lunes, 9 de noviembre de 2020

Escapadas en China (I). Tianjin, 2º parte.


Tras dos años y medio sin volver a Tianjin, y teniendo esta ciudad a tan solo media hora en tren rápido desde Pekín, tocaba volver a esta sugerente, cosmopolita y hermosa urbe.

El motivo, aparte de los interesantes lugares para ver, fue “huir” de la capital china durante los días de la Fiesta Nacional de este país (primera semana de octubre) ya que entre que muchas calles se encuentran cerradas por seguridad, también, y sobretodo, es la gran cantidad de turistas que vienen a Pekín. Para muchos chinos que en estos últimos años ha alcanzado un cierto status económico, visitar Pekín es su sueño y debido a las pocas vacaciones que hay en este país, pues prácticamente tienen la única opción de hacerlas en estas fiestas o durante el Año Nuevo Chino. El problema del año nuevo (que suele oscilar entre finales de enero y principios de febrero, al ser una fiesta lunar) es que aparte del frío, es más bien una fiesta familiar y de estar en casa, más que de viajar y descubrir nuevos lugares.


Así que, ante este “panorama” y para no irse lejos de Pekín, una buena opción era ir a Tianjin, como hicimos mi mujer y yo y, sin duda, fue una gran elección ya que pudimos disfrutar de atracciones o ver museos que no habíamos visto anteriormente. Aquí te dejo mi post de nuestra primera visita así como de la forma de llegar desde Pekín. 

DONDE ALOJARSE

En esta segunda ocasión, nos alojamos en un hotel muy céntrico. Era más bien un apartotel que ofrecía cocina pero en este país, China, comer en la calle es tan barato hay tanta oferta que no tiene sentido ponerse a cocinar y menos en unas pequeñas vacaciones. Pero si se tiene niños, que requieren de una alimentación especial, puede ser una buena opción.

El alojamiento en cuestión es el Suisse Place Tianjin, ubicado a unos cinco minutos de principal vía peatonal de la ciudad, Binjiang Road, y también muy cerca de otras atracciones turísticas de esta urbe.

LUGARES A VISITAR

Aparte de los indicados en nuestro primer post, los lugares que indicamos a continuación, son bastantes interesantes. Además, debido a la cercanía de muchos de ellos, una gran parte se puede hacer caminando entre un punto y otro, como se ve en este mapa:



Ya, hay otros destinos (los dos últimos que comentaré) que se requeriría de taxis, por su lejanía.

Primeramente vamos a detallar los lugares indicados en el mapa anterior.

Templo Taoísta Dabei

Para llegar a este templo, tal vez la mejor opción sea en taxi, que en esta ciudad son bastantes baratos. Una carrera de media hora no suele costar más de tres euros.

El monasterio fue construido por primera vez en la dinastía Ming, pero ha sido profundamente reconstruido y renovado desde entonces y ahora consiste en el Monasterio Oeste de 1669 y el Monasterio Este de 1940. Es el más grande y más antiguo de la ciudad con una superficie de 10.600 m².

El monasterio fue famoso por contener una reliquia de cráneo de Xuanzang, sin embargo, la reliquia se presentó a la India en 1956 cuando fue llevada a Nalanda , supuestamente por el Dalai Lama , y presentada a la India. La reliquia se encuentra ahora en el Museo de Patna . Y a partir de entonces, el monasterio de la Gran Compasión toma la imagen del Maestro Xuanzang en lugar de los huesos espirituales para la adoración del budista. Hay memoriales para el Maestro Xuanzang y el Maestro Hongyi en el patio este, mientras que el patio oeste se convierte en una oficina para el Palacio de la Reliquia Cultural, el Palacio del Abad y la Asociación Budista de China.Sucursal de Tianjin. 





En el Palacio de la Reliquia Cultural del patio oeste, hay muchas colecciones de todas las dinastías desde el período Wei y Jin, que incluyen cientos de estatuas de Buda que están hechas de varios materiales, desde bronce, hierro, piedra hasta madera.





Sin duda, fue una agradable sorpresa ya que Tianjin tiene fama de ser relativamente reciente pero en su casco histórico, podemos ver auténticas reliquias históricas y arquitectónicas como este templo.

