas últimamente, que muchos cambios en la normativa judicial vengan vía Pekín.

Una imagen de la ceremonia de traspaso de Hong Kong, el 1 de
julio de 1997. De manos británicas, pasó a chinas.


La herencia británica en muchos aspectos aún perdura y el inglés sigue siendo idioma oficial y todos la cartelería urbana, se encuentra en dicho idioma. Quizá, ya a nivel de hablarlo la población local, es más difícil e incluso, muchos restaurantes solo ofrecen la carta en chino. Pero bueno, con alguna aplicación móvil de traducción, asunto solucionado.

Carteles en inglés y chino, los idiomas oficiales de Hong Kong


VISADOS

Para ir a HK, no hace falta ningún visado previo para los españoles. Tan solo que el pasaporte tenga una vigencia de seis meses. El visado que se otorga por defecto, tiene una duración de un máximo de 90 días.

Para aquellos que usen HK para visitar también China Continental, deben tener en cuenta en el visado chino, cuantas entradas permite ya que si por ejemplo, nos sacamos un visado de una entrada y por ejemplo, entramos por Pekín, Shanghai, Cantón, etc. al entrar a HK y querer volver China, no podremos. Por tanto, mucho cuidado en ese aspecto ya que en ese caso, necesitaríamos un visado múltiple.

Para más información o posibles modificaciones, muy recomendable ver antes del viaje la información que ofrece el Consulado General de España en Hong Kong.

DINERO

En Hong Kong, la moneda oficial es el dólar hongkonés (HKD), cuyo cambio suele ser 8,5 HKD por euro. Para saber el cambio exacto, una buena recomendación es la web www.xe.com

Indicar que en HK, una buena opción es comprar la tarjeta recargable Octopus. En el mismo aeropuerto, en la zona de llegadas, hay un stand. Esta tarjeta, nos permitirá pagar en muchos establecimientos y sobre todo, pagar en los autobuses sin tener que tener el precio justo del billete.



A la hora de comprar una, el precio es de 50 HKD y con una recarga mínima de 100 HKD, o sea, 150 HKD en total. Posteriormente, se puede recargar en una gran cantidad de tiendas tipo 7 Eleven, que hay muchísimas en HK.

Si al abandonar HK, tiene fondo en dicha tarjeta, en el mismo aeropuerto, al entregar la tarjeta se le devolverá lo sobrante junto con el depósito de 50 HKD que había pagado inicialmente.

Sin duda, para lo referente al uso del transporte público, es lo más cómodo y práctico.

Para sacar dinero con la tarjeta bancaria, no hay ningún problema ya que HK es un gran centro financiero y hay numerosos bancos por todos lados. Incluso las tiendas 24 horas 7 Eleven tienen cajero automático.

COMO LLEGAR

Hay muchas opciones para llegar a Hong Kong.

En lo referente a vía aérea, el aeropuerto (código HKG) es uno de los de más tráfico en el mundo y numerosos vuelos de muchas partes del mundo, llegan a él. Por desgracia, los graves altercados que está sufriendo el territorio, ha hecho que el turismo se haya desmoronado bastante y eso lo pudimos notar  cuando estuvimos allá.




Este aeropuerto es un gran hub para el sureste asiático y también para China, Corea del Sur y Japón. Por tanto, una escala de unos días en Hong Kong, podría ser una buena opción y tal vez, el precio no se incremente mucho. De hecho, las compañías aéreas Cathay Pacific o Hong Kong Airlines, a fin de atraer algo de turismo, ahora mismo están teniendo precios muy bajos y competitivos.

Para llegar del aeropuerto a la ciudad, también hay muchas opciones. La más conocida es el tren expreso que llega hasta la estación Central de Hong Kong (hay otras estaciones menos importantes antes) , en tan solo 24 minutos. El precio es de 115 dólares de Hong Kong (HKD), unos 13 euros, por recorrido.

El problema que tiene este medio es que probablemente haya que coger un autobús o un taxi para llegar al hotel y por tanto, su rapidez, ya se diluiría al tener que coger otro medio de transporte.