El horario de apertura es de 9:00 a 16:30 y el precio, es de 5 yuanes (unos 60 céntimos de euro). Hay que tener en cuenta que al menos durante nuestra visita, en octubre de 2020, solo se podía pagar la entrada en efectivo, cosa que para los que vivimos en China y acostumbrado al pagar todo con el móvil, pues puede ser una faena ya que en este país, casi nadie lleva dinero. Pero luego vimos que era generalizable en todas las atracciones turísticas de esta ciudad, por tanto, es recomendable llevar algo de dinero suelto.

Asimismo, indicar que en el exterior del complejo, hay varios puestos para comprar incienso o recuerdos religiosos. Si es muy aficionado a ello o, simplemente, para curiosear está bastante bien.




La Noria de Tianjin

Prácticamente al lado del templo anterior y, por su altura de 120 metros, perfectamente visible, se encuentra uno de los iconos de la ciudad, su famosa noria, Durante nuestras primeras horas en Tianjin, nos cogió una buena lluvia y un cielo muy encapotado. Por tanto, no tenía sentido subirse a dicha noria para no ver prácticamente nada.





Si estuviera interesado, indicar que el horario es de 70 yuanes (unos 9 euros) y el horario de apertura, es de 9:30 a 21:30.

El Pabellón Yuhuang.

Siguiendo el mapa de  arriba, y tras cruzar el río y discurrir por éste un pequeño tramo en paralelo, llegaremos a, quizá, la zona más turística de Tianjin, que en su conjunto, se llama “Ancient Culture Street”. Esta calle, imperdible al visitar esta ciudad, ya la comentamos en su momento pero indicamos aquí algunos lugares nuevos que vimos, como es el Pabellón Yunhuang.





El Pabellón Yuhuang (Yuhuang Ge) es el único edificio que se construyó durante la dinastía Ming.(1368-1644) en la ciudad, y es la estructura más antigua de la calle. Desde lo alto del pabellón de dos pisos, los visitantes tienen una vista panorámica de toda la calle. Otro edificio, Tong Qingli (antiguas casas residenciales), construido en 1913 y situado al este de la calle cultural, es el edificio arquitectónico más grande que combina elementos arquitectónicos orientales y occidentales.

El Palacio de la Reina del Cielo

El Templo de la Reina del Cielo fue construido originalmente en 1326 y es uno de los tres únicos templos de Mazu en el mundo (los otros dos son el Templo Fujian Mazu y el Templo Beigang Chaotian en la isla de Taiwán). El Templo de la Reina del Cielo es ahora el Museo Folklórico de Tianjin y muestra muchas artesanías populares y reliquias culturales de la antigüedad.



Pero como habíamos recordado en nuestro primer post sobre los principales lugares a visitar en Tianjin, conviene bien recorrerse esta zona ya que da una sensación de viajar en el tiempo.








Calle Gulou Este

Saliendo de este pequeño laberinto de calles históricas de Tianjin, llegaremos a la Calle Gulou Este. Lo del punto cardinal es muy importante ya que la estandarización de las calles en China suele basarse por los cuatro puntos cardinales y una calle puede diferir de otra totalmente. En este caso, la que nos interesa, es la del Este.

Interesante esta calle a partir de un punto en el que podemos ver casas de baja altura, normalmente de dos pisos, y que nos da la sensación de volver a viajar en el tiempo. La calle es peatonal y a lo largo de ella, hay pequeños puestos ambulantes donde comprar, ya sea artesanía típica de la zona, como souvenirs o comida callejera.





Casi al final de esta calle, se encuentra el Museo Antiguo de Tianjin. Aquí, solamente se podía pagar en efectivo y en ese momento, no teníamos suelto. Es algo generalizable no tener dinero suelto por lo que había comentado arriba. Además, no llevábamos encima la tarjeta de crédito y por tanto, tampoco podíamos extraer dinero de un cajero. Ya al día siguiente, salimos con la tarjeta y nos proveímos con algo de dinero. No obstante, como posteriormente, como comentaré más abajo, fuimos al Museo de Tianjin, un gran referente, pues probablemente lo que no vimos ahí, lo vimos en este.





La Torre del Tambor 

Y justo al final de la Calle Gulou Este, aunque en el fondo, es la gran intersección de todas las calles que llevan este nombre (Gulou en chino significa Torre del Tambor), se encuentra dicha torre.





La torre del tambor de Tianjin se construyó originalmente durante la dinastía Ming (1368-1644), pero fue destruida durante la revolución cultural. Después de ésta, el nuevo gobierno de Tianjin reconstruyó la Torre del Tambor para mostrar respeto por la cultura y la historia de China. La Torre del Tambor fue reconstruida en 2001 y ahora alberga una campana y no tambores.

Esta torre es de tres pisos. La capa de base es una mesa cuadrada construida con ladrillos, ancha en la parte superior y estrecha en la parte inferior. Esta torre tiene cuatro portones de arco, acceso a cuatro calles alrededor. La primera capa está dedicada a Guanyin. Hay una campana de hierro de ciento cincuenta kilos de peso colgada en el segundo piso. La campana tiene un diámetro de 1,4 metros y una altura de 2,3 metros. Pesa alrededor de 1500 kg, conocido como "bell king". El edificio de la torre tiene una superficie de unos 200.000 metros cuadrados.





El acceso a dicha torre es gratuito, salvo al tercer piso, que habría que pagar aunque ya desde el segundo, se divisa buenas vistas, tanto de los alrededores como a unos cuantos kilómetros, donde nos damos cuenta como crecen exponencialmente muchas ciudades chinas, con auténticas moles de edificios de viviendas u oficinas.

Nanshi Cuisine Street (Calle de la Cocina de Nanshi)

Siguiendo nuestro mapa de referencia y tras unos quince minutos caminando, llegamos a un centro cubierto llamado Nanshi Cuisine Street, o Calle de la Cocina de Nanshi. Realmente la visita es prescindible ya que nos dio la sensación que en su tiempo, tendría que ser un lugar muy interesante pero en la actualidad, está venido a menos. Su enfoque es dar a  conocer la gastronomía de esta zona, pero vimos muchos lugares cerrados y los restaurantes que había, no eran nada del otro mundo.





Todos estos lugares arriba, se pueden hacer caminando. Como hemos simulado en el mapa que insertamos, la estimación caminando es de una hora (sin incluir el tiempo dedicado a las visitas)y de forma amena y agradable, transcurriendo gran parte de este recorrido o de forma paralela al río o sobre calles peatonales.

Vistas desde el Río He de noche

Es muy recomendable ver el skyline que nos ofrece Tianjin Una maravilla poder sentarse en los números bancos que hay a lo largo del paseo fluvial y engatusarse con esas vistas. Un buen punto son los alrededores de la estación de trenes (ver ubicación).






Pero, sin duda, cuando cobra más espectacularidad es de noche, y más en noches claras como tuvimos la oportunidad  de disfrutar esos días.








Los dos siguientes lugares, requiere taxi ya que se encuentran el extremo opuesto de la ciudad. 

El Museo de Tianjin

Es un museo muy interesante, que si se tiene tiempo, conviene visitar. Tal vez, si se ha estado en el Museo Nacional de China (situado en la Plaza de Tiananmen, en Pekín) , éste sea prescindible al menos que no se dese profundizar en la historia de Tianjin. Pero como en este nuevo viaje a esta ciudad, teníamos dicho lugar en mente, pues fuimos para allá y nos pareció muy ameno e interesante.





El museo cubre un área de aproximadamente 50,000 metros cuadrados. El estilo arquitectónico único del museo, cuya apariencia se asemeja a la de un cisne extendiendo sus alas, ha significado que se esté convirtiendo rápidamente en uno de los edificios emblemáticos de la ciudad. Está construido para ser un gran lugar moderno para la colección, protección e investigación de reliquias históricas, así como un lugar para la educación, el ocio y el turismo.