Para paliar este problema, hay una gran cantidad de autobuses que parten del aeropuerto y con diferentes rutas. Es probable que alguna de ellas, le deje cerca de su alojamiento. Además, estos autobuses, al igual que la gran mayoría de los de HK, tienen dos pisos y desde el superior, se tienen una vistas inmejorables, muchísimo mejores que el tren, que una gran parte de su recorrido está soterrado.

Vistas desde el piso superior de los autobuses con servicio al aeropuerto



Además, en el interior de dichos autobuses, hay pantallas de información con los principales hoteles cerca de la estación a la que se llega.




Para saber el autobús que más cerca le deja de su lugar deseado, la mejor opción es simulando la ruta con Google Maps y eligiendo la opción de transporte público.

Si desea utilizar el taxi, indicarle que un precio aproximado hasta la financiera de Hong Kong, puede rondar fácilmente los 50 euros. 

Para más información referente al aeropuerto de HK, ver su web oficial.

También, se puede llegar a Hong Kong desde el resto de China en tren rápido. Para precios y horarios, la mejor web es www.trip.com


ALOJAMIENTO

Hong Kong está sufriendo una fuerte crisis turística por los disturbios que se están produciendo en el territorio y eso ha hecho mella en la oferta alojativa, que prácticamente se ha desplomado. Según algunas cifras, el turismo se ha caído más de un 50% y ello se nota en la poca cantidad de turistas que vimos e incluso en su aeropuerto, normalmente muy concurrido y que cuando estuvimos allí para embarcar, lo pudimos notar bastante.



Por eso, si se quiere disfrutar de unos buenos precios, visitar ahora HK es una buena opción. Como había indicado anteriormente, si se quiere evitar estar en la zona problemática, no es recomendable coger alojamiento en una de las principales calles comerciales de la zona de Kowloon, concretamente la Calle Natham y la estación de metro Jordan (ver ubicación). Ahí, por desgracia, es la zona principal de altercados.

Como recomendación, está muy bien el hotel donde nos alojamos mi mujer y yo, concretamente el Best Western Plus, un hotel de cuatro estrellas bien ubicado en una zona tranquila y con los alrededores muy autóctonos.

El precio fue de unos 40 euros para una habitación para dos personas y además, los días que estuvimos, había una oferta que el desayuno valía cinco euros por persona. O sea, que aproximadamente unos 50 euros por día para dos personas, lo cual no está mal. En el precio de los hoteles también se nota la grave crisis turística que está teniendo HK ya que cuando estuvimos hace cinco años, un hotel de tres estrellas, sin desayuno, nos había costado unos 70 euros la noche y peor ubicado que este.

Nuestra habitación en el Hotel Best Western Plus


Las vistas desde nuestra habitación

Y otra vista escalofriante del skyline de HK

La fachada de nuestro hotel.


Cerca de dicho hotel, hay numerosos restaurantes y supermercados. Además, también estaba bien comunicado con muchos puntos de la ciudad. Así, teníamos las paradas de los siguientes autobuses a muy pocos minutos:

  • Bus A10 y A12: Con dirección al aeropuerto.
  • Bus 973: A la parte sur de la isla de Hong Kong, con unos parajes naturales hermosos y playas conocidas como Repulse Bay o Stanley.
  • Bus  91 o 94: Embarcaderos (Pier) para dirigirse a otras islas
  • Bus 970: Para ir a Nathan Road, una de las principales zonas comerciales de Kowloon

COMO MOVERSE POR HONG KONG

Si hay algo que funciona perfectamente en HK, eso es el transporte público y además, es una de las mejores formas de ver el territorio ya que la gran mayoría de los autobuses son de dos pisos y si nos ubicamos en el piso superior delante de todo, la perspectiva es increíble.

Increíbles vistas desde el piso superior del bus




Los precios de los recorridos suelen variar según la distancia. La forma de operar es, usando la tarjeta Octopus que comentamos anteriormente, que cuando nos subimos al bus, pasamos la tarjeta en una máquina ubicada justo al lado del chófer del bus pero lo curioso es que al bajar, no hace falta pasarla por ningún mecanismo. El autobús dispone de una tecnología que detecta automáticamente donde nos bajamos y hace el descuento correspondiente en la tarjeta.