El Museo de Tianjin tiene una extensa colección de bellas artes chinas antiguas y exhibiciones sobre la historia de Tianjin. Hay casi 200.000 colecciones de valiosas reliquias y arte histórico y cultural, que incluyen caligrafía, pinturas, artículos de bronce, cerámica, artículos de jade, sellos, piedra de tinta, Jiagu (huesos o caparazones de tortuga con inscripciones de la dinastía Shang), monedas, documentos históricos. y reliquias de la época moderna, arte popular local, etc., entre las que se encuentran cerca de 1000 reliquias culturales de primer nivel. El Museo de Tianjin goza de una gran reputación en el país y en el extranjero por su gran variedad y buena calidad. Se realizarán exposiciones periódicas por turnos.





El horario de dicho museo es de 9:00 a 16:30 y su entrada, es gratuita. Fácilmente, se puede estar dentro de dicho recinto unas dos o tres horas, por la gran cantidad de objetos y salas para ver. Dicho museo se encuentra en el Parque Yinhe (ver ubicación).

Con respecto a este parque, el Parque Yinhe , es muy agradable pasear por el  y más especialmente el día que estuvimos nosotros ahí, que coincidió con un día despejado precioso. 





Al otro lado de dicho parque, está el Centro Comercial Lotte (ver ubicación), por si quisiera comer algo tras finalizar de ver el museo.





Museo Memorial a Zhou Enlai y Deng YIngchao

Este museo se encuentra a unos quince minutos en taxi del anterior (ver ubicación). Como su propio nombre indica, está destinado a conocer (tratándose de China, más bien a ensalzar) la figura de Zhou Enlai y su esposa, Deng Yingchao. Zhou Enlai, fue Primer Ministro de la República Popular China desde el 1 de octubre de 1949 hasta su muerte, el 8 de enero de 1976. Hay que recordar que Mao Tse Tung, era el Jefe del Estado y ostentaba el cargo de Presidente de dicha nación. Para ver más información sobre Zhou Enlai, puede ver su biografía en la Wikipedia.

La figura de Zhou Enlai, quizá fue de las más cuerdas y sensatas durante el período convulso que significó la llamada Revolución Cultural en China, principalmente en el año 1966. Básicamente, esa revolución consistía en destrozar y aniquilar todo lo que se consideraba del antiguo régimen y eso, aparte de personas, también implicaba un impresionante legado cultural artístico. La figura de Zhou Enlai, por ejemplo, fue decisiva para que las enfervorecidas y fanáticas mentes de la Guardia Roja (juventud fanática abducida por las ideas de Mao) no destrozarán lugares como la Ciudad Prohibida de Pekín





Este nefasto período de la reciente historia china es en la actualidad bastante criticado ya incluso dentro de la propia China, como he podido ver en algún museo haciendo alusión a este movimiento.

Ya en la década de los 70, Zhou Enlai fue el que impulsó el acercamiento con los Estados Unidos (vía administración Nixon), que llevaría a este país al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos en 1979, ya con Zhou Enlai y Mao Tse Tung fallecidos, ambos en 1976. En 1979, una "joven" figura china Deng Xiaoping, en un viaje a Washingiton, ratificaría los acuerdos de inicio de relaciones diplomáticos con, en aquel entonces, el Presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter.

Ya en lo referente al museo en sí, pese a girar alrededor de Zhou Enlai, también nos da una idea, lógicamente, de algunos aspectos de la vida en China, que durante su cronología de vida, transcurrió desde un imperio basado en normas feudales, a una guerra con los japonés, para finalmente ser proclamada como una república popular (dictadura comunista), todo ello en menos de 40 años.


El coche oficial de Zhou Enlai, regalo de Stalin



El entorno del Memorial, también es muy agradable, con un hermoso jardín y algún toque de arquitectura tradicional china.





Incluso, en este mismo lugar podemos ver el avión oficial que trasladaba a Zhou Enlai, ya sea al extranjero o a este inmenso país que es China, casi veinte veces más grande que España.



Y aquí termina nuestro post sobre los nuevos lugares que vimos en esta ciudad en este viaje. En el próximo post, hablaremos de una ciudad muy cercana a Tianjin, llamada Binhai, que estaba a ser llamada la Manhattan de China y se quedó en un proyecto. No obstante, si visita Tianjin, sería recomendable una visita porque tiene algunos lugares muy interesantes. Se lo contaremos en el siguiente post.

Otros posts sobre ciudades de China en este blog:

No hay comentarios:

Publicar un comentario