Los autobuses típicos de HK

Algunos buses, si la demanda de viajeros es baja, es de solo
un piso, pero no es la norma generalizada


Además, todos los buses disponen de 30 minutos gratuitos de wifi.

Hong Kong pese a estar actualmente con conflictos, sigue siendo una ciudad segura en el día a día y no hay delitos. Por tanto, no debe haber ningún miedo a coger una línea del autobús al azar y dejarnos en un barrio problemático. 

Asimismo, todas las paradas de buses tienen información sobre la ruta que sigue el bus aunque siendo sincero, hay que conocer muy bien HK para hacernos una idea de por donde irá.




Para saber la ruta que realiza un autobús, una app que yo uso bastante es moovitapp. Es muy interesante ya que entre sus opciones, está la de poner un punto inicial y uno final (tipo Google Maps en el fondo) e indica que transporte público coger. Pero una opción muy buena es poner el número de línea de un bus, un metro, etc. y en un mapa, indicar que ruta hace. Esta app tiene actualizada muchos transportes públicos del mundo, incluidas las principales ciudades de España.

También en HK, al estar formada por un gran número de islas, tiene una gran importancia los barcos, que también se puede pagar con la tarjeta Octopus. La gran mayoría de ellos salen cerca de la estación Central, en HK y es una de las mejores formas, y la más barata, para hacer pequeños recorridos por la hermosa bahía de HK. Olvidese de pagar tours caros porque con estos barcos públicos, un trayecto no cuesta más de 25 céntimos de euro y está disponible las 24 horas para el caso de cruzar los tramos de HK y Kowloon. 




Esta es otra gran atracción turística que también ha sufrido las secuelas de las revueltas y los barcos que utilizamos, estaban vacíos totalmente a diferencia de cuando fuimos hace cinco años, que estaban atiborrados de turistas.

Los famosos ferries que navegan por la bahía de HK,
prácticamente vacíos



También, está la opción del metro aunque en este viaje, no lo usamos. Siendo HK tan espectacular para verla, recorrer una parte de ella bajo tierra, es perderse una parte del espectáculo que es esta ciudad en si.

Otra joya heredada de la época británica, son los tranvías pero al menos que se tenga mucho tiempo y tomárselo tranquilo, no merece mucho la pena por su excesiva lentitud.

Y finalmente, está la opción de los taxis pero a diferencia de otras ciudades de Asia, su tarifa es bastante alta y en cualquier recorrido mínimo, se puede ir fácilmente unos cuatro o cinco euros.

Los famosos taxis rojos de HK

SEGURIDAD

Como había comentado antes, los altercados se encuentran en unos pocos lugares comparados con el tamaño de HK. Básicamente, son en la zona de Nathan Road y Jordan Station. Y si se encuentra en esta zona, como nos ocurrió a nosotros, basta con alejarse y ya está. De hecho, una de las noches que estuvimos en esa zona, unas horas antes de haber una gran revuelta, ya se desplegaban equipos médicos.


En esta zona, la gran mayoría de semáforos y cámaras de vigilancia, estaban destrozadas por los alborotadores.





En el resto de los lugares, salvo algunas pintadas pidiendo más libertad, no notamos nada y la población, hacía su vida normal. Por tanto, no debe temer para nada si va a HK. Yo, sinceramente, me encontraría más inseguro en una gran ciudad europea que ahí.





En los próximos posts hablaremos sobre lugares a visitar en HK, donde haremos especial hincapié en aquellos que no son muy visitados pero que sin duda, son de los que se llevará los mejores recuerdos y ver que en una ciudad, tan asociada a las finanzas, aún haya formas de vida de hace décadas.

Otros posts en este blog sobre Hong Kong:



Otros posts sobre ciudades de China en este blog:




No hay comentarios:

Publicar un comentario